Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 17 de Noviembre de 2018

Neuquén. Trapitos y vendedores ya chocan con la Policía

POR FRANCISCO CARNESE / carnesef@lmneuquen.com.ar

Denuncian que no los dejan trabajar en los semáforos.

(NEUQUÉN. - 22/10/2018) En lo que va del año, se nota un marcado aumento en la cantidad de vendedores ambulantes en la ciudad, sumados a limpiavidrios y artistas callejeros, lo que también trae aparejada una conflictiva relación con la Policía, que les pide identificación o les exige retirarse del lugar donde están trabajando. A lo largo de Avenida Argentina, en su continuación por Olascoaga y en la mayoría de las calles que cortan la multitrocha de la Ruta 22 cercanas a la zona centro, se puede observar a estos jóvenes que tratan de ganarse algunos pesos en los pocos segundos que les da el semáforo en rojo de una esquina.
PUBLICIDAD





Ricardo es limpiavidrios y comparte su actividad con Harry, que se define como un artista circense. Los dos paran en la esquina de Belgrano y Avenida Argentina. Mientras Ricardo busca que algún automovilista acceda a que le limpie el parabrisas, su compañero prepara un equipo de música y se dispone a hacer un breve número artístico que sea del gusto de la gente para que eso se traduzca en algo de dinero.

Los dos coinciden en que muchas veces la Policía los obliga a irse bajo el argumento de que no pueden realizar esa actividad. Aseguran que ellos no molestan a nadie y que se dirigen con respeto.


“Nos llevamos bien entre nosotros y con los automovilistas. Lo único que pedimos es que nos dejen laburar. Muchas veces la policía hace que tengamos que irnos de acá pero después volvemos porque necesitamos la plata del día”, cuenta Harry, quien aclara que pidió un permiso a la Municipalidad para poder hacer su espectáculo en el Paseo de la Costa pero que todavía no lo obtuvo. “Tuve un trabajo fijo en algún momento pero ahora hago esto porque tengo hijos que mantener y no me queda otra”, dice por su parte Ricardo.

En esa misma esquina, la semana pasada se vivió un momento de mucha tensión cuando la Policía detuvo a un joven que vendía bolsas de residuos. Por los testimonios de otros vendedores ambulantes y limpiavidrios que se encontraban en la misma esquina, los efectivos le requirieron al joven su documento, luego se dio una discusión y finalmente se lo llevaron detenido a una comisaría.

--> La Muni aclara que no interviene
La Municipalidad advirtió que los limpiavidrios o vendedores en los semáforos no son un tema que competa a la ciudad, sino que se trata de “una cuestión de seguridad” de intervención policial. El último antecedente fue el de los lavacoches, por el que sí se sancionó a los conductores que dejaban lavar sus autos.


--> Un problema social que viene con el desempleo
La proliferación de vendedores ambulantes y limpiavidrios en la ciudad durante el último tiempo marca la delicada situación económica que vive la Argentina, más allá de que Neuquén desde sus números macro muestre otra cosa.

La realidad es que, en su mayoría, la gente que trabaja en la calle consultada por este diario son desocupados que en algún momento tuvieron trabajo formal.

En otros casos la venta ambulante ya se transformó en un modo de vida, como ocurre con Héctor, que hace 25 años trabaja vendiendo lo que sea pero en la calle. Su lugar desde hace un buen tiempo es Avenida Olascoaga y Planas y ofrece parasoles y otros productos para el auto. “Este año creció mucho la venta ambulante, hay más competencia”, dice entre risas.

Cuando se lo consulta por la Policía, afirma que sólo “los que se portan mal tienen problemas” y que a él varias veces le han solicitado el DNI, pese a que asegura que los agentes ya lo conocen.

Fuente: La Mañana de Neuquén.

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257