Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 16 de Octubre de 2017

Las urnas “hablaron” y comenzaron a reconfigurar el mapa político argentino

INÉS QUINTEROS ORIO

¿Quiénes revalidaron sus títulos y pueden soñar? ¿Quiénes recibieron llamados de atención y golpes contundentes? LA GACETA propone 10 lecturas sobre los vencedores y vencidos de las PASO.

(15/08/2017)
1) Otro empate simbólico
Cambiemos logró una paridad con gusto a triunfo en la ciudad de Formosa, en el ámbito de una nueva victoria general del Frente de la Victoria que conduce el gobernador Gildo Insfrán (se impuso con el 56,5% de los votos). Este domingo, el sello macrista Frente Amplio Formoseño Cambiemos que lidera el precandidato a senador Luis Naidenoff empató con la oferta oficialista en el principal centro urbano. Encabezan aquella boleta José Mayans y el propio gobernador formoseño. El escrutinio provisorio arrojó 61.189 votos para cada alianza (44,9%). Se trata del primer revés electoral en mucho tiempo para Insfrán, quien gobierna su provincia desde 1995.

2) Menem espera a la Corte
La boleta que encabezaba el ex presidente Carlos Menem se impuso con comodidad en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo: logró el 44,63%, ocho puntos porcentuales más que la lista de precandidatos a senadores de Cambiemos-Fuerza Cívica Riojana. Más allá de que el resultado debe ser corroborado por las urnas en octubre, la posibilidad de Menem de mantener la senaduría a la que accedió en 2005 durante seis años más depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ha de resolver si confirma o revoca el fallo de la Cámara Nacional Electoral. Seis días antes de las PASO, ese tribunal vetó la postulación de Menem por inhabilidad moral ligada a sus condenas y procesamientos en causas de interés público, como las del encubrimiento del atentado de la AMIA y de la voladura de la fábrica militar de Río Tercero (Córdoba). Como este fallo no está firme, el nombre de Menem siguió figurando en primer término en la boleta. La Corte de la Nación ya está en condiciones de expedirse sobre la impugnación admitida: una confirmación de la sentencia de la Cámara beneficiaría automáticamente a los postulantes en segundo y tercer término, Florencia López y Ricardo Guerra, quienes podrían ingresar a la Cámara Alta en representación de La Rioja.

3) Jujuy, sola en el Norte
La provincia del gobernador radical Gerardo Morales sigue siendo la excepción del Norte peronista y “zamorista”: el espacio aliado a Cambiemos volvió a ganar este domingo en esa jurisdicción como ya lo había hecho en 2015. El triunfo fue menos holgado en esta oportunidad puesto que las listas de Morales consiguieron alrededor del 36% de los sufragios en juego, 22 puntos porcentuales menos que hace dos años, cuando Morales desbancó al kirchnerista Eduardo Fellner, en cuya boleta iba la cuestionada dirigente Milagro Sala -detenida desde el año pasado por imputaciones en distintos procesos penales-. Más allá de su condición de primer y único núcleo macrista en la región, Jujuy es un distrito estratégico porque renueva representantes en las dos cámaras del Congreso nacional.

4) El que tiene más votos
Subió la “cotización” del mandatario tucumano Juan Manzur entre sus pares peronistas de la Liga de Gobernadores. Ocurre que el domingo se convirtió en el jefe de Estado provincial justicialista más respaldado por las urnas: la lista de precandidatos a diputado de su compañero de fórmula, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, logró 429.825 sufragios (483.366 si se consideran los votos del conjunto de nueve boletas que integraban el Frente Justicialista para Tucumán). Con ese caudal, Manzur superó con amplitud el desempeño de los otros mandatarios que salieron fortalecidos por las PASO: el salteño Juan Manuel Urtubey (237.564 votos); el formoseño Insfrán (173.296); la catamarqueña Lucía Corpacci (85.378); el chaqueño Domingo Peppo (264.420); el misionero Hugo Passalacqua (256.913); el riojano Sergio Casas (76.854) y el sanjuanino Sergio Uñac (196.640).

5) Vidal, la gran ganadora
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal (Cambiemos) actualizó y mejoró su caudal político en el distrito electoral más importante del país. Aunque no era candidata, Vidal fue la cara y la voz de la campaña, y, por ello, capitalizó la victoria de Graciela Ocaña en la categoría de diputados y el “empate técnico” de Esteban Bullrich con Cristina Kirchner, la contienda más difícil y determinante de las PASO. Además de ello, la gobernadora aliada al presidente Mauricio Macri también se anotó una victoria en la disputa por las bancas de la Legislatura provincial. Con los resultados de estos comicios, Vidal podría obtener quórum propio en el Senado, donde hasta el presente necesitó del apoyo de los legisladores que responden a Sergio Massa (Frente Renovador). En este plano, a la gobernadora también la benefició la fragmentación del voto kirchnerista entre Unidad Ciudadana (Cristina Kirchner) y Cumplir (Florencio Randazzo).

