Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 14 de Diciembre de 2018

“La economía del país lentamente comienza a tener pulsaciones propias” Gustavo Posse, intendente de San Isidro

GUILLERMO GAMMACURTA

Gustavo Posse visitó Ámbito Financiero. Contó que con los años logró llevar adelante un plan maestro para transformar la vida de los vecinos. Destacó la gestión de Cambiemos. El recuerdo de la influencia de su padre Melchor en su carrera política.

(San Isidro - 22/03/2018) Perteneciente a una familia con estirpe política, Gustavo Posse conduce los destinos de San Isidro con la convicción de llevar adelante una política de Estado que sea igualadora y que llegue a todos los vecinos por igual. "Para encarar las transformaciones hay que tener espalda electoral", sostuvo el jefe comunal, quien desde 1999 está al frente del distrito del norte bonaerense.

Durante su vistita al diario Ámbito Financiero, Posse sostuvo que en los primeros años de gestión realizó las obras que no se ven. "En este momento nos encontramos en la etapa donde buena parte de la tarea es en la superficie toda vez que primero se hizo lo que estaba debajo del suelo", enfatizó. Respecto al futuro de Cambiemos aseguró que en la coalición están todos "perfectamente unidos en la gestión de gobierno, en la gestión legislativa y en la gestión del espacio político".



Periodista: ¿Cuáles son los objetivos que busca cumplir en esta gestión?

Gustavo Posse: Antes de ser intendente tuve la oportunidad de ser diputado provincial y estuve en la comisión de presupuesto y rescaté muchas cosas para que se pudieran hacer a futuro. También había participado en la comisión sobre el tema de la sección de islas del Delta. Algunos podían pensar por qué un diputado joven se metía en esos temas. Pero después todo eso tuve la oportunidad de aplicarlo cuando me convertí en intendente. Hoy el distrito tiene una muy buena tasa socio-hábitat-sanitaria, con una tasa de mortalidad infantil del 6,2 por mil, que es una tasa soñada. Con los años pude llevar adelante el plan maestro, que era que el distrito esté cubierto de servicios sanitarios básicos, que no haya calles de tierra y hacer que el distrito sea absolutamente no inundable. Para eso, por ejemplo, uno solo de los entubamientos de 9,5 kilómetros nos llevó en la negociación con la Nación dos períodos y medio de mandato. Además el municipio hizo polders en el bajo de San Isidro frente al Río de la Plata y en el bajo Boulogne frente al río Reconquista. Además hay buena parte donde las napas están altas y realizamos una tarea de succión para evitar que se inunden las casas preexistentes. Entonces te encontrás con un municipio absolutamente presente que sigue llevando adelante el plan maestro. En este momento nos encontramos en la etapa donde buena parte de la tarea es en la superficie toda vez que primero se hizo lo que estaba debajo del suelo. Esto significa más parques, más jardines, más escuelas, más plazas y más y mejores pavimentos. Estas obras son igualadoras para todos los vecinos del distrito. Ahora viene la parte de profundizar la tarea igualadora para que San Isidro sea vivible para todos.

P.: ¿Esa primera etapa es la de las obras que no se ven?

G. P.: Exacto. Para encarar las transformaciones hay que tener espalda electoral. Siempre digo que si poníamos palmeras en las avenidas ganábamos las elecciones y la verdad que esas cosas no las hicimos. Lo que hicimos fue ir a las elecciones con la avenida toda rota porque por ahí se estaba construyendo un colector para evitar las inundaciones.

P.: ¿Cuáles son las obras más importantes en la actualidad?

