Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 17 de Noviembre de 2018

SE LICITARÁ EN MARZO

El tren a Vaca Muerta no pasará en Bahía por zonas urbanizadas

Por Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

El plan oficial al que tuvo acceso La Nueva. pretende que las formaciones circulen muy cerca del mar. De esta manera no interferirá con el tránsito ni requerirá relocalizaciones de viviendas.

(Bahía Blanca. - 28/10/2018) Así se desprende del proyecto definitivo realizado por el gobierno nacional al que tuvo acceso este diario.

El ramal entre nuestra ciudad (Puerto Galván) y Añelo, en Neuquén, irá pegado a la costa y no interferirá con el tránsito automotor ni exigirá la reubicación de precarias viviendas como se había pensado en un primer momento.

Si bien Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación, dijo días atrás que la vía será licitada antes de fin de año, todo parece indicar que, con suerte, dicho proceso se iniciará en marzo próximo.

En el distrito de Bahía Blanca la traza involucra casi 20 kilómetros y en la mayor parte de ellos implicará la renovación total de rieles, con una inversión de 34 millones de dólares.

Las obras demandarán la concreción de nueve pasos a nivel con barreras automáticas, señalización lumínica y 170 puestos de trabajo directos. Habrá tres obradores en desvío Galván, empalme Aguará y Cerri.



Todo el ramal Bahía Blanca – Vaca Muerta tendrá un plazo de ejecución de cuatro años. El gobierno estima que en 2019 pasará un tren diario, mientras que en 2024 circularán tres y en 2030 seis.

Si bien se especificó que el denominado Tren Norpatagónico correrá a un máximo de 70 kilómetros por hora y en zonas urbananizadas seguramente a paso de hombre, aún no se especificó si esas formaciones tendrán 40, 80 o 110 vagones, con un largo máximo de 1.700 metros.

Por dónde pasará

Pudo saberse que los trenes que lleguen desde Añelo a Bahía Blanca lo harán obviamente por la denominada vía al Neuquén, es decir, viniendo desde Río Colorado ingresarán por Cerri, como se suponía inicialmente.

La diferencia ahora está en que poco antes del frigorífico Villa Olga, en lugar de continuar su paso por la zona urbana los trenes tomarán un ramal nuevo a construir próximo a la costa, entre la ruta 3 sur y la línea de costa.

Para que resulte más gráfico: pasarán por la puerta del balneario Maldonado y por detrás de la refinería de Loma Paraguaya. A partir de allí usarán la misma traza del antiguo Tren de la Marea a partir de la ex estación Loma Paraguaya, rumbo a Galván.



De esta forma, y en una medida que a priori parece muy acertada, se logra no interferir en la trama urbana bahiense.

De hecho esto implica un impacto infinitamente menor al que podría haber generado el paso de largas formaciones ferroviarias por la vía al Neuquén (la que cruza la avenida Colón a la altura de la Lanera San Blas) o por la vía Bahía Blanca Noroeste (la que corre por debajo del Puente Colón).

Algunos interrogantes

En la información oficial se menciona que no será simplemente un tren petrolero destinado a transportar los insumos necesarios para el yacimiento no convencional, por caso arena, cemento, tubos, baritina, cabezales y tubulares.

Y en ese sentido agrega que también servirá para productos regionales como alimento balanceado, productos de retail, de minería o fruta del Alto Valle.

Si bien la nueva traza no genera inconvenientes en el área urbana, su diseño de hecho acentúa la función de posibilitar el crecimiento de los yacimientos neuquinos y del puerto local, aunque no de la ciudad, a la cual no estará vinculado directamente.



Atrás parece haber quedado el sueño de varios especialistas ferroviarios y amantes del tren que vienen bregando desde 2013, cuando empezó a diseñarse el proyecto, de conformar un ramal “para todos” donde no sólo puedan ser atendidas las necesidades de ambas cabeceras (Añelo y Galván), sino de los pueblos y ciudades intermedias.

Descartado su uso para trenes de pasajeros, ahora resta saber si la interacción con las economías regionales se hará efectiva en los hechos, con paradas en todas las estaciones que pueden aportarle carga gracias a una imprescindible complementación con el camión.

Algunos números

--U$s 780 millones. El proyecto contempla una inversión estimada de 780 millones de dólares para intervenir 700 kilómetros de vías, a través del sistema de participación público-privada (PPP). El objetivo principal es impulsar el desarrollo de Vaca Muerta y la sustentabilidad energética, aunque también se menciona el crecimiento de las economías regionales de toda la traza con la reducción a la mitad de los costos logísticos.

--4 años de obras. Las obras tienen un plazo estimado de 4 años Actualmente, la infraestructura de las vías se encuentra deteriorada ya que no recibe inversiones significativas desde hace más de 40 años. Con las obras se crearán 3.000 puestos de trabajo, que brindarán un impulso económico a las comunidades locales durante los cuatro años que duren los trabajos.

--626.000 camiones. Según los cálculos del ministerio de Transporte, en 2030 y sin el tren funcionando como alternativa, circularían un total de 626.000 camiones por año, entre las rutas nacionales 22, 151 y 7 que conectan los 140 kilómetros de distancia entre Roca, en Río Negro, y Añelo, en Neuquén. Por día implicarían grandes congestiones, con filas de hasta 42 km de largo de camiones y velocidades que no superarían los 40 km/h.

Fuente: La Nueva Provincia (Agencia Coronel Suárez)

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257