Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 20 de Noviembre de 2018

SOSTIENEN QUE VIOLAN LA LEY NACIONAL DE TRÁNSITO

Catamarca. Prohibieron las "tortuguitas" y deben reemplazar las existentes

Lo dicta la ordenanza que ayer aprobó el Concejo Deliberante, con el respaldo de parte del justicialismo.

(Catamarca. - 21/09/2018) El Concejo Deliberante de la Capital aprobó la prohibición de instalar reductores de velocidad conocidos como "tachas" o "tortuguitas", y ordenó que los existentes sean reemplazados por otros que cumplan con la ley nacional de Tránsito. La propuesta, que no estaba incluida en el orden del día, fue sancionada por la mayoría lograda entre el FCS-Cambiemos y dos concejales del FJV. Ahora, el Ejecutivo debe analizar si respeta esta decisión o veta la nueva ordenanza.

La concejal Alicia Paz (FCS-Cambiemos), autora de la iniciativa, solicitó sorpresivamente que la misma fuera incluida en el temario cuando la sesión ya había iniciado, y la jugada fue favorable porque contó con el respaldo de los concejales Fernando Arias y Antonella Di Cesare, de un justicialismo que además contó con dos votos menos por las ausencias del presidente, Daniel Zelaya, y de su par Ariel Pedemonte.

PUBLICIDAD


inRead invented by Teads
Aunque el presidente del bloque del FJV, Nicolás Zavaleta, explicó que la discusión requiere de un tratamiento más profundo y que es necesario "mejorar en materia de Educación Vial", encabezó la lista de votos en contra de la medida al considerar que debe contemplarse la "situación de emergencia vial de la Capital"; y en sintonía se expresaron Ivana Ibáñez y Maximiliano Mascheroni.

Por su parte, la concejal Paz remarcó que "ningún legislador puede desconocer la normativa existente, y existe una ley nacional que está siendo vulnerada", en alusión a la ley de Tránsito, que establece los requisitos que deben cumplir las llamadas "tachas" y pidió al municipio "ajustarse a derecho". Además, Fernando Navarro aportó que en 2015 el CD ya sancionó una ordenanza que fija los criterios de construcción de los reductores de velocidad, y recordó que en otras oportunidades se giraron comunicaciones al Ejecutivo Municipal para que respete esa norma.

Argumentos "anti-tortuguitas"
Para la concejal Paz, si bien la colocación de estos obstáculos tienen la finalidad disminuir la velocidad de los vehículos para evitar accidentes, "es ilógico que sean generadores de daños a los vehículos y que se constituyan en causas independientes de accidentes específicamente para ciclistas y motociclistas que pueden caer y golpearse". Además, sostuvo que las "tachas" o "tortuguitas" se desgastan y dejan al descubierto los pernos metálicos con los que se instalan, lo que los convierte en una trampa y un factor de riesgo. En ese sentido, detalló que el Anexo "L" del decreto reglamentario N°779/95 de la ley nacional de tránsito establece que este tipo de reductores "en caso de estar anclados a la calzada mediante perno, éste debe formar parte de un solo cuerpo con la cabeza de la tacha y no debe ser metálico".

"Es indispensable revisar las condiciones de los reductores de velocidad instalados en la ciudad, ya que en la mayoría de los casos no logran cumplir el objetivo. Hay vehículos de gran porte que no ven la necesidad de reducir la velocidad para sobrepasar estas tortuguitas, y los autos que sí lo hacen son pasibles de sufrir daños no solo en las cubiertas sino también en el tren delantero y en la carrocería. Además, generan problemas para los vehículos de emergencia y las ambulancias, no solo por la demora sino también por el movimiento que significa para el paciente trasladado", fundamentó.

Defensa del Ejecutivo
Cuando se inició el debate por este proyecto, desde la Administración de Señalización Urbana defendieron el uso de las tachas. Así, explicaron que no implican un motivo de daño para los automóviles "a menos que pasen 200 o 300 por día" sobre estos reductores. Además, explicó que para su instalación se realizan estudios de flujo vehicular, y que se realizan análisis previos para determinar qué tipo de reductor se coloca en cada esquina. Sobre el mantenimiento de los mismos, explicó que las tortuguitas son reemplazadas cada cuatro o cinco meses, y que salvo roturas producidas por algún conductor molesto, o el hecho de que se hunden por el desgaste del asfalto, este tipo de tachas "son eternas".

Costosas
Cada una de las tachas o tortuguitas tiene un costo de $410 con los pernos incluidos. Debe considerarse que hacen falta al menos 30 para instalar una línea de tachas, y que los reductores de velocidad están compuestos por dos, tres o más líneas de estas tachas. Así, en una esquina puede haber entre $24.600 y $49.200, según sea el caso.
Hay otros modelos, que son similares a un lomo de burro, en los que cada pieza cuesta unos $470 en promedio, aunque de estos se utilizan menos para completar el reductor de velocidad.

$25.000

El precio estándar de las tachas si se utilizan 60 en una misma esquina. Cada una cuesta $410 con los pernos incluidos. Otro modelo similar al lomo de burro cuesta $470 por unidad

Fuente: El Ancasti

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257