Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 29 de Marzo de 2017

Oeste de fiesta. Actos y espectáculos

Chilecito celebra hoy el 302 aniversario de su fundación

Por la mañana y por la tarde habrá actividades para que la comunidad festeje un nuevo año más de vida de su pueblo.

(La Rioja - 19/02/2017)
Hoy es día de fiesta en Chilecito. El pueblo festejará el 302º aniversario de su fundación. El lugar elegido para los actos es la plaza “Caudillos Federales”, donde por la mañana se desarrollarán las primeras acciones con ofrenda floral en el monolito que recuerda el acta fundacional. Luego, en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, Santuario Santa Rita de Casia se concretará el solemne Tedéum, por parte del cura Enrique Martínez Ossola.
Por la tarde, en plaza de la Cultura “Cacique Coronilla”, será el acto protocolar desde las 19.00 con la presencia del gobernador de la provincia, Sergio Casas y de la intendente Silvia Gaitán. Tras el desfile de rigor habrá un espectáculo musical, que incluye la presencia de Facundo Toro, Los Sacheros y los Iracundos,.

Riqueza e historia
La zona vitivinícola más importante de la provincia está ubicada en los Valles de Famatina, al oeste de la provincia, entre el Macizo de Velasco al este y el nevado de Famatina al oeste.
Chilecito está ubicada al pie de la Sierra del Famatina en el lugar donde existía una antiguo tambo incaico, sede del curacazgo más austral del imperio.
Los diaguitas pertenecían al grupo de los cacanos, estaban en lo que hoy es Catamarca y La Rioja. El nombre de diaguitas –que en quechua quiere decir “serranos”– fue impuesto por los incas, con los que estaban muy emparentados culturalmente, aunque su lengua era el cacá o canana. Su principal actividad era la agricultura, para cuyo desarrollo construían terrazas y sistemas de riego. Tejían elaboradas vestimentas y confeccionaban cerámicas pintadas y decoradas.
Los primeros asentamientos españoles comenzaron a partir del siglo XVII. Desde ese entonces se desarrolló la producción minera que caracteriza a la zona.
Durante la conquista española, la búsqueda de minerales en el nuevo continente, en especial oro y plata, adquirió un interés mayúsculo. En la Argentina, los Padres de la Compañía de Jesús dirigieron importantes emprendimientos, muchos de ellos en las mismas minas que explotaban con técnicas muy rudimentarias los indios.
Reconstruyendo la historia hoy sabemos que el 14 de diciembre de 1643 fue concedido el actual pueblo de Malligasta a Don Gabriel Sarmiento de Vega, esposo de Doña Leonor Ibarra y Velazco y padre de un único hijo: José Sarmiento. Al morir su padre, José hereda sus bienes, pero como previamente había ingresado a la orden jesuítica y por ello no podía poseer bienes materiales, las tierras de Malligasta quedaron sin dueño. Es entonces cuando otro español, Bartolomé de Castro aprovecha la circunstancia y solicita las tierras ofreciendo como mérito sus servicios a la corona española para sofocar el gran alzamiento Calchaquí.
Castro, luego de obtener las tierras solicitadas y radicarse allí, contrae matrimonio con Doña Magdalena Bazán de Pedraza, y nace Domingo de Castro y Bazán que queda como dueño de Malligasta al fallecer su padre. Domingo de Castro y Bazán comienza a interesarse por el paraje, donde actualmente tiene asiento la ciudad de Chilecito, pide las tierras al gobernador de Tucumán en 1712, pero recién en 1715 le son entregadas.
Situado al pie del imponente macizo del Famatina (6250 m) con la Sierra de Velasco (4250 m) a sus espaldas y las pequeñas estribaciones del Cordón del Paimán, Domingo de Castro y Bazán funda el 19 de febrero de 1715, con el nombre de Villa Santa Rita la actual ciudad de Chilecito.
El paraje de Santa Rita luego se llamaría Hacienda Santa Rita, posteriormente Estancia de Santa Rita y tendría numerosos nombres más hasta llamarse definitivamente Chilecito.
Su denominación actual se debe a la gran influencia de mineros chilenos llegados a fines del siglo XIX para explotar las riquezas auríferas de la región.
A fines del siglo XIX y principios del XX, Chilecito adquiere relevancia a nivel nacional por ser el centro de explotación minera más importante. Llega el ferrocarril. Se crea en 1892 la segunda sucursal del país del Banco de la Nación Argentina. En 1903 se realiza la mayor obra de ingeniería del mundo en vías aéreas hasta ese momento: el Cable Carril Chilecito-La Mejicana, de 34 km de recorrido, llegando a 4500 m de altura y haciendo funcionar en la zona más de diez establecimientos de fundiciones.
Chilecito y su etimología. Deriva de Chile que a su vez es Chill en voz Aymará que significa “confín del mundo”. En realidad Chilecito es el diminutivo castellano de Chile aplicado quizás por haber tenido la zona un importante asentamiento de chilenos, que vinieron a explotar las minas de la región.

