Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 4 de Octubre de 2022

El Parque Pereyra, en un estado de abandono que debería ser revertido

Un nuevo capítulo acaba de sumarse a la historia de abandono en que está sumido el parque Pereyra Iraola desde hace demasiado tiempo, reflejado en una denuncia de guardaparques del predio por una tala clandestina que se detectó en los últimos días, realizada en el sector público –Santa Rosa- de ese gigante y último pulmón verde existente entre La Plata y Buenos Aires. Los responsables del cuidado fueron elocuentes al aludir a la tarea de extracción realizada: hablaron de “árboles de mediano porte talados, cortados en su totalidad que se los han llevado hace poco”.

(LA PLATA - 29/06/2022) Debieran ser, entonces, los responsables del predio los que corroboren los alcances de la tala denunciada, que se habría sumado así a una serie indefinida de ataques que sufre el lugar.

De todos modos, una simple observación del estado que muestra el predio alcanza para medir el grado de abandono en que se encuentra, ganado por altos pastizales y a merced de intrusiones y acciones ilegales sobre las cuales se vinieron presentando numerosos reclamos desde hace muchos años.

El parque depende de la Provincia y se encuentra asentado en jurisdicción del distrito de Berazategui. Lamentablemente, ese panorama de descuido y de inexplicable desidia que pesa sobre el paseo no deja de verse acentuado por distintos factores. Hace pocos meses un devastador incendio afectó a unas 80 hectáreas y obligó a la presencia y a la denodada labor de unos 150 bomberos que lograron sofocar los distintos frentes de fuego.

La parte del predio devastada correspondió a un monte de eucaliptos y campos aledaños, conocido como “Bosque Massú”, en la zona adyacente a Ruta 2, kilómetro 38,5 en El Pato, entre el partido de La Plata y el de Berazategui.

En ese caso, podría haberse tratado de un accidente. Sin embargo, el Parque ha venido perdiendo no sólo niveles de vigilancia acordes a su importancia, sino que se ha visto acosado por una multiplicidad de intrusos y de actividades ajenas –estas últimas ofrecidas en décadas pasadas por la Provincia bajo la figura de concesiones- que lo vinieron desnaturalizando en su condición legal, así dispuesta en el momento de ser expropiado, que fue la de ser reserva forestal y paseo público.

De las diez mil hectáreas expropiadas a fines de la década del 40 para que cumplieran esa finalidad, sólo menos de tres mil respetarían esa condición. El resto se encuentra en manos de muchos organismos públicos o privados, así como de personas que lo invadieron y desarrollan emprendimientos frutihortícolas. Se ha dicho ya muchas veces que esta realidad podría crear indeseadas alternativas judiciales para el Fisco bonaerense.

Se ha dicho también que el predio contiene –aún- riquezas vegetales y faunísticas invalorables y que, por inexplicable contrapartida, la Provincia se mostrado ineficaz en el cuidado debido por los organismos públicos de quienes depende. Desde luego que, como fondo del problema, aparece la necesidad de que disponga de recursos presupuestarios suficientes para garantizar el mantenimiento.

Es necesario frenar las continuas intrusiones, las talas y podas clandestinas, el volcado clandestino de residuos, los incendios generados por visitantes de fin de semana, la existencia de altos pastizales, el descuido de los caminos interiores y, aunque parezca increíble, los muchos casos detectados de caza clandestina. Quienes conocen a fondo el tema, saben que sólo una decisión política de la Provincia podrá ofrecerle al parque Pereyra Iraola el mantenimiento debido y el respeto que merece su aún admirable riqueza natural

Fuente: EL Día

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257