Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 20 de Enero de 2018

CATORCE PROVINCIAS RATIFICARON HASTA AHORA EL ACUERDO SUSCRIPTO EN NOVIEMBRE CON MACRI

Siguen las dudas en Chubut para aprobar el pacto fiscal

(08/01/2018)
La provincia de Chubut intentará sumarse mañana martes a los 14 distritos que ya aprobaron en sus legislaturas locales el pacto fiscal firmado con el gobierno nacional. Ratificaron hasta ahora el acuerdo la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Tucumán y Tierra del Fuego.
Otras tres provincias -Santa Fe, San Juan y Mendoza- lo debatirán en sesiones extraordinarias previstas para febrero; La Pampa y La Rioja lo harán en marzo, y en Jujuy, Santiago del Estero y San Juan aún no hay una estimación prevista. En Corrientes, en tanto, el proyecto ingresará en los próximos días en la Legislatura. El gobierno de San Luis es el único que no suscribió el acuerdo fiscal.
El viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, proyecta que casi la totalidad de las provincias completarán el trámite legislativo durante el primer trimestre del año. El eje del acuerdo es la ley de responsabilidad fiscal, que obliga a cada provincia gastar en la medida de lo que ingresa.
En ese contexto, el gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, convocó a sesión extraordinaria de la Legislatura para mañana para tratar un extenso temario, que incluye el pacto fiscal. Lo hizo después del frustrado intento para sesionar el 26 de diciembre pasado.

El escenario

El oficialismo en Chubut tiene en la Legislatura solo ocho votos sobre un total de los 27 y necesita 14 para ratificar el acuerdo, lo que aún no tiene asegurado. El Frente para la Victoria ya anticipó su rechazo. En declaraciones a Télam, el viceministro García de Luca calificó de “histórico” el acuerdo y aseguró que el Gobierno espera que “entre febrero y marzo” las legislaturas terminen de aprobarlo.
Se pondría en marcha, así, el acuerdo firmado por el presidente Mauricio Macri con 23 gobernadores el 16 de noviembre pasado en el Centro Cultural Kirchner, con la finalidad de equilibrar las cuentas públicas y bajar la presión tributaria sobre la actividad económica en las provincias.
García de Luca valoró el gesto político y consideró que “ni siquiera desde la reforma constitucional de 1994 había un acuerdo que involucrara temas presupuestarios y reformas de importancia logradas en un consenso con los gobernadores”.

El Pacto y los impuestos provinciales

Con las reglas de Responsabilidad Fiscal y el pacto firmado entre Nación y provincias aprobadas, este año todavía es de transición para los compromisos asumidos en materia de reducción de presión impositiva provincial, a tal punto que hay distritos que subieron alícuotas de Ingresos Brutos que estaban por debajo del tope fijado en el consenso para este año. Una forma de compensar el camino que desandarán desde el 2019.
Entre las provincias que aumentaron la carga tributaria figuran: Salta, Tucumán, La Pampa, Neuquén y Misiones (redujo algunas); en cambio, redujeron impuestos en distintos niveles y con diferente impacto en sus recaudaciones: ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, Mendoza y Tierra del Fuego. Varios gobernadores se limitaron solo a eliminar Ingresos Brutos de su jurisdicción.

Cambio complejo

El pacto establece 2019 como el punto crucial para iniciar la baja de Ingresos Brutos y Sellos para -en determinados casos- llegar a su eliminación en 2022. El próximo año, además de esas bajas, las provincias comenzarán a sentir más fuerte el impacto de modificaciones impositivas que pondrá en marcha la Nación y que se profundizan desde entonces, como el revalúo impositivo (este año las beneficia pero no el que viene) o la primera rebaja (por tres años) de la alícuota en Ganancias para las empresas que recortará fondos que se coparticipan.
Aunque el pacto fiscal no establece un tope unificado en Ingresos Brutos para el comercio -fija la alícuota del 5% para el período 2019-2022- el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey optó por aumentarla del 3,6% al 5% y en la construcción pasó de 1,5% a 3%. El 83% de los recursos propios de Salta provienen de Ingresos Brutos y el 75% de los ingresos totales son girados por la Nación. Además tiene presupuestado un déficit de $2400 millones para este año. La Provincia acudirá a incentivos a la reinversión y a políticas de fomento. Por ejemplo, para el turismo, la industria y el comercio este año habrá reintegros.

