Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 19 de Noviembre de 2018

Córdoba. La municipal Tamse lleva 4 años sin cobrar subsidios

Por Diego Marconetti

Desde abril de 2014, no recibe los aportes nacionales que sí llegan a las demás empresas . Calculan que se perdieron $ 200 millones. La firma ya presentó la documentación para volver a percibirlos.

(Córdoba. - 01/07/2018)
A principios de mayo de este año, desde la Municipalidad de Córdoba se informó que se estaba trabajando para que las líneas A, B y C del transporte urbano de pasajeros volvieran a recibir subsidios nacionales. Son los recorridos a cargo de Transporte Automotor Municipal Sociedad del Estado (Tamse), que son prestados con trolebuses y ómnibus diésel.

¿Por qué esas líneas no reciben los aportes del Estado nacional? ¿Desde cuándo sucede esta situación? El resto del sistema recibió en todo 2017 unos 140 mil pesos mensuales por ómnibus, lo que sumó 1.495 millones de pesos.

Por el Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sistau), las concesionarias recibieron durante el año pasado 236,7 millones de pesos. Y por Compensaciones Complementarias Provinciales (CCP), 794 millones. El resto fue en gasoil subsidiado.

El titular de Tamse, José Fernández, indicó que “ya está todo presentado” ante la Nación y que esperan que el Ministerio de Transporte resuelva pronto.

La empresa renovó el 65 por ciento de la flota
Esteban Martos es consultor en transporte, fue funcionario de la Municipalidad en la intendencia de Rubén Martí, trabajó en Trolecor y fue parte en los equipos técnicos de Ramón Mestre cuando este fue candidato a intendente en 2011. También asesoró a la bancada radical del Concejo Deliberante. Hoy está formando la Fundación Progresar. Escribió para el Consejo Federal de Inversiones en 2005 un estudio sobre el modelo de distribución de los subsidios al transporte. Asegura que en los últimos cuatro años, la empresa municipal perdió más de 200 millones de pesos en aportes nacionales que debería haber cobrado y que por distintas razones no lo hizo.

Para explicar la situación, hay que remontarse hasta mayo de 2002, cuando se comienzan a otorgar los subsidios nacionales. “En diciembre de 2002, Trolecor recibía el Sistau. Se cobraba en función de recaudación, pasajero y kilómetro. Hoy es por unidades, personal y gasoil”, detalla. En junio de 2004, se municipaliza a través de Tamse. En septiembre de 2008, se comete el primer error: se consignan mal los kilómetros.

“En las planillas de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) pasan en agosto un millón de kilómetros semestrales. Y un mes después, son 165 mil kilómetros”, explica Martos.

“Eso repercute por el sistema de cálculo, provoca una pérdida, pero como esas líneas se promediaban con todas las demás que tenía Tamse en ese entonces, no afectaba demasiado”, detalla. A casi una década, en las planillas de la CNRT aún figuran 164 mil kilómetros semestrales, cuando en el portal de Gobierno Abierto el dato desde 2002 hasta 2017 es de unos dos millones de kilómetros anuales, o un millón semestral.

Hasta septiembre de 2009, los propios concejales radicales habían calculado que la Tamse había dejado de percibir 1,2 millones de pesos. Por esa razón, presentaron una denuncia contra el intendente de entonces, Daniel Giacomino.

“De todos modos no se paga desde hace dos años”, aclara Martos, adelantando los datos.

En julio de 2011, se produce otro gran error, según el consultor. En esa época, el entonces intendente compra 10 ómnibus articulados diésel para sumar a las líneas de trolebuses, pero no se declaran a la Nación. Por esas unidades, se pagó 3,75 millones de dólares.

“No se declara ni el kilometraje, ni la prestación del servicio, ni el pedido para el gasoil”, detalla Martos. “Había que hacer el reclamo para que lo pagaran. Y estaban infringiendo la norma, porque había que declararlos”, añade.

Ya en la gestión de Ramón Mestre, en septiembre de 2013, la mayoría de los servicios de Tamse pasan a Ersa y a Autobuses Santa Fe. La firma municipal mantiene para sí las líneas A, B y C. Con esa situación, el error de 2008 en la declaración de kilómetros toma relevancia, ya que no se podía promediar con el resto de los recorridos. La pérdida calculada por Martos es de 300 mil pesos por mes.

Fuera del sistema

Pero en abril de 2014 Tamse deja directamente de percibir los subsidios nacionales. Situación que no se modificó hasta ahora. Los motivos, según el consultor, fueron por no cumplir con la normativa por tener deudas con Afip o por no haber realizado los aportes y contribuciones patronales. Finalmente, la empresa municipal desapareció del listado de beneficiarias.

“Pero, por ejemplo, en todo este tiempo, la empresa municipal de Rosario, Semtur, vino cobrando ininterrumpidamente los aportes por la línea K de trolebuses”, afirmó Martos.

El cálculo que hace el especialista es que Tamse no percibió unos cinco millones de pesos mensuales, lo que supera ampliamente los 200 millones de pesos.

Hay que recordar que, el año pasado, la Municipalidad tuvo que asistir a la empresa con 228 millones de pesos.

Qué dice Tamse

“Estamos pidiendo subsidios desde hace cuatro años; hubo que completar un montón de cosas. Hoy estaríamos en condiciones, porque todo lo que había que hacer, se hizo”, sintetizó el presidente de Tamse. Fernández, al frente de la firma desde 2015, dijo que desconoce por qué se habían cortado los aportes nacionales.

En 2017, necesitó $ 229 millones

Por su déficit operativo, la Municipalidad debió girar a la empresa de transporte 229 millones de pesos. Este año sería una cifra similar.

Fuente: La Voz del Interior

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257