Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

UN ESPEJO PARA EL NORTE DE BUENOS AIRES

Pergamino: un polo de oportunidades

Cuatro vecinos cuentan la historia de cómo a partir de una idea lograron generar un cambio en la región a través de una revolución interna.

(Pergamino - 12/04/2018) Nacer, crecer, partir. O seguir. En Pergamino la acción de la vida tiene una línea. Mejor dicho, tenía. Y es que a partir de la iniciativa de un grupo de emprendedores locales la ciudad se transformó en un polo con diferentes oportunidades para sus vecinos y, también, para los habitantes de la región.

Juan Ignacio Etchebehere terminó el colegio y se fue a la capital en busco de un sueño. Pero el camino se hizo largo y luego de quince años, en los que terminó la carrera de relacionista público, decidió emprender un viaje por el mundo que, sin saberlo, lo llevaría nuevamente a su lugar de origen.

Pasó diferentes estaciones en Nueva Zelanda, Europa y Asia hasta que, un día, no lo pensó más y pegó la vuelta. "Cuando volví me encontré con que todos los restoranes tenían la misma oferta: pizzas, pastas y carnes". De ahí nació Casa Bemba, el restaurante cultural que maneja desde hace seis años y que se convirtió en un bastión del arte para la región.

No fue fácil, claro. "Tuvimos que explicarle a la gente que era un guacamole, que las tapas, no eran de nalga. Educamos a la gente para que se anime a vivir algo nuevo", asegura. Y agrega que "siempre escuchaba que Pergamino era un lugar muy chato, que no funcionaba nada. Desde nuestro pequeño aporte impulsamos a gente a hacer cosas. Es un orgullo ver que hoy hay más de cuatro restos de nuestro estilo. Fue un upgrade que hicimos en toda la ciudad. Hoy en Pergamino podés comer de muchas cocinas del mundo".

Eduardo Sarrió tiene un sueño, como el del Diego. Pero en otro rubro. "Quiero ganar la copa argentina y que Pergamino tenga la mejor cerveza del mundo". Y va camino a lograrlo, como primer paso, en la región. Hace dos años y medio comenzó con el hobby de la cerveza artesanal en el garage de la casa y hoy produce 20 mil litros mensuales que comercializa a través de barriles a bares en Colón, San Nicolás, Vedia y hasta Potrero de los Funes, en San Luis. Su historia es interesante. "Como trabajaba de administrativo en una metalúrgica, me dieron permiso para usar el taller. Entonces me iba dos horas antes del ingreso y en dos años me armé un módulo de cocción y un fermentador. Con eso arranqué la fábrica".

En la actualidad Session Beer planea abrir más bocas de expendio para el próximo verano y aumentar la producción a 35 mil litros mensuales. "Pensar que era una persona con dos trabajos. Ahora somos cuatro en la fábrica y doce en el bar". Y es que la cervecería Session Haus también se convirtió en referencia para toda la zona. Desde su apertura, ya se sumaron otros nueve locales con la misma modalidad. "Queremos que crezca el mercado. Pero la manera de crecer es en base a la calidad", finaliza.

Julia Etchebehere fue de las que decidió volver. Y traerse consigo una idea que todavía no estaba desarrollada en Pergamino: el jardín rodante. Hoy está a cargo de Hazia (que en vasco significa semilla). Lo explica: "Se trabajan los contenidos igual que en un jardín maternal, pero en vez de funcionar en un lugar fijo, se realiza en la casa de los nenes que asisten. Una semana en cada una de las casas de los seis. Respetando mucho los tiempos de los nenes. Es más flexible".

Julia es maestra desde hace 15 años, pasó por diferentes experiencias de educación tradicional, pero encontró en esta forma de enseñanza la mejor manera de transmitir. Claro, la orientación está dirigida a un público más de nicho. "Los primeros en asistir vinieron de Capital y después comenzó a ampliarse un poco más con gente de acá. La mayoría viven en una zona de barrios cerrados", asegura.

El caso de Pablo Badía es otro. Logró el cambio desde adentro. Es dueño de Ayres Belleza (la perfumería más instalada de Pergamino, con presencia en el norte de Buenos Aires y en el sur de Santa Fe), pero también está a cargo de ACP, un centro de formación de profesionales de la belleza (peluqueros y manicuras) con el que se asegura el futuro de la empresa. "Nos fuimos modernizando y entendimos que para avanzar era necesario generar. La escuela funciona como un semillero. Creamos nuestra propia clientela".

Pergamino sirve como espejo para otros municipios regionales que buscan generar un cambio y que todavía no lo llevaron a cabo. Una forma de entender cómo llevar adelante una revolución interior.

Fuente: Ámbito

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257