Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 20 de Septiembre de 2018

HCD Río Gallegos. El ñoqui "si no quiere trabajar, tendrá que renunciar, y si no viene, se lo despedirá"

El presidente del Concejo Deliberante, Fabián Leguizamón, además anunció que expondrá un relevamiento de empleados afectados a organizaciones intermedias. La salud de Roberto Giubetich y los "negocios a costilla del Concejo".

(Río Gallegos - 02/01/2018) Desde que asumió, el Presidente del HCD Río Gallegos anunció que realizará un relevamiento de la planta de personal, ya que muchos están afectados a ONGs cuyo sueldo abona el Concejo.

Como cada año, el problema de empleado que no va a trabajar vuelve a ser tema, pero también la gestión del Intendente, su salud y hasta las actividades como telas y patín que se realizaban en medio del recinto.



TS: ¿Para ser Intendente hay que ser Presidente el Concejo Deliberante?

-Creo que en realidad al Intendente lo eligieron y al Presidente del Concejo lo eligieron para ser concejal. Los pares eligen alguien que maneje los recursos humanos y administrativos. Cuando ese presidente queda a cargo de la intendencia, solo realiza cuestiones administrativas, no puede tomar otro tipo de decisiones, por una cuestión de respeto al voto popular, porque la gente determinó que él sea el Intendente y no el Presidente del Concejo Deliberante.



¿Existe esa proyección de ser algo más dentro de dos años?

-La gente me eligió para que sea concejal, y seré concejal. Hablar del 2019 hoy, me parecería una falta de respeto. Lógicamente que todo lo que uno hace es para tener el reconocimiento de la gente, y eso en 2019 puede darse o no. Lo que sí trata uno de hacer, en mi caso -que presenté 300 proyectos en estos dos años- es seguir trabajando y en eso estoy muy conforme.



En el HCD hay un gran problema: una gran cantidad de personal que no se lo ve reflejado en el edificio.

-Estamos haciendo un relevamiento de la cantidad de empleados y dónde está cada uno. Pasa que distintas organizaciones o entidades intermedias piden personal del Concejo para cumplir determinadas funciones y es una cantidad bastante importante. Lo que sí me parece es que el problema de que no se ve nadie, es la mayor falla que se ha producido en los cargos políticos. La responsabilidad y compromiso que tiene una gestión dentro del Concejo es fundamental. El ejemplo tiene que empezar por los jefes. Por eso los propios empleados seguirán ese ejemplo. Y si vemos que no se da, que un jefe de determinada área se va temprano, lo que va a producir el empleado al no tener ningún tipo de control ( y no digo que todos porque hay casos particulares) es que se van del Concejo y vuelven a fichar, y si no hay control se genera esto. Hay que tener en claro que mucha gente viene a trabajar, las generalidades son malas. De que esto existe, existe y vamos a trabajar para que deje de existir. Mi intención es hacer público cuántos afectados hay en cada asociación y pedir informes sobre qué trabajo hacen estos lugares los que están afectados.

Es decir, que trabajan en otros lugares, sea organizaciones, ¿y el sueldo lo paga el Concejo Deliberante?

-Ese es el miramiento que se ha tenido hasta ahora



Si esto sucede en otro lugar (rubro o privado) sería una locura.

-Sí, es lo que está pasando también en la provincia. No digo que esté bien hacer eso, solo que está pasando. Pretendo informar como está el legajo de cada empleado y qué funciones están cumpliendo.



Al denominado "ñoqui”, ¿hay que echarlo o decirle que venga a trabajar?

-No es fácil determinar quién es ñoqui, pero hay que llamarlo y decirle que venga a trabajar. Hay instrumentos legales que lo avalan, pero uno debe blanquear esto y si no están trabajando, tendrán que hacerlo, y si no quieren trabajar, tendrán renunciar y si no viene la persona, se la despedirá.



¿Despedirá empleados con ese justificativo?

-Es uno. Está pasando en el mismo municipio. Ahora hay 172 personas menos, con renuncias, gente que se ha echado por no trabajar y acá debe ser lo mismo: la persona que tiene que fichar y no viene trabajar... Esto es automáticamente.



Cuando Giubetich se reunió con los concejales y anunció el pedido de un giro al descubierto para pagar sueldos, mientras se realizaba la reunión con ediles, en el edificio había actividades como telas. Ese escenario llamó mucho la atención.

-Los presidentes anteriores creyeron que eso era bueno. Yo no. Creo que debe haber respeto a la institución y debe pasar por no considerarlo un espacio físico para determinada gente haga negocios a costilla del Concejo. Esto estaba pasando porque se cobraban cuotas. No se respetaba la función que realmente tiene que cumplir una institución, que no se la ha mirado como se la tiene que mirar. Por eso aclaro que no habrá actividades de esta naturaleza, por lo menos en la gestión que tendré yo como presidente.



¿La relación con el Intendente es la misma?

-Él tiene claro las deficiencias del gobierno de su gestión, y se las planteó cuando hubo posibilidad de hacerlo. Uno tiene la responsabilidad de ser el intermediario del Intendente y los concejales. Es una cuestión que se dio en la elección a presidente que creyeron que era la persona para llevar el consenso y diálogo que este año (2017) no se dio.



¿Entre los concejales se habla sobre el estado de salud del Intendente y/o sus amagues de renuncia que él mismo reconoció?

-No lo hablamos. Hay rumores. Lo que puedo asegurar es que conociéndolo, desde hace más de 20 años, es que éste es el sueño que él tuvo. Él siempre quiso estar en este lugar. Enfermo está, pero no de la gravedad que se le pretende dar a esto. Deberá hacerse estudios y terminará los años de su gestión para lo que fue elegido.



En el bloque radical siguen las enormes diferencias. La excusa que aducía cada edil era que cada uno tenía una opinión distinta.

- El hecho que se haya sido electo por unanimidad (de los radicales) demuestra que a través del diálogo y consenso podemos estar de acuerdo. Podemos diferir en un montón de cosas, porque lógicamente somos personas que pensamos diferente.



Dentro de un año cuando vuelva a entrevistarlo, ¿qué debería haber cambiado?

En principio proteger al empleado. Cuando digo esto, es que no existan generalidades ni se sientan identificados cuando se habla de ñoquis, porque viene gente a trabajar, y hay que buscar un equilibrio. Esto se genera a través de uno, cuando vengan todos los que tengan que venir y se saque ese mote.



Dentro de un año, ¿vendrá más gente a trabajar?

- Esa es mi intención.

Fuente: Tiempo Sur

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257