Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

BACTERIAS DE ESCHERICHIA COLI POR CADA 100 MILILITROS DE AGUA ES EL NÚMERO MÁXIMO QUE SE ESTABLECE PARA DECLARAR LA APTITUD DE UN RÍO.

Confirmaron que los ríos Neuquén y Limay gozan de buena salud

Un informe de la AIC asegura que los valores de aptitud son normales en las zonas habilitadas como balnearios. Incrementará las mediciones durante toda la temporada.

(NEUQUÉN - 07/01/2018) A diferencia del año anterior, en el 2018 los cuatro balnearios de la ciudad están habilitados. - DeNeuquén - Diario Rio Negro - rionegro.com.ar
A diferencia del año anterior, en el 2018 los cuatro balnearios de la ciudad están habilitados. (Foto: Fotos: Mauro Perez)
7 de enero de 2017. Vecinos marcharon en defensa de los ríos. - DeNeuquén - Diario Rio Negro - rionegro.com.ar
7 de enero de 2017. Vecinos marcharon en defensa de los ríos. (Foto: Archivo)
Valentina Sur: la primera medición dio 183 NMP/Ml. - DeNeuquén - Diario Rio Negro - rionegro.com.ar
Valentina Sur: la primera medición dio 183 NMP/Ml. (Foto: Mauro Pérez)
Confirmaron que los ríos Neuquén y Limay gozan de buena salud - DeNeuquén - Diario Rio Negro - rionegro.com.ar
Comparte esta noticia
IMPRIMI LA VERSION SOLO TEXTO
El balneario Albino Cotro volvió a quedar habilitado para los bañistas en esta temporada y el Limay recuperó la sanidad respecto a los índices altos de escherichia coli que presentó el verano pasado. El río Neuquén mejoró su performance cristalina y es apto en los diferentes balnearios aguas arriba de la Confluencia, no así en el tramo cercano al encuentro con el Limay, donde el cauce no es saludable para los bañistas.

“Todos los balnearios dieron aptos en este verano, algunos más, otros menos; pero seguimos con el muestreo con especial dedicación en el balneario Cotro, que el año pasado estuvo complicado”, dijo el licenciado en Ecología y encargado del control ambiental de los ríos de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Héctor Labollita.

Labollita es secretario de Gestión Ambiental en la AIC y detalló que el último análisis del Cotro fue el 21 de diciembre, con un valor de aptitud de 90 escherichia coli, debajo de los 200 (escherichia coli por 100 mililitros) que es el máximo permitido, aclaró.

El profesional explicó que el número resultó de la media geométrica que se hace en base a 5 muestras bacteriológicas que se toman desde el mismo punto del río, a lo largo de un mes.

Agregó que entre fines de noviembre y principios de diciembre se logró un panorama general de los 54 balnearios que monitorea la AIC para establecer si son aptos. “Es una decisión de la AIC en conjunto con los municipios de hacer muestreo adicional en los balnearios, más allá de los mensuales o bimensuales. Vamos a incrementar los controles”, con mayores relevamientos explicó Labollita.

Aclaró que la aptitud de baño “es muy restrictiva” por las consecuencias que tiene en la salud la sumersión de una persona en el cauce. Ejemplificó que el parámetro es de hasta 1.000 escherichia coli (5 veces más) para la captación con destino a la potabilización del recurso. Según se describió, los ríos que nace del deshielo tiene su punto más conflictivo en la zona de la Confluencia “porque hay más gente y mayores efluentes” hacia el cauce, tanto del Limay como del Neuquén; mientras que se vuelve a “recuperar” con valores aptos para el baño en Regina, Valle Medio e Inferior, donde los muestreos dan índices muy bajos de coliformes.

Una de las zonas de conflicto en el río Neuquén durante la temporada pasada fue aguas abajo de Centenario, donde en 2015-2016 se denunció el mal funcionamiento de la planta cloacal y el vertido de crudos.

Como se supo en la histórica audiencia pública que se realizó el 12 de diciembre pasado, la planta dejó de tirar efluentes sin tratar ya en septiembre de 2016 y se realizó una millonaria inversión para mejorar las instalaciones y el sistema cloacal.

Según la AIC, el río Neuquén presenta una aptitud de 80 a la altura del balneario de Centenario, y aguas abajo.

Los índices son malos río abajo, en el sector de Rincón Club de Campo o Figueroa al fondo, con valores no revelados pero que superan los 200 coliformes por mililitro de río.

