Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 16 de Agosto de 2022

Gabriel Rubinstein, el nuevo viceministro de Economía: cómo piensa el número dos de Sergio Massa

En una reciente entrevista, habló sobre la necesidad de “terminar urgente con el déficit fiscal”; celebró el “acuerdo político” que sostiene el desembarco de Massa y dijo que la segmentación de los servicios públicos “no ataca el problema”

(05/08/2022) Gabriel Rubinstein era director de GRA Consultora.

“Efecto Massa” bien recibido por el mercado, por el “poder político” que tiene el ministro y que “no tenía Batakis”. Apoyo al programa firmado con el FMI. Críticas a la segmentación tarifaria y el planteo de “terminar urgente con el déficit fiscal”. Esas son algunas de las ideas del nuevo viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein.

El funcionario, que fue director del Banco Central y hasta aquí se desempeñaba como titular de la consultora GRA (Gabriel Rubinstein y Asociados), analizó días atrás la llegada de Sergio Massa al gabinete y planteó que en el país se estaba produciendo un “ajuste desordenado”. También dijo que el acuerdo con el FMI es “el único programa economico que se puede vislumbrar”.

“Necesariamente habrá que hacer revisiones porque hay cosas que van a quedar desactualizadas. De todas maneras, el programa con el FMI parece ser el único programa aeconomico que uno puede vislumbrar. Es un plan con cierto grado de consistencia que permitiría que la inflacion no se desmadre completamente, porque hay un sendero de baja del déficit y de baja en la emisión monetaria”, dijo meses atrás Rubinstein, en una entrevista con LN+, en referencia a las metas del programa y el impacto de la guerra en Ucrania que cambió el contexto internacional.

“En la medida en que se cumpla (el programa con el FMI) nos permitiría evitar que iniciativas muy disruptivas y dañinas del kirchnerismo, y que el Gobierno hace propias. Es un freno aalgo que podría ser mucho peor. El acuerdo avala la mediocridad prevaleciente pero nos evita los peores escenarios, no solo por el default en si mismo, sino porque por la baja del déficit y otras cuestiones uno podría pensar que no va a haber un desquicio en la economía argentina”, agregó, en su intervención en marzo

En otra entrevista TN, insistió en la necesidad de avanzar hacia el equilibrio fiscal y en la reducción de los subsidios a la energía. “Para el mercado fue el ‘efecto Massa’. Viene alguien con el poder político que no tenía Batakis. Uno supone que si viene Massa no es que al día siguiente Cristina dice ‘No me gusta’ y se queda quieto. Si él viene es porque hay un acuerdo político lo suficientemente sólido como para que él despliegue”, dijo Rubinstein, el pasado fin de semana, al analizar la llegada del exintendente de Tigre al Ministerio de Economia.

Días después, Massa convocó al economista, que fue miembro del comité de riesgo soberano DCR-Fitch Ratings e integró el equipo de asesores del exministro Roberto Lavagna en temas de política monetaria, para que se sume a su equipo en el Palacio de Hacienda.

Rubinstein también celebró la reciente decisión del Banco Central de subir la tasa de interés de política monetaria. “Fue un alineamiento. No estamos en un terreno de tasas positivas reales, pero no podemos quedarnos tan alejados. El Banco Central se había quedado muy abajo y era fácil para las empresas endeudarse en pesos y comprar dólares. Porque el crédito estaba barato. Cuando combatís un fenómeno tenés que combatirlo integralmente”, afirmó Rubinstein, en referencia a la evolución de las tasas y la inflación.

A su vez, el economista dijo que la Argentina necesita “terminar con el desequilibrio fiscal”. “Lo urgente y lo importante es lo mismo, pero no siempre se da así. Hoy, en lo que es la macroeconomía de corto plazom es terminar con el desequilbrio fiscal. Hay países que no tienen ese problema porque tienen capacidad de financiamiento cuando tienen desequilibrio, y la Argentina no”, dijo Rubinstein.

“Argentina no tiene posibilidades de acceder al mercado internacional. No tenemos reservas. No tenemos capacidad de endeudamiento en pesos y tuvo que salir el BCRA en junio a rescatar al mercado porque, si no, entrábamos en default en el mercado de pesos. Argentina se quedó sin financiamiento entonces no te queda más remedio que no gastar más de lo que te entra”, agregó.

Al mismo tiempo, insistió en la idea, ratificada por Massa, de frenar la emisión monetaria y el giro de adelantos transitorios del BCRA al Tesoro. “Hay momentos donde podés emitir. Cuando la inflación es baja, emitís y más o menos va pasando, Ahora cuando la inflación estalla, como ahora, ese recurso se murió también. No podés echar más nafta al fuego. Y cuando estás en esta situación, la realidad te dice que tenés que hacer equilbrio fiscal”, enfatizó.

También hizo mención a la inflación que deteriora el poder adquisitivo de los salarios, el desequilibrio en las cuentas públicas y el “ajuste no civilizado” que hoy vive el país. “Hay una cuestión política. Ahora le saco a todo el mundo por el impuesto inflacionario. Son $6000 por mes que cada argentino votante pone para pagar el impuesto inflacionario sin darse cuenta. Queremos reemplazar eso por otra cosa. Eso tiene nombre y apellido: sacarle plan a este, bajar la jubilación al otro, bajarle la obra pública a tal tipo o bajarle a las provincias”, dijo.

Fuente: LA NACION

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257