Otros escenarios

En Chubut, con las finanzas provinciales atravesando una fuerte crisis, con un déficit ascendente en los últimos años de casi 750 millones mensuales (espera bajarlo 50% en 2018), eliminó las alícuotas diferenciales de Ingresos Brutos por lugar de radicación, llevando la mayoría de los rubros a una única alícuota general o bien a una diferenciación en función de su nivel de facturación.
Tucumán en cambio, incrementó las alícuotas de Ingresos Brutos para las actividades de comercio, servicios e intermediación; además, se derogó el régimen especial de franquicias tributarias (establecía diferencias a favor de los contribuyentes con establecimiento productivo en la provincia). Hay que recordar que el gobernador Juan Manzur logró que la Nación diera marcha atrás con la suba del impuesto a las bebidas azucaradas.
Misiones redujo Ingresos Brutos para industria y transporte, pero los subió para el comercio mayorista, que pasó de pagar 3,5% a 4,5%. Neuquén fue otro de los distritos que aprovechó el tope fijado en el pacto para subir Ingresos Brutos; la alícuota general saltó del 3% al 4% y fijó montos más elevados para las actividades de comercio minorista y mayorista (5%). También La Pampa aprovechó y “se coló” por la veta del acuerdo: aumentó de 2,5% a 3% en construcción y transporte público de pasajeros.

Los aliados

María Eugenia Vidal -que este año recibirá $65.000 millones más- redujo Ingresos Brutos y Sellos, a la vez que subió fuerte el Inmobiliario. Su ministro de Economía, Hernán Lacunza, calculó que resignarán unos $10.000 millones por el costo fiscal. El gobierno porteño encaró una baja selectiva; el sector más beneficiado es la industria, para los servicios queda igual y para el comercio el aumento fue de 3% a 5%; la merma de recaudación este año será de unos $2.370 millones.
El jujeño Gerardo Morales debe lidiar con un presupuesto en el que el 83% de los gastos corrientes corresponden a sueldos; se comprometió “a no generar ningún tipo de despido, pero sí de realizar un fuerte ajustes en otros conceptos”. Para mejorar la recaudación, puso en marcha un plan de regularización de deudas tributarias y también eliminó Ingresos Brutos de extraña jurisdicción a la vez que encarará un revalúo para el Inmobiliario.
Alfredo Cornejo, en Mendoza, avanzó en su plan de reducción plurianual de alícuotas de Ingresos Brutos, incorporando 117 nuevas actividades a las 106 de 2017. También ajustó Sellos, elevando los mínimos alcanzados.
El cordobés Juan Schiaretti redujo Ingresos Brutos en ocho rubros y eliminó los de extraña jurisdicción; el costo fiscal estimado ronda los $3100 millones y se espera cubrir con más eficiencia en recaudación y administración tributaria. Su par entrerriano, Gustavo Bordet se sumó a los que otorgaron la exención de Ingresos Brutos para créditos hipotecarios destinados a la adquisición, construcción, ampliación y/o refacción de inmuebles con destino a vivienda familiar, única y de ocupación permanente.
El santafecino Miguel Lifchitz propone eliminar las alícuotas diferencias y en términos generales el proyecto que debe tratar la Legislatura establece que “ningún contribuyente verá incrementada la presión tributaria” por la aplicación de Ingresos Brutos. Para el sector industrial plantea un incremento de la alícuota básica del 0,5% al 2% para las denominadas “grandes industrias”, pero señala que se beneficiarán por la extinción del concepto de extraña jurisdicción.
En Tierra del Fuego, Rosana Bertone -para retener las industrias electrónicas- bajó la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP) y los costos portuarios; la reducción de la carga tributaria es de $700 millones.

Fuente: El Diario de Madryn

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257