Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 21 de Abril de 2018

CAUDILLOS CON CAUSAS Y EN RETIRADA

Los ex barones del Conurbano, de la nueva vida a la añoranza por volver

Rosario Ayerdi

Othacehé juega al golf y volvió a su estudio jurídico. Curto es guía de su propio museo. Zúccaro viaja, Cariglino, entre la heladería y la cervecería.

(Buenos Aires - 01/04/2018) Durante largos años supieron tener el control de sus territorios y así ser dueños y protagonistas de la política de la provincia de Buenos Aires. En 1983, con el regreso de la democracia, Manuel Quindimil inauguró la era de los “barones del Conurbano” al asumir la intendencia de Lanús, en la que se mantuvo por 24 años. Lo imitaron otros jefes distritales, quienes tuvieron el dominio del populoso conurbano. Sin embargo, muchos de ellos sufrieron duras derrotas. ¿Qué pasó con estos históricos caudillos?
Después de dos años y medio de perder la intendencia que gobernó durante 24 años (1991-2015), a Raúl Othacehé le es difícil encontrar compañeros para jugar al golf. Atrás quedaron las tardes de sábados en las que, siendo jefe comunal, sus amigos, dirigentes y empresarios lo llamaban para encontrarse en el campo. Ahora se lo suele ver solo, incluso días de semana, en la cancha que posee el Golfer’s Country Club, en donde tendría una de las 22 propiedades que investigan en el marco de una causa por supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, fraude y lavado de dinero.

Durante su gestión, supo acumular distintas denuncias por violaciones a los derechos humanos pero fue el año pasado cuando por el avance de los procesos judiciales en su contra, Othacehé prefirió mantenerse al margen de la elección. Cambió las gigantografías en las que promocionaba su gestión por cartelería en la que se publicita como abogado. “Defendemos sus derechos, cumplimos lo que prometemos”, dice el anuncio. A los 72 años, el ex intendente volvió a atender el estudio que abrió en 1974.

MáS NOTICIAS DE POLITICA
La auditoría de casos de corrupción, un as bajo la manga del Gobierno
A pesar del boicot europeo, Macri mantiene su proyecto mundialista
Los familiares que aún buscan a sus caídos
Hugo Curto ganó la primera elección como intendente en 1991 y al igual que Othacehé y Quindimil, se mantuvo 24 años en el palacio municipal de Tres de Febrero. A diferencia de otros derrotados, consiguió tener un buen vínculo con el actual jefe comunal de Cambiemos, Diego Valenzuela. Ahora, el ex intendente pasa sus tardes en la Fundación Amigos de la Causa del Pueblo, en donde instaló su propio museo con los objetos que recolectó durante la gestión y debió sacar de su despacho cuando perdió. Cuando alumnos de distintas escuelas y universidades visitan la fundación, Curto hace de guía. Muestra desde una escultura de Perón hasta cuadros, fotos, banderines y camisetas de fútbol, entre otros. Pero lejos de retirarse de la política, en 2019 quiere volver a la intendencia. Hasta hace unas semanas, Curto conservaba el control de la Junta Electoral del PJ bonaerense, cargo codiciado por muchos ya que es desde donde se habilitan las listas electorales. Sin embargo, acaba de perder el puesto. Tanto él, como Othacehé y el resto de los barones que fueron derrotados en sus municipios también quedaron afuera de los más de 300 cargos que se renovaron este año en el partido.

Jesús Cariglino asumió la intendencia de Malvinas Argentinas en 1995 y comandó el distrito hasta 2015. Al perder la elección, pegó el salto y ahora apoya a María Eugenia Vidal. Su hijo consiguió ingresar como concejal del bloque de Cambiemos en los comicios de 2017 y con este sello planean volver a la intendencia. Sin embargo, Cariglino pisa poco Malvinas Argentinas y nunca participó de los timbreos que el oficialismo realizó en este territorio. Con denuncias en su contra, se refugia en San Miguel, en donde sus hijos tienen distintos negocios. El ex intendente pasa sus tardes entre una heladería tradicional de la zona y la cervecería Jemmer, que instaló uno de sus hijos en Muñiz.

Mariano West llegó a la intendencia de Moreno en 1995, cargo que revalidó cuatro años más tarde y al que regresó en 2011 luego de ser funcionario provincial y diputado. En 2015 perdió la interna contra Walter Festa, de La Cámpora, con quien mantiene muy mal vínculo, y quien lo denunció por su gestión. Despojado del territorio, estuvo cerca de refugiarse en el gabinete local de La Matanza, pero también quedó afuera. Cerca de cumplir 69 años, West inició los trámites jubilatorios y visita varias veces la Anses local para asegurarse que el papeleo avance.

En 2001, Luis Acuña asumió como intendente interino de Hurlingham y se mantuvo hasta 2015. Tras dos años afuera del poder, el año pasado se postuló como primer candidato a concejal por el Frente 1País de Sergio Massa, pero la mala elección del espacio lo dejó afuera. Mientras disfruta de sus nietos y de las vacaciones que asegura que no se tomó mientras fue intendente, ahora es uno de los que quieren convencer a Massa de regresar al peronismo y, desde allí, seguir en la política.
Al igual que Acuña, Humberto Zúccaro disfruta por estos días de su nieto recién nacido. Por la mañana, lejos de la política, sale a caminar por el corredor aeróbico de Pilar, en donde fue intendente desde 2003. Los viajes a Miami también están en la agenda del ex jefe comunal.

Fuente: Perfil

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257