Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

SEGÚN UN RELEVAMIENTO DE LA CÁMARA ARGENTINA DE COMERCIO

Mientras en el país cayó la venta ilegal, en La Plata creció 88% en el último año

PABLO BUSTI

A nivel nacional se redujo 21,7%, pero en la Ciudad se sigue incrementando. La Comuna prepara una nueva normativa con sanciones más rigurosas. Prometen reforzar los controles y buscan predios para feriantes

(La Plata - 09/11/2017) La Plata está perdiendo, y por mucho, la batalla contra la venta ambulante ilegal. Mientras a nivel nacional la comercialización callejera (medida a partir de la cantidad de puestos observados en la vía pública) registró una baja interanual de 21,7% en el tercer trimestre del año, en nuestra Ciudad esa actividad clandestina creció 88% en el mismo período, según un reciente reporte de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Es por demás sabido que en la última década ni la sanción de sucesivas reglamentaciones municipales para defender al comercio en regla, ni los esporádicos controles comunales lograron ponerle freno a ese crecimiento exponencial. A esta altura, las evidencias acumuladas indican que el libre albedrío con que se maneja la venta informal parece ser la ley dominante.

Por eso ahora, a sabiendas de ese fracaso, las autoridades municipales apuran modificaciones en la normativa que actualmente regula el mercadeo ambulante: el anteproyecto del Nuevo Código de Convivencia Urbana prevé derogar la ordenanza que fija parámetros a la actividad (la prohíbe) y su reemplazo por otras “más rigurosas que permitan una recuperación del uso del espacio público y el orden de la Ciudad”, se anticipó.

Portavoces comunales adelantaron que, entre otras medidas, se impulsarán sanciones más severas y se trabajará en un sistema que impida la instalación ilegal, aumentando las penalizaciones en casos de reincidencia (ver página 13). Además, están gestionando distintos predios para montar ferias con aprobación municipal adonde podrían trasladarse los manteros.

NÚMEROS QUE INQUIETAN

El informe de la CAC, difundido ayer, es contundente respecto al desborde del mercado informal: en el último trimestre se detectaron, en promedio, 205 puestos de venta callejera ilegal en las avenidas, calles y peatonales relevadas en La Plata. “Ello representó una suba con respecto al trimestre previo de 10,6%, en tanto que interanualmente el incremento llegó a 88,1%”, se indicó.

Pero la venta irregular no se reduce a ese universo. El informe deja por fuera a los puestos que se montan en las denominadas “saladitas”, que suelen copar parques y plazas (ver página 13). Para darse una idea de la dimensión de ese progresivo fenómeno, vale recordar que los últimos relevamientos de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) -que sí contabilizan a las ferias- mostraron que en La Plata son casi 6.000 los puestos informales. O sea, en la Ciudad, cada 112 habitantes hay un vendedor que no está en regla.

DESCONTROL

Este abrumador incremento de la comercialización clandestina se refleja en las calles, sobretodo en las céntricas, que se ven desbordadas de improvisados puestos en los que se ofrecen productos de rubros cada vez más variados y de dudosa procedencia.

La zona más crítica es la que circunda a la Estación de Trenes, en 1 y 44, con 31 puestos en promedio y una incidencia de 15,1% sobre el total de puestos relevados, señalaron desde la CAC. En segundo término aparecen las aceras de la avenida 7, donde el desmadre de mantas, tablas y caballetes que ocupan el espacio público es cosa de todos los días. Los centros comerciales de calle 8 y 12; la avenida 13 de 44 a 60; el Paseo del Bosque; avenida 72; diagonal 80 y la Plaza San Martín, se suman a la lista de los puntos de la Ciudad invadidos por el comercio callejero.

Así las cosas, los comerciantes se quejan ante lo que consideran “competencia desleal”, ya para los manteros no pagan impuestos, alquileres ni tasas. Encima, el catálogo de productos en oferta es de lo más diverso. Según la CAC “el rubro con mayor participación en las calles platenses fue indumentaria y calzado, que representó un 57,8% de los rubros observados. Por su parte, alimentos y bebidas se ubicó en el segundo lugar, con el 26,8% del total”. Pero la oferta callejera es amplia e incluye, entre otros, DVD pirateados, perfumes, artefactos eléctricos y bijouterie, sin olvidar las verdulerías y parrillas a cielo abierto que se montan burlando los esporádicos controles.

