Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Domingo, 19 de Agosto de 2018

Los puntos críticos de la contaminación en los ríos de la Confluencia

Hace un año Neuquén preguntaba en las calles “¿qué río le vamos a dejar a nuestros hijos?” La temporada del balneario parecía concretar un viejo presagio: el río se había convertido en un inodoro gigante y uno de los balnearios era clausurado por exceso de escherichia coli. Un año más tarde, algunas cosas cambiaron pero los estudios que se realizan en los ríos, no liberan al agua de mierda. Muestran por lo menos 7 puntos críticos (de más de 1.000 millón de partículas por 100 ml ).

(NEUQUÉN - 14/05/2018) El último monitoreo del Programa de calidad de Agua de los Ríos Limay y Neuquén se realizó en enero y febrero. Se tomaron 48 muestras cerca de plantas de tratamiento, zonas donde hay tomas de agua y secciones intermedias. En los resultados aparecen 20 puntos por debajo de las 1.000 millones de partículas cada 100 ml de agua, 6 con entre 1000 y 5000 partículas y un punto rojo que supera los 5000.

En el río Limay, hay dos puntos críticos de más de mil partículas que coinciden con la ubicación de la planta Tronador. El río se ve limpio y puro, pero los análisis de laboratorio, muestran otra realidad.
El río Neuquén a simple vista, se ve más estancado. En sus costas se junta mugre y por el cauce flota basura. Allí hay 4 puntos críticos. Dos están a la altura de la Central Térmica Alto Valle y en Barrio Bocahue, que coinciden con derrames del lado de Cipolletti. Dos más, aparecen aguas abajo de Parque Industrial, en la urbanización Rincón del Río y coinciden con plantas y lugares industriales.

Sobre el río Neuquén, el punto de más de 5000 partículas coincide con la descarga del Canal de los Milicos.

El límite para uso recreacional de esterichia son 200 formadores de colonia por ml (de promedio en 5 análisis), pero una cosa es el uso del agua y la otra la calidad del río. Para la calidad se toma el índice de calidad del agua (ICA) que surge en Estados Unidos (National Sanitation Foundation - NSF) y en la actualidad lo utilizan en muchos países del mundo.

“Es diferente tratar la escherichia aislada. Frente a una toma de agua para una planta de tratamiento para purificarla, lo tolerado son hasta 1.000 partes y en un balneario no puedo pasar de 200. Son bacterias y hay que hacerlo con un desarrollo y análisis químico en laboratorio”, dijo Elías Sapag presidente de la AIC.

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257