6) Un aval para la Justicia
Una de las lecturas electorales más esperadas es la que hará el Poder Judicial, en especial los Tribunales Federales porteños de Comodoro Py que manejan las denuncias de corrupción contra integrantes de este Gobierno nacional y del anterior. Como los jueces emiten señales y mensajes por medio de sus sentencias, habrá que esperar a sus fallos. Ayer hubo un indicio “pro avance” de las investigaciones que no pasó inadvertido: al día siguiente de las PASO, la Cámara Federal porteña rechazó el planteo de recusación que formuló la ex presidenta Kirchner (candidata a senadora de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires) contra el juez federal Claudio Bonadio en la causa por supuesto encubrimiento a los iraníes acusados del atentado terrorista a la AMIA. Bonadio es un magistrado aborrecido por los Kirchner, y el que investigó varias denuncias que comprometen a la ex jefa de Estado y a sus familiares. Antes de las elecciones, ese juez detuvo a Víctor Manzanares, contador histórico de Cristina y Néstor Kirchner, en el ámbito de la causa “Los Sauces”.

7) “Famosos” descartados
Tres políticos polémicos y muy conocidos por el electorado no obtuvieron el número de votos necesario para pasar a las elecciones generales de octubre. Se trata de Luis D’Elía, Guillermo Moreno y Fernando “Pino” Solanas “. El diario Clarín consigna que el dirigente kirchnerista D’Elía tuvo su primer revés cuando fue excluido de Unidad Ciudadana: entonces decidió postularse como precandidato a diputado bonaerense por Encuentro Popular por Tierra, Techo y Trabajo, pero sin presentar alguien para la categoría a senador y así no restarle votos a Kirchner a quien igualmente llamó a votar. Como en las PASO D’Elía sólo obtuvo el 0,17% de los votos, no podrá competir en las generales. Moreno, el controvertido ex secretario de Comercio kirchnerista, perdió contra Daniel Filmus en la Ciudad de Buenos Aires: su cosecha se redujo al 2,8% de los votos. El cineasta Solanas (Creo) se prepostulaba como senador de la provincia de Buenos Aires, pero los votantes le dieron sólo un tercio del 1,5% de sufragios que necesitaba para pasar a las generales de octubre. De todos modos Solanas seguirá integrando la Cámara Alta puesto que tiene mandato hasta 2019.
8) Lousteau quedó herido
Se concretó el peor escenario para el ex embajador argentino en Estados Unidos. Martín Lousteau (Evolución) no pudo repetir su destacado desempeño electoral de 2015 en la Ciudad de Buenos Aires. Las urnas le depararon el tercer lugar, por detrás del kirchnerista Filmus y muy lejos de la lista oficialista Vamos Juntos que encabeza Elisa “Lilita” Carrió. Aunque igualmente le alcanzó para pasar a las generales, el traspié fue festejado por Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la capital del país y aliado del presidente Mauricio Macri. Rodríguez Larreta se había opuesto a conceder una elección interna a Lousteau, quien entonces se presentó en una boleta con dirigentes de la Unión Cívica Radical, entre otros candidatos. Aunque reconoció la derrota y felicitó a Carrió (a quien había acompañado en 2013), Lousteau reiteró su intención de volver a competir contra Rodríguez Larreta en 2019.

9) Carrió se agiganta
Quien encarna el discurso moral y ético de Cambiemos recibió el domingo un espaldarazo contundente. La lista de diputados de Carrió (Vamos Juntos) cosechó 935.324 sufragios en la Ciudad de Buenos Aires que corresponden al 49,5% del total. Esos números implican un apoyo inédito para la líder de la Coalición Cívica ARI y la elección record de medio término para PRO, el partido del Presidente, en su bastión urbano. El rendimiento de Carrió es espectacular si se considera que en 2011 logró sólo el 1,8% de los votos. Desde la vuelta de la democracia, sólo Carlos “Chacho” Álvarez había cosechado más votos en las elecciones de representantes para el Congreso Nacional (en 1997 superó el 56% de los votos). El desempeño electoral abrumador de la socia de Macri supone un horizonte complicado para el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, y para la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, dos altos funcionarios que Carrió tiene en la mira.

10) Dos caídas históricas
Las PASO de 2017 permitieron vislumbrar el nacimiento de un nuevo orden político en San Luis y Santa Cruz, dos provincias que llevan décadas en manos de las familias Rodríguez Sáa y Kirchner. El candidato a senador y ex gobernador puntano, Claudio Poggi (Avanzar y Cambiemos), logró quebrar con una diferencia muy significativa la hegemonía de Adolfo Rodríguez Sáa. El oficialismo no perdía desde 1985. En Santa Cruz, el kirchnerismo gobernante desde 1991 sufrió una derrota estrepitosa. Con Eduardo Costa como abanderado, el espacio político afín al Presidente doblegó la oferta electoral apoyada por la gobernadora Alicia Kirchner tanto en la categoría de diputados como de senadores.

Fuente: LA GACETA

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257