Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 16 de Octubre de 2017

Isolux se va del país y la Ciudad se hizo cargo de la concesión del Paseo del Bajo

por DAVID CAYÓN

La empresa que había ganado la licitación del primer tramo puso en venta sus negocios en la Argentina. Mientras tanto, Ausa asumió la administración de la obra de forma directa

(04/10/2017) En un movimiento poco usual, y con la intención de mantener el ritmo de obra, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió asumir la gestión de una parte de la obra del Paseo Bajo

La administración de Horacio Rodríguez Larreta, a través de la empresa estatal Autopista Urbanas (AUSA), tomó las riendas de la primera parte de la concesión de las obras del Paseo Bajo ya que Isolux Corsán, la empresa española que había ganado la licitación, presentó convocatoria y puso en venta su negocio en la Argentina.

"Isolux España está en concurso de acreedores desde el 5 de julio y tiene en venta sus obras en Argentina. A fines de octubre se definirá qué empresa se hará cargo de las obras que tiene Isolux en el país y el Gobierno nacional podrá aceptar o rechazar esa propuesta.

Mientras esta situación se resuelve, AUSA asumió la administración del Tramo A del Paseo del Bajo de forma directa, a fin de "garantizar el avance de la obra y el cumplimiento de los plazos originalmente establecidos", explicaron desde la administración porteña a El Cronista.

Traducido a la cotidianidad, significa que AUSA asume la gestión de la obra como si fuera el contratista y transfiere los pagos directamente a sus subcontratistas, los supervisa y los inspecciona.


El proyecto Paseo del Bajo crea un corredor vial de unos 6 kilómetros, entre Alicia Moreau de Justo y las avenidas Huergo-Madero, con cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia.

Bajo la marca Corsán-Corviam Construcción, la empresa se adjudicó el tramo A del viaducto por 94 millones de euros.

Respecto al futuro de la obra, la Ciudad está a la espera de los tiempos procesales de España para tomar una decisión. Aunque se especula en el mercado que Socma podría estar interesada en adquirir este contrato, las negociaciones hoy se resuelven en España.

En el marco de la convocatoria de acreedores la justicia ibérica dispuso la venta de los negocios de Isolux que en la Argentina significan trabajos que van desde la obra porteña a diferentes obras que le otorgó la Dirección Nacional de Vialidad en Chubut y Córdoba por 54 millones de euros; otro con la CNEA por una obra Llave en Mano en el Reactor CAREM 25 que supera los 105 millones de euros; y la Central Térmica Río Turbio, la usina a carbón en la provincia de Santa Cruz.

Esta situación judicial implicará un cambio de titular de los contratos en la Argentina por lo que, según explicaron desde la administración pública, se abren diferentes opciones.

"Como hay muchos contratos nacionales, va a ser el gobierno de Mauricio Macri el que deberá definir si acepta al nuevo titular o no. El plazo establecido para esto es el 30 de octubre. Si no lo acepta, la opción es volver a hacer un nuevo llamado a licitación de todos los negocios".

En el caso de la obra porteña, la administración Larreta también estudia la posibilidad de que la concesión sea trasladada a las otras empresas que ganaron los otros tramos de la obra que cuenta con un presupuesto de u$s 100 millones, y un plazo de ejecución de 28 meses.

Los otros concesionarios que podrían quedarse con la obra que hoy está gestionando AUSA son, para el segundo tramo denominado "B" que es la trinchera semicubierta sur el consorcio creado por las empresas Green y CEOSA por $ 1600 millones y el tercer tramo que es el llamado "C" la trinchera semicubierta norte quedó en manos de las empresas IECSA Fontana Nicastro, en ese momento de Angelo Calcaterra, por $ 3100 millones.

Fuente: CRONISTA

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257