Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

El certificado Halal para una de las chocolaterías de Bariloche

Bariloche hace pie en el exigente turismo del mundo árabe

En noviembre llegará una misión de 10 kuwaitíes y un mes antes visitarán la ciudad 90 jóvenes musulmanes que residen en Argentina. La clave es adaptar los servicios a sus costumbres.

(BARILOCHE - 11/09/2017) Los dueños de una agencia de Bariloche hace tres años que van a destinos del mundo árabe para detectar sus gustos y costumbres. (Foto: Gentileza)

Sin descuidar al turismo tradicional de Brasil, Chile y el asiduo público israelí, Bariloche apuesta a conquistar el mercado musulmán. El trabajo es gradual. Ya insumió cinco viajes a los países árabes para conocer la cultura y tres años llevó que una agencia de turismo con su sede central en Bariloche, se convirtiera en la única en Latinoamérica en acceder a la certificación Halal, garantía de calidad para los turistas de la fe islámica.

La prueba de fuego será el fin de semana largo de octubre cuando Bariloche reciba a unos 90 jóvenes musulmanes residentes en Argentina, donde se estima que viven un millón de personas que practican esta religión.

En noviembre está previsto un fam trip en Bariloche con los diez hombres más poderosos de Kuwait. Se trata de un viaje de cortesía para que estos empresarios petroleros testeen en primera persona las virtudes del destino que se pretende promocionar.

Para diciembre se aguardan las primeras reservas de los turistas árabes. “Cuando deciden salir de viaje, suelen hacer la reserva pocos días antes. Nosotros sabemos que si los empresarios de Kuwait se enamoran del destino, la gente de ese país simplemente vendrá. Después de haber conseguido la certificación, estamos dando a conocer el destino. Hoy este tipo de turismo es boom en Europa porque es la religión con más gente en todo el mundo. Y Argentina no ha trabajado este nicho”, sintetizó Juan Pablo Verón, director comercial de la agencia de viajes Tierras Nevadas que ya tiene 14 años en la ciudad.

Turismo exclusivo

Hoy la mirada está puesta en este público ABC1, un segmento de alto poder adquisitivo. El promedio de gasto diario varía de 1.200 a 1.500 dólares en sus viajes, según una encuesta de la empresa española Amadeus, de 2016.

De acuerdo con los registros nacionales, entre 500 y 600 turistas de la cultura musulmana visitaron Argentina en el 2016. Para el 2018, se esperan 400 sólo en Bariloche y la región.

Se estima que los paquetes arrancan de los 10.000 dólares por persona, por 8 días de viaje. Son exclusivos y se adaptan a los intereses de cada turista. Desde esquí fuera de pista en el cerro Baguales, a 40 kilómetros de la Ruta 40 Sur camino a El Bolsón, catamaranes exclusivos, cabalgatas y rafting son solo algunas de las actividades para este público en la ciudad.

Las tarifas son más significativas aun si se tiene en cuenta que cada familia está integrada por 20 personas -como mínimo- ya que los hombres pueden tener varias mujeres, hijos con cada una de ellas y niñeras.

“Sentirse como en casa”

El Centro Islámico de Argentina es la única institución reconocida que desde 1978, emite la certificación Halal.

Un protocolo riguroso rige los pasos para cada una de las empresas que brinden servicios a la hora de recibir este tipo de turistas. Desde la reestructuración de los hoteles y las excursiones -ya que rezan cinco veces al día-; al igual que las comidas porque no consumen alcohol ni cerdo.

La agencia barilochense optó por capacitar a un chef en Emiratos Árabes para que sea veedor en los hoteles donde se alojen los turistas árabes.

“Son importantes sus horarios para meditar y, hombres y mujeres no pueden compartir una misma pileta o sauna. Por eso, es que se necesitan hoteles exclusivos para ellos. En este caso, el hotel El Casco y el ala Moreno del hotel Llao Llao estarían en condiciones de recibir este tipo de público”, detalló Verón.

En dos salas especiales, por ejemplo, deben disponerse alfombras para que los hombres, en una habitación, y las mujeres en otra, recen orientados hacia La Meca. Las cavas de vino deben estar vacías y no deben haber ninguna imagen -cuadros o esculturas- que retraten el cuerpo de una mujer.

Fuentes del hotel Llao Llao compararon este tipo de turismo árabe con la comunidad judía argentina que se reúne anualmente en ese establecimiento para celebrar el Pesaj. En esa ocasión, se cierra el hotel aunque remarcaron que lo mismo sucede durante evento como el de autos históricos Mil Millas. Admitieron que constantemente, reciben jeques que reservan hasta un piso del hotel aunque no utilizan las instalaciones ya que suelen desplegar sus actividades en excursiones, fuera del hotel.

Verón insistió en que cada proveedor debe contar con la certificación Halal. “Como en Bariloche, no hay muchos productos que la tengan, está previsto traer todo desde Buenos Aires, vía aérea”, agregó.

La distancia -18.000 kilómetros- y la inseguridad en Argentina constituyen las principales contras para que nuestro país reciba este tipo de turismo. Los empleados de una empresa de seguridad ya realizaron una capacitación especial referida al trato a los musulmanes. Los hombres, por ejemplo, no pueden hablar con las mujeres. Si necesitan decirles algo, deben hacerlo a través de su esposo.

Otro caso es el de las empresas de transporte que deben llegar 15 minutos antes de la actividad prevista, los choferes deben someterse a un test de alcoholemia y se debe verificar que la unidad esté en condiciones.

Magnitud
80.000
pesos cuesta un pasaje a Bariloche desde Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita o Qatar.
10.000
dólares es el precio de un paquete, por una estadía de 8 días, que se puede ofrecer al turismo musulmán.
Para salir del “turismo en masa”
Claudio Thieck, el representante de la Cámara Argentino Emiratí en Río Negro, resaltó que Bariloche “está acostumbrado a recibir turismo en masa y bajo nuestras condiciones. Ahora tenemos que adecuarnos a lo exclusivo porque el turismo árabe es algo histórico”.
“Tenemos productos de calidad que es lo que ellos buscan. Tenemos agua, fruta fina, cordero de calidad”, resaltó Thieck, al tiempo que aseguró que una chocolatería -Chocolate Patagónico- ya accedió a la certificación Halal y la firma Torres está en proceso. Una de las condiciones es que los chocolates no tengan alcohol y no estén envueltos en papel manteca.
“Varía en base a cada familia. El Corán, por ejemplo, dice que los cinco rezos diarios se pueden unir en uno a la noche”.
Juan Pablo Verón, director comercial de Tierras Nevadas.
El término “halal” hace referencia al conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana y engloba alimentos aceptados, comercio y turismo, entre otros.

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257