Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 22 de Septiembre de 2018

El ambicioso plan depende del compromiso de sectores privados.

Proyectan sumar miles de hectáreas bajo riego en la zona de Conesa

ENRIQUE CAMINO

Río Negro firmó un convenio con Nación. El primer paso es que se sumen los productores. Después buscar recursos

(Viedma. - 27/05/2018) Una nueva factibilidad productiva podría asomar en el valle de Negro Muerto, cercano a General Conesa, a partir de la firma de un convenio entre la Provincia de Río Negro y el Ministerio del Interior. La intención es avanzar en un nuevo sistema de riego que a través de los años tenga su impacto sobre la economía y el empleo.

El convenio fue rubricado por el gobernador Alberto Weretilneck y el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartúa. En ese acto participó además el ministro de Economía provincial, Agustín Domingo y el coordinador de Nuevas Áreas Bajo Riego, Marcelo Martín.

Según el acuerdo, el gobierno provincial tendrá la responsabilidad sobre el diseño y construcción de las obras hidráulicas requeridas para la captación, transporte y distribución del agua desde un canal que tendrá la toma en la margen Norte del río Negro. El Gobierno Nacional, en tanto, se compromete a buscar los recursos financieros para la ejecución del proyecto, que se llevará a cabo también con aporte del sector privado.

Las proyecciones estiman regar unas 60.000 hectáreas. Los estudios calculan la generación de unas 500.000 toneladas de alimentos al año y 5.000 puestos de trabajo. Las obras implicarían la construcción de un canal paralelo a la ruta nacional N° 250, distribuciones internas de agua y energía eléctrica y la reparación de una ruta de ripio.

“Se trata de un hito de avance en el proceso definitorio del proyecto de riego más grande de la historia de nuestro país”, remarcó Martín, tras la firma del acuerdo en Buenos Aires. En cuanto al cronograma de tareas, el funcionario detalló a “Río Negro” que en los próximos meses hay que definir algunos convenios específicos para comprometer al sector privado, es decir a los propietarios de las tierras donde está asentado el Valle.

Son una veintena en total. Puntualizó que el Estado nacional avanzará con la gestión de fondos “sólo si el sector privado está dispuesto a comprometerse formalmente en poner esas hectáreas en producción” para lo cual “hace dos años que estamos trabajando en ello”. El compromiso que deberían asumir es un cambio en la trama productiva en virtud de que ese sector dejaría de ser ganadero en forma exclusiva para incorporar –dentro de un enorme potencial de los sistemas– el riego por goteo o pivotes como para producir hortalizas, fardos de pasto o maíz, como para “no tener que seguir comprando alimento para ganado en La Pampa”, indicó Martín. Reveló que “hicimos un sondeo y está madurando” la idea entre los productores, lo cual de 20, podrían ingresar más productores en asociación “en una fuerte apuesta”. Insistió en que habrá modificaciones incluso de administración económica en virtud de que, además, los productores tendrán de devolver el dinero de las obras porque “no deja de ser un crédito por obras, pagar un canon por mantenimiento de la infraestructura de riego o atender otras obligaciones financieras como pagar el impuesto Inmobiliario por un uso distinto del suelo”.

El dato
70
kilómetros de largo por 15 de ancho tiene el valle ubicado sobre la margen norte, a unos seis kilómetros de Conesa.

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257