G. P.: San Isidro está incorporando 170.000 metros cuadrados del Gof Villa Adelina, que es como decir 20 plazas urbanas. Ganamos una pelea que venía desde los '90 cuando se iba a instalar un shopping y el municipio se opuso junto con la comunidad. Hoy se produjo un acuerdo con la Nación que da la posibilidad de poder realizar sobre la Panamericana que es un lugar de alto impacto actividad económica con la construcción de viviendas y oficinas y hacia dentro del ejido urbano incorporar lo que va a ser el Parque Central de Villa Adelina. Hasta ahora era un parque que la gente miraba de afuera. También está el tema de los puertos industriales de todo el litoral de Buenos Aires, que la provincia nunca dejó entrar a los municipios entonces estaban abandonados y así hace 40 años que estaba abandonado el puerto de San Isidro. Nosotros lo que hicimos fue ingresar solamente cuando había riesgo de usurpación para villa de emergencia y lo logramos. La gobernadora María Eugenia Vidal tuvo la grandeza para entender la necesidad de que hagamos un parque que sumados a los 7 km de costa que tiene el municipio y las reservas ecológicas que fueron preservadas para que los vecinos tengan acceso a la naturaleza. Hubo un intento en el año 96 de hacer sobre lo que hoy son las Islas un relleno y hacer un country que conectaba a la altura de la catedral. Luché contra eso y pudimos definir y proteger la sección de islas de San Isidro que son reserva ecológica. En este momento se está desarrollando también en el puerto la estación fluvial para poder hacer el transporte público de pasajeros en 38 minutos desde San Isidro a Puerto Madero.



P.: Vidal anunció la urbanización de villas entre las que está La Cava. San Isidro ya tenía una política urbanización...

G. P.: La Cava, cuando yo era chico, me acuerdo que lo trajeron al papa Juan Pablo II para que conozca la villa más grande de Latinoamérica que en la época de los militares llegó a tener 32 mil habitantes y hoy promedia los 6.000 a 7.000 habitantes. En San Isidro en los últimos 10 años de acuerdo a la referencia de distintas universidades, las personas que habitan en villas bajaron entre un 35% y 39%, mientras que en el resto del área metropolitana subió no menos de un 130% según las mismas estadísticas. La tendencia es hacia la conurbanizacion; el desafío es evitar que se extienda la mancha urbana. Salvo el pozo de La Cava el resto tiene los mismos servicios públicos que en el resto del distrito, fruto de la tarea realizada en 2016, 2017 y que seguirán este año.

P.: ¿Qué evaluación hace de la gestión de Cambiemos a nivel nacional y provincial?

G. P.: Lo mejor que le pudo haber pasado al país es que ganara Cambiemos, pero está claro que al no populismo le tocó un ciclo muy difícil para gobernar. Este momento era más difícil que salir de la convertibilidad, las medidas que se tomaron son las medidas correctas; se puede ser más lento o más rápido, pero hoy en día no hay tantos resortes para tocar en la economía y menos un país que es alcohólico de inflación. Entonces haber buscado por el lado del sinceramiento de los índices, inclusive haber reconocido 30% de pobres y el hecho de que se sostenga un camino hacen que la economía lentamente comience a tener pulsaciones propias. Lo mejor que le pudo pasar al país es que una coalición que intenta llevar adelante políticas de Estados sea la que se hizo cargo porque la otra alternativa nos llevaba a ser como Venezuela.



P.: ¿Cómo evalúa el rol del radicalismo dentro de Cambiemos?

G. P.: Ya en 2010 fui de los primeros radicales juntos con otros que hoy son autoridades partidarias en decir que teníamos que reunirnos. Las marchas de 2012 no sólo eran en contra del Gobierno, eran también diciéndole a la oposición "no sean tontos, no estén envanecidos y júntense". La convención de Gualeguaychú del radicalismo en la cual los de la provincia de Buenos Aires fuimos determinantes y la conformación de Cambiemos fue la respuesta que esperaba la gente.

P.: ¿Le molesta que dentro de San Isidro haya expresiones del PRO que tengan aspiraciones para 2019?

G. P.: Para las elecciones falta no una vida, dos vidas. Es obvio que para 2019 todo va dirigido hacia las reelecciones de los cargos más importantes: a eso se tienen que dedicar lo que marcan la estrategia política, mientras que a los que nos toca gobernar en línea de base tenemos que concentrarnos en la gestión. Si un intendente y un gobernador están muy fuertes en gestión eso se traduce después en el apoyo de los vecinos. Después, en cuanto a la línea oficial del PRO que viene de la Nación y de provincia, en Cambiemos estamos todos perfectamente unidos en la gestión de gobierno, en la gestión legislativa y en la gestión del espacio político. Y si llevo adelante las obras que están en marcha es porque tenemos fuerte apoyo de las autoridades nacionales y provinciales

Fuente: Ámbito

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257