Hoy es día de fiesta en Chilecito. El pueblo festejará el 302º aniversario de su fundación. El lugar elegido para los actos es la plaza “Caudillos Federales”, donde por la mañana se desarrollarán las primeras acciones con ofrenda floral en el monolito que recuerda el acta fundacional. Luego, en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, Santuario Santa Rita de Casia se concretará el solemne Tedéum, por parte del cura Enrique Martínez Ossola.
Por la tarde, en plaza de la Cultura “Cacique Coronilla”, será el acto protocolar desde las 19.00 con la presencia del gobernador de la provincia, Sergio Casas y de la intendente Silvia Gaitán. Tras el desfile de rigor habrá un espectáculo musical, que incluye la presencia de Facundo Toro, Los Sacheros y los Iracundos,.

Riqueza e historia
La zona vitivinícola más importante de la provincia está ubicada en los Valles de Famatina, al oeste de la provincia, entre el Macizo de Velasco al este y el nevado de Famatina al oeste.
Chilecito está ubicada al pie de la Sierra del Famatina en el lugar donde existía una antiguo tambo incaico, sede del curacazgo más austral del imperio.
Los diaguitas pertenecían al grupo de los cacanos, estaban en lo que hoy es Catamarca y La Rioja. El nombre de diaguitas –que en quechua quiere decir “serranos”– fue impuesto por los incas, con los que estaban muy emparentados culturalmente, aunque su lengua era el cacá o canana. Su principal actividad era la agricultura, para cuyo desarrollo construían terrazas y sistemas de riego. Tejían elaboradas vestimentas y confeccionaban cerámicas pintadas y decoradas.
Los primeros asentamientos españoles comenzaron a partir del siglo XVII. Desde ese entonces se desarrolló la producción minera que caracteriza a la zona.
Durante la conquista española, la búsqueda de minerales en el nuevo continente, en especial oro y plata, adquirió un interés mayúsculo. En la Argentina, los Padres de la Compañía de Jesús dirigieron importantes emprendimientos, muchos de ellos en las mismas minas que explotaban con técnicas muy rudimentarias los indios.
Reconstruyendo la historia hoy sabemos que el 14 de diciembre de 1643 fue concedido el actual pueblo de Malligasta a Don Gabriel Sarmiento de Vega, esposo de Doña Leonor Ibarra y Velazco y padre de un único hijo: José Sarmiento. Al morir su padre, José hereda sus bienes, pero como previamente había ingresado a la orden jesuítica y por ello no podía poseer bienes materiales, las tierras de Malligasta quedaron sin dueño. Es entonces cuando otro español, Bartolomé de Castro aprovecha la circunstancia y solicita las tierras ofreciendo como mérito sus servicios a la corona española para sofocar el gran alzamiento Calchaquí.
Castro, luego de obtener las tierras solicitadas y radicarse allí, contrae matrimonio con Doña Magdalena Bazán de Pedraza, y nace Domingo de Castro y Bazán que queda como dueño de Malligasta al fallecer su padre. Domingo de Castro y Bazán comienza a interesarse por el paraje, donde actualmente tiene asiento la ciudad de Chilecito, pide las tierras al gobernador de Tucumán en 1712, pero recién en 1715 le son entregadas.
Situado al pie del imponente macizo del Famatina (6250 m) con la Sierra de Velasco (4250 m) a sus espaldas y las pequeñas estribaciones del Cordón del Paimán, Domingo de Castro y Bazán funda el 19 de febrero de 1715, con el nombre de Villa Santa Rita la actual ciudad de Chilecito.
El paraje de Santa Rita luego se llamaría Hacienda Santa Rita, posteriormente Estancia de Santa Rita y tendría numerosos nombres más hasta llamarse definitivamente Chilecito.
Su denominación actual se debe a la gran influencia de mineros chilenos llegados a fines del siglo XIX para explotar las riquezas auríferas de la región.
A fines del siglo XIX y principios del XX, Chilecito adquiere relevancia a nivel nacional por ser el centro de explotación minera más importante. Llega el ferrocarril. Se crea en 1892 la segunda sucursal del país del Banco de la Nación Argentina. En 1903 se realiza la mayor obra de ingeniería del mundo en vías aéreas hasta ese momento: el Cable Carril Chilecito-La Mejicana, de 34 km de recorrido, llegando a 4500 m de altura y haciendo funcionar en la zona más de diez establecimientos de fundiciones.
Chilecito y su etimología. Deriva de Chile que a su vez es Chill en voz Aymará que significa “confín del mundo”. En realidad Chilecito es el diminutivo castellano de Chile aplicado quizás por haber tenido la zona un importante asentamiento de chilenos, que vinieron a explotar las minas de la región.

