Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 4 de Octubre de 2022

EDITORIAL

El espíritu democrático no requiere regulación

Todo intento oficial de intervenir sobre los contenidos de las redes sociales se contrapone con las garantías constitucionales sobre libertad de expresión.

(02/04/2022) El autoritarismo en el poder es incompatible con el Estado de derecho porque la libertad de expresión molesta al relato único y por eso se apela a normas regulatorias, cuando no a leyes como la de medios, frustrada en la práctica por inaplicable frente a la pluralidad del pensamiento. Por eso es lamentable todo intento de manejar los diferentes canales de comunicación social como busca el Gobierno.

Ahora fue el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Béliz, quien impulsa un "pacto" para evitar que las plataformas de Internet "dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia", lo que implicaría limitar o intervenir directamente en el uso de las redes sociales para que los contenidos se ajusten a las prácticas republicanas, según la interpretación oficial.

Sin entrar en mayores consideraciones, esta idea del área presidencial ignora el art.14 de la Constitución Nacional que garantiza la libertad de expresión como un derecho supremo de los argentinos, sin tutelajes de ninguna especie. Por ello el Poder Ejecutivo carece de facultades para regular los contenidos de las plataformas de la web y de medios, y si hay desbordes y transgresiones es la Justicia la que debe actuar.

Esta llamativa "desintoxicación" ya se aplica en las redes sociales de Cuba, Venezuela, Nicaragua, China, Irán y Rusia, entre otras naciones que impusieron censuras, limitaciones y persecuciones en el uso de las redes porque los contenidos desnudan objetivos políticos perversos y los difunden. Internet es una herramienta fundamental en medio de conflictos, como lo fue en la Primavera Árabe y ahora en la invasión rusa a Ucrania.

La verdad no se silencia ni se impone por decreto, y lo único que puede intoxicar a una democracia son las restricciones a la libertad de expresión y el pluralismo de pensamiento, garantías constitucionales permanentemente pisoteadas por quienes se han apropiado de los derechos humanos como doctrina, pero a contramano del basamento de una auténtica democracia.

Si hay algo que democratiza a una sociedad son los contenidos de las redes sociales por la gran participación de la ciudadanía en asuntos públicos. Como en toda actividad humana sin duda existen desbordes y acciones reprochables, pero esto se depura por sí solo al aparecer la verdad. No hacen falta policías del pensamiento y reglas para expresar una sola verdad

Fuente: Diario de Cuyo

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257