Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 23 de Abril de 2021

Detectan millonarios beneficios ambientales para las antenas de Parque Norte en Neuquén

Omisiones que dejaron millonarios beneficios para los dueños de las antenas de Parque Norte en Neuquén

Descubrieron irregularidades en el cálculo de la tasa por mitigación. Al bajo valor exigido se sumó una grosera subestimación de las superficies ocupadas. Además encontraron deudas y falta de información. El Municipio regularizó y elevó el tributo.

(NEUQUÉN. - 05/04/2021) Cinco antenas de telecomunicaciones dominan el techo del Alto Valle desde el Parque Norte, en la capital neuquina. Con decenas de transmisores y alturas que van entre los 12 y más de 50 metros, las estructuras irradian señal para telefonía celular y transmisiones de medios en un amplio espectro (alcance que no tiene medición oficial). Están emplazadas en un área urbana protegida -estatus oficializado con la ordenanza 11.874 de 2010- y por ese motivo deben pagar una tasa ambiental de “mitigación”. Sin embargo, se detectaron irregularidades y omisiones en el cálculo lo que generó una millonaria pérdida a las cuentas municipales.

La Tasa por Compensación Ambiental Parque Norte se incluye en la Tarifaria desde 2006 (ordenanza N° 10.536), pero entonces se establecía un pago único por 10 años. Sobre la fecha de instalación de las antenas también hay dudas y los funcionarios municipales apelan a su memoria de vecinos porque, aseguran, en la Subsecretaría de Medio Ambiente no hay documentación histórica sobre su instalación y usos.

Con el paso de los años, la tasa se fue modificando. En 2010 se fijó que debía pagarse en forma anual y por metro cuadrado de afectación al terreno ocupado. La reciente tarifaria, aprobada para 2021 (ordenanza N° 14.148), estableció que el cálculo se realice, también por metro cuadrado, pero en forma mensual y además multiplicó los valores exponencialmente.

De acuerdo a la documentación a la que accedió RÍO NEGRO los pagos que realizaron los propietarios de las antenas resultan irrisorios. Incluso algunos no cumplieron con los pagos anuales establecidos aún cuando iban entre 3 mil y 5 mil pesos. Dos de las antenas son propiedad de Telefónica (Telefonía Móviles Argentina), otra de AMX Argentina (Claro), la cuarta de Transportadora Gas del Sur (del grupo Pampa Energía, de Marcelo Mindlin) y la quinta de Prisma Multimedios (la exantena de la CTA).

El principal tributo que pagan que pagan estas instalaciones es la tasa por Uso de Espacio Público. Lo que corresponde a la mitigación ambiental es una compensación cuyos fondos se destinan a mejorar, en este caso, el Parque Regional Norte de unas 300 hectáreas de extensión. Sin embargo, los pagos anuales vigentes hasta el año pasado no estaban cancelados en su totalidad.

El sector es utilizado diariamente para actividades deportivas. Foto: Florencia Salto.
Subestimación concedida
El bajo valor, para un tributo de compensación ambiental y por el usufructo de la mayoría de las empresas mencionadas, encerraba una trampa. Trampa que parece concedida y admitida.

Por un lado el monto por metro cuadrado -anual- evolucionó en apenas 1,5 pesos en 2016 a 10 pesos en 2020. Pero, fundamentalmente, la ordenanza establece que se debe sumar todos los metros cuadrados afectados, sin embargo, las empresas solo declaraban el cerco perimetral de la antena y no la superficie formada por las lingas que sostienen las estructuras y que atraviesan caminos, vegetación autóctona y parte de la geografía del lugar.

Por ejemplo, la antena de la compañía Claro tributaba por 680 metros cuadrados cuando la superficie afectada, por la intervención de los tensores, es de 23.235 metros cuadrados. Es decir que solo tributaba por el 2,9% del terreno afectado en el área protegida.

A los insignificantes montos fijados se sumó una abusiva subestimación territorial que no fue advertida por el Ejecutivo municipal ni los concejales opositores de las últimas dos décadas.

Solo una de las antenas está ajustada a su realidad. La suma de las irregularidades en las otras cuatro establece que se declaraba una superficie de afectación de 2.101 metros cuadrados, cuando deberían haber contemplado 42.701 metros cuadrados -el equivalente a seis canchas de fútbol profesional-, es decir, que la subestimación admitida fue de 20 veces menos.

El articulado, que viene desde 2006, establece cómo debe calcularse: “mitigación de riesgo por metro cuadrado afectado por el emprendimiento, considerándose área afectada en el caso de atentas arrendadas la superficie del círculo con centro en la antena y de radio igual a la proyección horizontal de las riendas, por metro cuadrado y por mes”.

La administración de Mariano Gaido incluyó los recálculos en la Tarifaria 2021 y elevó el valor del metro cuadrado a 750 pesos mensuales. Además confirmaron que reclamarán la actualización, solo pueden hacerlo por el ajuste de la superficie, de los periodos fiscales no vencidos (5 años para atrás).

La intimación, según confirmó el Municipio, es de 96 millones de pesos e incluye los meses de este año con el nuevo cálculo y la revisión quinquenal. Desde el gobierno local advierten que encontrarán resistencia por el elevado salto que tuvo la tasa, en derecho tributario no suelen prosperar los recálculos exponenciales, pero consideran que los pagos que se hacían hasta el año pasado eran casi “una burla".

Las cinco empresas pagaban entre todas, subestimación de superficies mediante, hasta el año pasado 15.757 pesos. Ahora la tasa trepó a 32 millones de pesos mensuales o 384,3 millones al año

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257