oy es día de fiesta en Chilecito. El pueblo festejará el 302º aniversario de su fundación. El lugar elegido para los actos es la plaza “Caudillos Federales”, donde por la mañana se desarrollarán las primeras acciones con ofrenda floral en el monolito que recuerda el acta fundacional. Luego, en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, Santuario Santa Rita de Casia se concretará el solemne Tedéum, por parte del cura Enrique Martínez Ossola.
Por la tarde, en plaza de la Cultura “Cacique Coronilla”, será el acto protocolar desde las 19.00 con la presencia del gobernador de la provincia, Sergio Casas y de la intendente Silvia Gaitán. Tras el desfile de rigor habrá un espectáculo musical, que incluye la presencia de Facundo Toro, Los Sacheros y los Iracundos,.

Riqueza e historia
La zona vitivinícola más importante de la provincia está ubicada en los Valles de Famatina, al oeste de la provincia, entre el Macizo de Velasco al este y el nevado de Famatina al oeste.
Chilecito está ubicada al pie de la Sierra del Famatina en el lugar donde existía una antiguo tambo incaico, sede del curacazgo más austral del imperio.
Los diaguitas pertenecían al grupo de los cacanos, estaban en lo que hoy es Catamarca y La Rioja. El nombre de diaguitas –que en quechua quiere decir “serranos”– fue impuesto por los incas, con los que estaban muy emparentados culturalmente, aunque su lengua era el cacá o canana. Su principal actividad era la agricultura, para cuyo desarrollo construían terrazas y sistemas de riego. Tejían elaboradas vestimentas y confeccionaban cerámicas pintadas y decoradas.
Los primeros asentamientos españoles comenzaron a partir del siglo XVII. Desde ese entonces se desarrolló la producción minera que caracteriza a la zona.
Durante la conquista española, la búsqueda de minerales en el nuevo continente, en especial oro y plata, adquirió un interés mayúsculo. En la Argentina, los Padres de la Compañía de Jesús dirigieron importantes emprendimientos, muchos de ellos en las mismas minas que explotaban con técnicas muy rudimentarias los indios.
Reconstruyendo la historia hoy sabemos que el 14 de diciembre de 1643 fue concedido el actual pueblo de Malligasta a Don Gabriel Sarmiento de Vega, esposo de Doña Leonor Ibarra y Velazco y padre de un único hijo: José Sarmiento. Al morir su padre, José hereda sus bienes, pero como previamente había ingresado a la orden jesuítica y por ello no podía poseer bienes materiales, las tierras de Malligasta quedaron sin dueño. Es entonces cuando otro español, Bartolomé de Castro aprovecha la circunstancia y solicita las tierras ofreciendo como mérito sus servicios a la corona española para sofocar el gran alzamiento Calchaquí.
Castro, luego de obtener las tierras solicitadas y radicarse allí, contrae matrimonio con Doña Magdalena Bazán de Pedraza, y nace Domingo de Castro y Bazán que queda como dueño de Malligasta al fallecer su padre. Domingo de Castro y Bazán comienza a interesarse por el paraje, donde actualmente tiene asiento la ciudad de Chilecito, pide las tierras al gobernador de Tucumán en 1712, pero recién en 1715 le son entregadas.
Situado al pie del imponente macizo del Famatina (6250 m) con la Sierra de Velasco (4250 m) a sus espaldas y las pequeñas estribaciones del Cordón del Paimán, Domingo de Castro y Bazán funda el 19 de febrero de 1715, con el nombre de Villa Santa Rita la actual ciudad de Chilecito.
El paraje de Santa Rita luego se llamaría Hacienda Santa Rita, posteriormente Estancia de Santa Rita y tendría numerosos nombres más hasta llamarse definitivamente Chilecito.
Su denominación actual se debe a la gran influencia de mineros chilenos llegados a fines del siglo XIX para explotar las riquezas auríferas de la región.
A fines del siglo XIX y principios del XX, Chilecito adquiere relevancia a nivel nacional por ser el centro de explotación minera más importante. Llega el ferrocarril. Se crea en 1892 la segunda sucursal del país del Banco de la Nación Argentina. En 1903 se realiza la mayor obra de ingeniería del mundo en vías aéreas hasta ese momento: el Cable Carril Chilecito-La Mejicana, de 34 km de recorrido, llegando a 4500 m de altura y haciendo funcionar en la zona más de diez establecimientos de fundiciones.
Chilecito y su etimología. Deriva de Chile que a su vez es Chill en voz Aymará que significa “confín del mundo”. En realidad Chilecito es el diminutivo castellano de Chile aplicado quizás por haber tenido la zona un importante asentamiento de chilenos, que vinieron a explotar las minas de la región.

