Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 29 de Junio de 2017

Milán: tradición y modernidad

por TOMÁS NATIELLO

A los pies de una imponente catedral neogótica, el Duomo di Milano, la próspera capital de la Lombardía, combina su elegancia típica con lo último de la vanguardia europea.

(Milán - 17/03/2017)
Sentarse en la Piazza dei Duomo, bajo la sombra de una de las iglesias más famosas del mundo, es como presenciar un auténtico desfile de modas. Los trajes y blusas que llevan la firma de Giorgio Armani y Versace, las carteras de Prada y los lentes de Valentino son moneda corriente en este rincón del mundo llamado Milán. El aroma a café expreso y el ritmo intenso de las grandes metrópolis constituye el escenario perfecto para una zona poblada de vidrieras minimalistas, casas financieras y empresarios que vienen y van con paso apurado.

Con la elegancia como estandarte, el corazón de Milán late a un ritmo eternamente agitado. Frente a la plaza de la catedral, la Galería Vittorio Emanuele II es el punto de encuentro por excelencia en la ciudad. Entre obras de arte y bajo cúpulas de cristal, los milaneses disfrutan de un Campari como aperitivo o de un ristretto (café fuerte) después del almuerzo, dos de los consumos más típicos.

A sólo 300 metros del Duomo, la construcción gótica más exuberante de Italia, se levanta otro de los edificios más emblemáticos de la ciudad: La Scala, el teatro lírico más importante del mundo, en cuya Sala Mayor presentaron óperas directores como Bellini o Berdi. Frente a este monumento a la cultura se sitúa el Palacio Marino, sede municipal de Milán.

Via Brera, la calle dorada


Detrás de La Scala aparece la peatonal Via Brera, en la que se levantan construcciones del siglo XVII, como el Palazzo Cusani o el Palazzo de Brera, que actualmente alberga el museo más importante de Milán. En su museo descansan pinturas de Signorelli, Rafael y Caravaggio, pero además, allí se encuentra la Academia de Bellas Artes, por lo que el ambiente solemne del público que está ante tamañas obras se mezcla con el bullicio estudiantil.

Sin embargo, a la hora de hablar del arte en la ciudad, la obra pictórica emblemática está colgada sobre una de las paredes del Convento de Santa María de las Gracias. Se trata de La Última Cena, pintada por Leonardo da Vinci a fines del siglo XV, una de las pinturas más importantes del mundo. Asimismo, a escasas cuadras del centro y frente al Parque Sempione se levanta el Castillo Sforzesco. Construido en piedra en el siglo XIII, ofrece exposiciones de arte en sus extensos jardines.

Cuando cae la noche, el centro sigue en su intenso movimiento. En la zona de Piazza della Scala los restaurantes tradicionales ofrecen lo mejor de la gastronomía milanesa. Luego de la cena y de la religiosa tacita de espresso, el mejor plan es recorrer las calles a la luz de los faroles y parar por un cóctel en alguno de los bares de Via Brera.

Entre la moda y el arte, la tradición y la modernidad, el sabor del café fuerte y el ritmo agitado de una urbe que nunca descansa, Milán es una de las ciudades más interesantes y vivas de Europa.

El símbolo de la ciudad


La edificación más importante de Milán es su catedral, el Duomo, todo un símbolo de la ciudad. Si bien comenzó a edificarse en 1386, sus mejoras y restauraciones continuaron hasta mediados del siglo XIX.

Construida en mármol como indican los cánones del tardío gótico, cuenta con más de 2240 estatuas. En su parte más alta, a más de 100 metros sobre sus pórticos de bronce del siglo XVII, descansa una imagen de cobre dorado de la Madonnina, virgen patrona de Milán.

Además de las naves principales en las que cada domingo se celebra la misa, vale la pena conocer su museo, con esculturas, pinturas y trabajos en vidrio que pertenecieron a la catedral; y la terraza, que consiste en una interminable galería de estatuas al aire libre con impagables vistas de la ciudad.

Datos útiles

- Existen vuelos con una escala entre Buenos Aires y Milán. El viaje tarda 15 horas y aterriza en el aeropuerto de Linate. El costo del pasaje empieza en los 1150 euros.

- Hoteles. El precio de hoteles 5 estrellas por habitación ronda los 350 euros. 4 estrellas, desde 150 euros por habitación. Y 3 estrellas, unos 80 euros.

- Para movilizarse dentro de la ciudad hay tranvías, colectivos y tres líneas de subte. Los boletos pueden comprarse en máquinas expendedoras, en quioscos o a vendedores ambulantes.

- El precio del alquiler de autos ronda los 350 euros por semana.

- La temporada del Teatro La Scala comienza a principios de diciembre y finaliza a mediados de mayo.

- La entrada a los museos más importantes cuesta entre 10 y 15 euros.

- Existe una oficina de información turística en la Galería Vittorio Emanuele.

- En los museos está permitido filmar y tomar fotografías sin flash y sin trípode.

Fuente: Cronista

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257