GESTIONAN PREDIOS PARA FERIANTES

Ante la abrumadora presencia de los vendedores ambulantes, desde la Comuna se indicó que “se mantienen los procedimientos de control” y se “desarrolla de manera continua un relevamiento con el objetivo de regularizar la situación, con el apoyo de la Justicia”.

En ese sentido, explicaron que en trabajos conjuntos de las secretarías de Convivencia y Control Ciudadano y de Justicia y Seguridad, se realizaron encuentros con vendedores ambulantes para informar sobre el nuevo reordenamiento que se llevará a cabo en relación a esta problemática, el cual no permitirá ningún tipo de venta ambulante”, se remarcó.

El secretario de Convivencia y Control Ciudadano del municipio, Roberto Di Grazia, señaló que “avanzar contra la venta ambulante ilegal es uno de los principales temas a resolver, y en ese aspecto, se están gestionando predios para contener a feriantes y vendedores de la ciudad, otorgando las garantías de seguridad correspondientes para el montaje de una feria”.

Según se informó, a través de “un diálogo permanente entre distintas secretarías comunales, organismos de fiscalización y la Justicia, se trabaja para que aquellos vendedores que deseen formar parte, tras realizar una inscripción previa, puedan ser beneficiados con un monotributo social”.

Por otro lado, voceros señalaron que “la comuna continúa con el despliegue de diversos operativos e inspecciones en la vía pública, corroborando las medidas de seguridad de parrillas, puestos de frutas y verduras, ferias de ropa y manteros ilegales”. Di Grazia, reconoció que “sabemos que esta problemática afecta no sólo a todos los comerciantes que pagan un alquiler con todos sus impuestos y cargas sociales, sino también a quienes consumen alimentos que no cumplen con los requisitos bromatológicos”.

A su vez, detallaron que en los últimos cuatro meses, se levantaron un total de 600 puestos entre parrillas, puestos de bijouterie, cd’s, verduras, frutas, y artículos varios.

Por otro lado, se destacó que permanentemente se diagraman operativos, especialmente en los centros comerciales de calle 8 y de calle 12, como así también sobre avenida 7, con el objetivo de reordenar y recuperar los distintos espacios públicos de la Ciudad.

Los manteros, a su vez, resisten los operativos y llevan adelante distintas manifestaciones para reclamar que les permitan ofrecer sus productos. En reiteradas ocasiones, por caso, bloquearon el paso vehicular en la avenida 7.

A NIVEL NACIONAL, BAJA

Lo que pasa en las calles platenses contrasta con el promedio nacional, que registró una baja interanual de 21,7% en el tercer trimestre del año.

El informe cubre actualmente a once ciudades del país: Buenos Aires, Rosario, Salta, Neuquén, Posadas, Mendoza, Paraná, Santa Fe, San Miguel de Tucumán, La Plata y Córdoba.

“Se observaron importantes reducciones en CABA, Santa Fe, Paraná y Rosario, parcialmente compensadas por los comportamientos de otras ciudades cubiertas, que registraron incrementos”, comparó el reporte.

Por rubros, indumentaria y calzado fue uno de los más comercializados, al ocupar la primera posición en Buenos Aires, Rosario, Salta, Córdoba, y La Plata.

NO SE CUMPLE

La ordenanza 8.779 prohibió la venta ambulante en las calles platenses en 1997, después de una larga polémica que terminó en duros enfrentamientos entre puesteros e inspectores municipales.

No obstante la restricción, la venta ambulante nunca se erradicó en forma definitiva. A tal punto, que según la CAME La Plata está entre las cinco ciudades más perjudicadas por la venta ilegal en todo el país. Comparte el “top five” con la Ciudad de Buenos Aires, el partido de Lomas de Zamora, San Salvador de Jujuy, y las localidades bonaerenses de La Matanza y Florencio Varela.



86.728

vendedores informales se contabilizaron, en todo el país, en el último relevamiento publicado por la CAME. A esa cifra se llega contabilizando tanto los puestos en las saladitas como a los manteros en la vía pública. Las ventas mensuales, calculan, ascienden a $6.000 millones.

600

puestos de venta ambulante ilegal son los que se levantaron en los últimos cuatro meses en los diferentes operativos de control encarados por la Municipalidad. Pese a ello, la presencia de manteros en las calles es creciente, según denunció la CAC.

Fuente: El Día

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257