Cable Carril: la obra de ingeniería es la más alta y larga del mundo y fue la más costosa de su tiempo
La obra de ingeniería para transporte de minerales desde “La Mejicana” hacia Chilecito, se comenzó a construir en febrero de 1903, por la Empresa alemana Bleichert, concluyendo la primera parte, desde Estación N°1 hasta la N°5 e inaugurando este sector, el 29 de julio de 1904, pero la obra completa y los trabajos comenzaron el 1° de enero de 1905, cuando se concluyeron las Estaciones restantes. El Cablecarril, obra de ingeniería inaugurada en 1904, es la más alta y larga del mundo y para el tiempo de su inauguración fue la obra más costosa que encaró el Gobierno Nacional.

Curiosidades
El Cablecarril en su proyecto original tenía previsto tres ramales; uno en la Estación N°6, otro en la Estación N°5 y el de Santa Florentina, que es el único que se concretó.
La obra del Cable Carril consta para todos de nueve estaciones y 262 torres, pero en realidad no es así, ya que al incorporarse el establecimiento Minero de Santa Florentina, queda con 10 estaciones y 272 torres Y se le agrega un tendido de 800 metros. más , lo que queda un total de 35.128 mts
Se ha constatado que la estaciona más fría en el recorrido del Cable Carril VII calderita nueva, una temperatura media anual de menos de 20 grados centígrados.
La obra del Cablecarril, por Decreto N°999 del 25 de octubre de 1982, es declarada Monumento Histórico Nacional.
La parte más empinada del recorrido lo hace entre las Estaciones V y VII, que asciende 1250 mts. La diferencia de altura entre la Estación 1” Chilecito” y la Estación 9 “Upulungos” es de 3510 mts.
En la Estación N° VII, “Calderita Nueva” y el sitio denominado “Bello Plano”, fue bautizado, sarcásticamente, como “Pozo de las ánimas”, por la cantidad de personas que se precipitaron al vacío.
Se sabe que la obra costó en proyecto original 380.000 de pesos oro, pero luego se lo llevó a un millón pesos oro, por gastos inesperados, a los que hay que agregar un millón de libras esterlinas aportados por la Empresa inglesa que concesionó el Cablecarril.
El Cablecarril necesita a través de su recorrido ser tensado para no perder el normal trayecto de las vagonetas, es por ello que han sido dispuestas Estaciones intermedias denominadas de Tensión y anclaje en toda la ruta que recorren dichas vagonetas.
Estos dispositivos, como ser el de tensión que tiene dos cajones con grandes pesos de hormigón por los cuales los cables que van hacia arriba y hacia abajo son tensionados. Mientras que la Estación de anclaje sirve para asegurar los tensores.
En el 2015 se inaugura el asfaltado de la ruta de la Av. La Mejicana que une Estación N°I con la Estación N°II, una doble vía de 9 kms que desemboca en la estación N°II, dejando de centro las noventa torres que unen el trayecto.
El Proyecto de la obra del Cablecarril no tiene la dicha de haber sido el primero. Durante el Gobierno de Don Pedro Gordillo (1871-74) se presenta el primer proyecto a cargo de Crafford, luego vendría el proyecto del francés Eugenio Rab, posteriormente el de Pedro Prud´Homme y por último el de William A. Treloar, pero el que se concreta será el de la Bleichert de Alemania.
