Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 19 de Abril de 2018

Discuten la fecha que se conmemora la creación de Rosario de la Frontera

Por Ivana Castillo

El historiador Pedro Romano recopiló antecedentes durante al menos dos años y publicará un libro. Las curiosas historias de la degradación de categoría por ser un pueblo radical y el estatus que se conseguía en el cementerio.

(ROSARIO DE LA FRONTERA - 18/03/2018) En entrevista exclusiva a El Tribuno, el historiador Pedro Romano adelantó su particular visión de la histoia de Rosario de la Frontera, la que saldrá impresa próximamente en libro. La verdadera historia, según Romano, fue recopilada luego de varios años de recuperación de libros y viejos apuntes de viajantes de la época desde el 1600 hasta la fecha, un trabajo exhaustivo que se hizo posible gracias a la biblioteca popular Domingo Faustino Sarmiento de esta ciudad, junto a Guido Cruz, reportero gráfico y Andrés Monteros, exdirector de escuela.

Los tres son parte de un grupo de intelectuales que trabaja arduamente en la institución pública para la recuperación y revaloración de la historia local.

"La primera parte podemos caracterizarla de la siguiente manera, ya que fue un largo proceso el que se fue dando para llegar a la constitución de Rosario como ciudad, en el cual es importante diferenciar que la vieja historia estaba supeditada a la política del momento. Años después, luego de muchos estudios, se fue redescubriendo y reconstruyendo la historia del pueblo y la mirada sobre la misma comunidad", dijo el estudioso.

"El primer plano de la ciudad de Rosario de la Frontera fue realizado por un agrimensor inmigrante, Carlos Shossing, en 1873, la urbanidad de la misma estaba determinada por la orientación del sol, lo que determinaba como irían ubicadas las primeras casas", prosiguió.

Y agregó que "ya en 1869 se realiza el primer censo nacional bajo la presidencia de Domingo F. Sarmiento, contabilizándose 550 habitantes en aquel momento en el pueblo, que era denominado todavía como un paraje. Y de dicha población el 90% era analfabeto".

Más adelante Romano puntualizó que "Rosario de la Frontera no tiene fundador ni fecha de fundación. Como tantos otros lugares, no tiene una constitución formal con rollo de justicia, proclamas y promesas de sumisión a su majestad, sino que devino de un proceso de formación espontánea, facilitado por su situación geográfica. Ya que está enclavado en uno de los puntos de convergencia de dos grandes ambientes, el sistema montañoso dominado al oeste por las Sierras Subandinas en nuestro caso y la gran llanura chaqueña".

Antecedentes coloniales

"El 8 de noviembre de 1609, don Alonso de la Rivera funda la ciudad de Nuestra Señora de Talavera de Nueva Madrid de Esteco, con la fusión de las ciudades de Nuestra Señora de Talavera de Esteco con la Villa Nueva Madrid de las Juntas. Con este acontecimiento podemos afirmar que se da fin a la conquista y se inicia la colonización con la distribución de las tierras, el recurso natural mas valorado", acotó Romano como antecedentes.

"Y el 11 de marzo de 1874, bajo la gobernación de Juan Pablo Saravia, se firma un decreto por pedido de algunos vecinos para trasladar la capital de Rosario de la Frontera nuevamente al departamento rosarino. Y fue que con esa fecha alguien hizo una efemérides, que se parece una resolución o una ordenanza. Pero hay que tener bien en claro que cuando la historia está a condición de un instrumento legal es asunto político", expresó.

Y aclaró que "es decir, la urbanización, aparte de ser una disciplina, tiene fundamentos tales como sociología, antropología, sociología, y cuando esos no son los verdaderos fundamentos, lo son los políticos".

Sujeto a los vaivenes de la política

También advirtió el estudioso que hasta 1874, “todavía, éramos un espacio rural y recién a partir del segundo censo nacional de 1895, con 300 habitantes, nos van a declarar espacio urbano. Hasta entonces no éramos ni pueblo ni ciudad”.

Un dato curioso que aportaron las investigaciones de Romano fue el siguiente: “Rosario de la Frontera fue el primer pueblo opositor a la presidencia en aquel momento, motivo por el cual fue borrado y destituido como pueblo. Como de 1903 a 1909 nace la primera figura del radicalismo, el gobernador salteño de entonces decidió cambiar nuevamente la figura a paraje rural, en el cual el gobernador designa la autoridad según su conveniencia. Ya no éramos un Concejo Municipal sino que volvimos a ser una Comisión Municipal. Años más tarde, en 1914 con nuevo censo nacional, se fijan pautas y con 2.000 habitantes se pasó nuevamente a ser ciudad”.

“Cabe destacar que el cementerio jugó un papel importante en la administración de la ciudad, ya que allí se consignaba el estatus. O sea, cuanto más cerca de la cruz del cementerio se enterraba al difunto, mayor era su estatus. Esto fue motivo de disputas durante años entre gauchos y figuras políticas. Allí no había lugar para indígenas, pobres ni mestizos”, manifestó.

Fuente: El Tribuno

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257