Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Los reclamos de independencia que en Mendoza nadie escucha

J. CATALÁ @CatalaJime

Vecinos autoconvocados reclaman independizarse de las ciudades cabeceras. Casos como Palmira, Bowen, Uspallata, Rodeo de la Cruz; han quedado en la nada. El miedo de los "caciques" a perder poder y la Constitución que atrasa.

(Mendoza - 08/10/2017) A menudo se dice que el sistema democrático es perfectible y que sería positivo encarar ciertas reformas constitucionales. No obstante, el temor a la pérdida de control, de recursos y de poder, hace que los debates y las ideas queden en la nada. Esto es lo que viene ocurriendo desde hace años con la por algunos temida "autonomía municipal" y también con el avance de la participación vecinal en los gobiernos municipales. Uno de los reclamos que se potencia en algunos distritos es la posibilidad de "independizase" y romper el esquema geográfico y político que hoy tiene Mendoza: Palmira, Chacras, Bowen, Uspallata, son algunos ejemplos en los que, más allá del pensamiento romántico de la independencia también guarda la falta de participación en las decisiones que tienen los vecinos de esos lugares. La dirigencia mendocina, de hoy y de ayer, prefiere eludir la discusión que implicaría, sin dudas, una descentralización del poder.

La reforma de 1994 de la Constitución Nacional introdujo la figura de la "autonomía municipal" exigiendo que todas las provincias, en sus respectivas constituciones, reconocieran la autonomía de sus municipios en cuatro niveles: institucional, dictándose una carta orgánica propia; política, eligiendo a sus propias autoridades sin injerencia de la provincia; administrativa, asumiendo prestación de obras y servicios municipales; y una autonomía económica- financiera, permitiéndole contar con recursos propios para el autosustento y desarrollo.

No obstante, la Constitución de Mendoza no reconoce la posibilidad de que un municipio se dicte su propia carta orgánica como tampoco permite que una ciudad, que no sea la cabecera, pueda organizar su propio gobierno, con la posibilidad de elegir a sus propios representantes. Esto quiere decir que si bien hay 18 departamentos que sí pueden elegir a sus autoridades de gobierno, hay por los menos 50 ciudades, alejadas de los municipios cabecera, que no pueden hacerlo.

Gabriela Abalos - NOTA
Al respecto, la abogada constitucionalista Gabriela Ábalos ejemplificó: "Si vivo en Uspallata o en Chacras de Coria o en La Consulta o en Bowen o en 25 de Mayo no elijo a las autoridades que van a gobernar ahí sino que elijo a las autoridades que van a gobernar desde la ciudad cabecera, desde donde van a enviar delegados municipales a estos distritos. Esto se enmarca dentro de la lógica de la representación política tergiversada. Es decir, puede ocurrir que en el distrito gane el partido A pero que en todo el departamento gane el partido B, entonces, el delegado que vaya a gobernar al distrito será designado por el partido B, el que ganó en todo el departamento y sabido es que el delegado va a responder más al intendente elegido en el departamento que al vecino del distrito alejado". "Esto quiere decir que en el ejercicio de la representación política validamos tener vecinos de primera categoría y vecinos de segunda", explicó la letrada.

Los escisionistas

De ahí que, desde hace muchos años, vecinos autoconvocados de distintos distritos alejados de los centros de decisión -los casos más emblemáticos son Palmira (San Martín), Bowen (General Alvear), Uspallata (Las Heras) pero también aparecen Rodeo de la Cruz (Guaymallén), Chacras de Coria (Luján de Cuyo), La Consulta (San Carlos), entre otros- han salido a reclamar autonomía municipal. Algunos, como Uspallata, han planteado la idea de erigirse como un departamento nuevo, opción que sí se contempla en la Constitución provincial pero que, para muchos, sería inviable desde el punto de vista económico. En este sentido, Ábalos explicó: "Uspallata plantea lo único que hoy la Constitución tiene previsto; sin una reforma de la Constitución no hay otra chance que no sea la de constituir un municipio departamento como el que conocemos". Señaló, sin embargo, que "sería inviable desde el punto de vista económico" si cada distrito alejado quisiera levantarse como un nuevo departamento.

Bajo este panorama, para evitar que existan ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda y una multiplicación burocrática de estados municipales, la alternativa es que se reforme la Carta Magna provincial agregándose la posibilidad de organizar gobiernos en manos de vecinos. "Aparte de las 18 ciudades cabeceras, por ejemplo, podría haber ciudades con una media poblacional de 10 mil a 20 mil habitantes, como podrían ser Palmira, Rodeo de la Cruz, Uspallata, con un gobierno más simple que el de intendente y concejales, un gobierno que estuviera en manos de una comisión de vecinos", aportó Ábalos. Esto permitiría que distritos desdibujados pudieran definir sus rumbos desde perspectivas más localistas, dejó entrever la también jueza del Tribunal de Gestión Judicial Asociada en lo Tributario de Mendoza.