El cablecarril transportaba 25 toneladas por hora en cargas descendentes y 15 toneladas por hora en cargas ascendentes, lo que hace en un turno de 8 hs., transportaba 200 toneladas diarias.
En el 2015 se inician los trabajos tendientes a postular al Cablecarril “Chilecito-La Mejicana” como Patrimonio de la Humanidad.
El Cablecarril terminó su actividad ininterrumpida en 1914 y esporádicamente en 1926. Después funciono solo para mantenimiento. En 1994 se lo hizo funcionar entre la I y la II con fines turísticos, ocurriendo un lamentable suceso, que paralizo toda actividad hasta que en 2000 vuelve a funcionar entre la I y la II con fines de mantenimiento.

El Museo también está de fiesta
Hoy domingo 19 de febrero el Museo “Molino San Francisco” cumple 40 años de vida
Se trata de Museo Arqueológico e Histórico que funciona en un edificio de comienzos del SXVII. Además de siete salas donde se conservan piezas de distintas culturas, documentos y elementos de la historia de la ciudad, es posible disfrutar de la tecnología puesta al servicio de la cultura.
A principios del Siglo XX en Chilecito funcionaban tres molinos trituradores de cereales, de suma importancia en una amplia región de la provincia: el primero en la calle Santa Rita de propiedad de Tagliafíco, el segundo ubicado en la calle Jazmín Ocampo, donde está el Museo de Chilecito, y es el que aún se conserva en buenas condiciones y el tercero de Iribarren o Becerra, en la calle El Famatina y Santiago Bazán y que no queda nada.
El Museo de Chilecito, Molino de San Francisco, fue el hogar de Domingo de Castro y Bazán .Caserón de estilo colonial español que data de 1720 y que cumplía la función de molino triturador de cereales de la región y que aún conserva gran parte de su estructura.
Entre sus salas se puede mencionar la que lleva el nombre de Carlos Enrique Larrosa. Uno de sus muros cuenta con contrafuertes que le dan un toque arquitectónico único, para hacer contención al canal, que pasa por arriba y accionaba la maquinaria del molino. Esta sala es el auditórium, donde se llevan a cabo conferencias, actos, exposiciones y la vasta actividad cultural que realiza el museo. Habitualmente está compuesta por elementos como billetes, estampillas, máquinas de fotos, armas, maquinarias, indumentaria, cerámica, elementos domésticos, y una de las más importantes colecciones de xilografía de la zona región.
Luego está la sala Hermanos Peralta Dávila, con artesanías y la sala padre Jacinto Portella, de arte sacro.
La sala Alberto Gabriel Ocampo es histórica por los elementos que se guardan en honor de uno de los mejores poetas chileciteños; mientras que la sala Mario Anganuzzi está dedicada a las artes plásticas.
La sala Héctor Greslebin se ocupa de arqueología y, por último, la sala Emilio Hünicken se dedica a una de las principales actividades de la región, desde el siglos XVI hasta principios del siglo XX , la minería.

Fuente: Nueva Rioja

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257