Cantidad de bacterias
por cada 100 mililitros
Río Neuquén El Chañar 36, Campo Grande 9, Vista Alegre 36, Centenario 80, Rincón Club de Campo no apto, Figueroa no apto.
Río Limay Picún Leufú 17, Plottier 19, Senillosa 19, La Herradura 25, Albino Cotro 90
Confluencia y Río Negro Cipolletti, en margen norte no apto, Allen cercano a la aptitud, sin mediciones actuales, Villa Regina 109, Chichinales 50.
En Roca el agua no
está contaminada
“Si hay algún indicio de que el agua del río viene contaminado, nos avisan”, dijo la directora de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Parques Industriales del Municipio de Roca, Laura Juárez.
La funcionaria dijo que el balneario municipal no tenía inconvenientes según las mediciones; reconoció que no miden la salubridad en el río, pero aclaró que si fuera nociva para la salud el DPA se lo habría comunicado.
Como la ribera del río Negro no está habilitada en esa zona, la AIC no la incluye en los muestreos para la recreación. Juarez aclaró que el DPA monitorea el cauce y dijo que hace dos temporadas, cuando hubo inconvenientes en Paso Córdoba por alta presencia de coliformes, se le informó de para que tomaran medidas de prevención y alertaran de la prohibición del ingreso al río.
“La aptitud de baño es muy restrictiva por las consecuencias que tiene para la salud la sumersión de una persona en el agua”,
dijo Héctor Labollita, secretario de Gestión Ambiental de la AIC.
Vuelven a marchar en
contra de la contaminación
Un año después de la masiva concurrencia de vecinos a la vera del Limay, que se produjo después del alerta en las redes de “¿vamos a dejar que se convierta en un Riachuelo?”, vecinos autoconvocados y organizaciones volverán a insistir en el objetivo de mantener el río libre de contaminantes.

“Aún hay 12 bocas de vertidos (privados y públicos) sobre el río Limay desde Plottier a Cipolletti”, recordó una de las organizadoras de la marcha, Liliana Pasarín. La cita será hoy a las 20 en Olascoaga y el río.

“Es un aniversario porque hemos avanzado, nos movilizamos y conseguimos que se sancionara la ley 3017 de alerta hídrico, que fue un paso adelante porque no había nada. Ahora hay que lograr que la reglamenten”, sostuvo la mujer.

Desde las redes sociales y del boca a boca, con intervenciones en los medios de comunicación y la insistencia ante autoridades con notas y reclamos, los “amigos del Limay” autoconvocados para navegar y disfrutar de un río sin contaminación, lograron poner el foco en la obligación de las autoridades de mantener limpia el agua que nace sin contaminantes desde el deshielo en la cordillera.

Para Pasarín “tiene que ver con lo que hemos avanzado como pueblo de reclamar no sólo por el río cristalino, sino por la salud y hasta la cultura de mantener para las futuras generaciones, un recurso natural como lo conocimos”, dijo.

En tren de evaluaciones, integrantes de la asamblea “salvemos los ríos”, recordaron que aún los pluvioaluvionales que llevan el agua de lluvia al río, ingresan al cauce contaminados.

Insistieron en poner en evidencia de que se denunció la responsabilidad de la Municipalidad, de la Provincia y de funcionarios de la AIC; y que hasta el momento no se produjeron sanciones para quienes “accionaron en contra de la salubridad del río”.

Respecto a al planteo de la fiscalía federal que imputó a seis funcionarios del EPAS por contaminar el río Neuquén (por el vertido cloacal de las plantas PIN y Bardas Norte), Pasarín respondió que “es bueno que se ponga en discusión los deberes de los funcionarios que están a cargo de una institución”.

La medición promedio se hace en base a cinco muestras bacteriológicas que se toman desde el mismo punto del río, a lo largo de un mes.
Los que se sacaron mala nota por sucios o peligrosos
Desde la AIC se indicó que hay sectores no habilitados para el baño porque los índices indican “no aptos” para la recreación, en tanto se reconoció que existen orillas utilizadas por bañistas espontáneos donde no se permite el baño sólo por falta de guardavidas.

Áreas no habilitadas son las que no cuentan con seguridad balnearia, como el caso de 4 Esquinas, en el río Neuquén a la altura de Cipolletti, donde el nivel de Escherichia Coli dio “apto” pero no tiene guardavidas y el que se baña lo hace a sabiendas del peligro de desafiar al río.

Sobre el Negro, en la isla Jordán, los niveles son altos y si bien no se cifró el nivel de contaminación, ni en la margen sur ni en las orillas norte una persona se puede meter en el río por la gran concentración de coliformes.

El relevamiento resultó malo a fines de noviembre en el Rincón Club de Campo y en Figueroa al fondo en el cauce del Neuquén, según se reconoció desde la AIC.

No hubo precisiones de los niveles del “no apto” en estas áreas “no balnearias”, aunque según cifras conocidas en mayo de 2017, los niveles de contaminación fueron altísimos.

“No tenemos mediciones continuas donde no hay balnearios habilitados” justificó el secretario de Gestión Ambiental de la AIC, Héctor Labollita.

Sobre el río Negro, por ejemplo a la altura de Allen, el balneario resultó “no apto” el verano pasado, mientras que en esta temporada el conteo de coliformes era “cercano a la aptitud”.

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257