Resistencia

Si se toma en cuenta que la división territorial implica una división de poder, es entendible que desde (por lo menos) 1983 a la fecha el debate haya quedado en la nada y no logre instalarse, más allá de ciertas expresiones aisladas y esporádicas, en la agenda de los mendocinos.

"Hay tanta resistencia (a dar el debate) porque esta descentralización municipal implica descentralizar el poder. Implica que el poder municipal concentrado en 18 jefes comunales pase a quedar fragmentado y dividido no sólo en los 18 sino en más de 20 o 30 comisiones de vecinos. Es decir que, entre comillas, le estarías quitando a los 18 jefes comunales o caciques por lo menos tres o cuatro villas que ya no dependerían de ellos", interpretó Ábalos y sentenció: "No hay verdadera voluntad de hacer un cambio por el temor a perder el poder".

De hacerse una verdadera reestructura del régimen municipal, para Ábalos habría que reformar también la reelección indefinida de los intendentes que, según su planteo, obedece a una "lógica ilógica" en la que el gobernador aparece con menos poder que los "caciques". "Si la provincia se planteara seriamente fortalecer las instituciones, en general, y las municipales, en particular, lo que implicaría alejarlas de los personalismos y de esa especie de líder redentor, el debate sobre limitar las reelecciones debería ser prioridad", argumentó y sostuvo que, más allá del planteo de algunos mendocinos, debería ser la clase dirigente, de ayer y de hoy, la que se anime a dar el paso.

Silencio en el Parlamento

Haciendo un sondeo rápido en la Legislatura provincial, se pudo advertir que, si bien se han presentado iniciativas sobre autonomía municipal, todas han quedado en la nada.

Jorge Tanus 04 Gustavo Majstruk
El coautor de uno de los proyectos presentados, Gustavo Majstruk (Renovación Justicialista), reconoció la importancia de dar el debate y cuestionó a la dirigencia actual de General Alvear, Walther Marcolini (UCR): "Todos los dirigentes que abogaban por la autonomía de Bowen hoy están en el Gobierno de Marcolini y no se habló más del tema. La gente se enoja por esto porque entiende que se usó el tema para acomodarse en la política y después nunca más". El presidente de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC),

Jorge Albarracín (UCR), una de las comisiones en la que duermen estos debates, admitió que "es un tema latente pero nunca se ha activado". En el mismo sentido se expresó el presidente provisional del Senado Juan Carlos Jaliff (UCR), quien agregó que para hablar de autonomía municipal deberían reformarse otras leyes como la de Coparticipación.

Los "caciques" opinan...

Partiendo de que el tema no se discutirá mañana ni pasado y que en tiempos electorales, varios tienen el "sí" fácil, los "caciques" consultados se mostraron abiertos a debatir.

Walther Marcolini Alvear 01
Levantando el guante de Majstruk, el intendente de General Alvear, Walther Marcolini (UCR), negó que el planteo de Bowen de ser un distrito autónomo se haya silenciado. "Siempre hemos acompañado a los vecinos. Ahora están buscando una audiencia con el Gobernador y con el ministro de Gobierno, lo que veremos después de las elecciones", deslizó y en la misma línea se mostró a favor de discutir la descentralización del poder: "Estoy de acuerdo con la autonomía municipal tal y como lo plantea la Constitución Nacional en tanto esto nos permitiría pasar del municipio territorio que tenemos hoy al municipio sociológico. Me parece que a Mendoza le haría bien porque hay muchas localidades en donde la ciudad cabecera no interpreta al conjunto de la población y esto no puede hacerse sino es a través de la reforma de la Constitución provincial".

Jorge Omar Gimenez 02
A su turno, el intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez (PJ), celebró la iniciativa de Palmira y convocó a hacer un debate amplio alejado de la coyuntura política. "Esto siempre se mezcla con la coyuntura política. Sería bueno plantear un debate en un ámbito en el que se pueda evaluar lo económico pero también la idiosincrasia del pueblo. He trabajado mucho por Palmira. Me parece bien que se avance con esto".

Pese a estas expresiones de deseo, el sondeo legislativo demuestra que la discusión no está en agenda y que habrá que pasar por muchos tironeos mezquinos más para que el gobierno en manos de los vecinos sea un hecho.

Compartilo
Twittealo


***Gabriela Ábalos es profesora titular por concurso de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho, UNCuyo y en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Mendoza, además es juez del Tribunal de Gestión Judicial Asociada en lo Tributario de Mendoza***.

Fuente: MDZ on line

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257