Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 23 de Abril de 2021

El rol de los municipios frente a las antenas de Telecomunicaciones

Por Miguel Ángel Salvay

En los últimos años se expandieron de forma notoria los servicios de telecomunicaciones inalámbricas y esto ha redundado en el aumento de la instalación de antenas, especialmente, en los principales centros urbanos generándose distintos debates por la contaminación electromagnética y por los supuestos graves daños que podrían producir en la salud de la población.

(Río Cuarto - 23/02/2021) No se puede pensar en el desarrollo de un país en lo social, cultural y económico si no cuenta con una adecuada infraestructura de telecomunicaciones que brinde a sus habitantes acceso a servicios conocidos como Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El avance de este sector (que comprende los segmentos de telefonía móvil y fija, internet, TV abierta y por cable, y radiodifusión, así como otros servicios -correo postal, satelitales, etc.-), constituye uno de los ejes más notables de la evolución de la sociedad global y del efecto de escala del incremento de la actividad económica mundial.

Sin embargo, la celeridad de los cambios y avances pone en evidencia, simultáneamente, que los efectos colaterales y las repercusiones nocivas de su implementación no son evaluados con la misma rapidez ni de manera conclusiva; todo lo cual deriva en estudios e informes científicos que van proponiendo, progresivamente, recomendaciones y la adopción de medidas de prevención o precaución destinadas a evitar o mitigar posibles daños.

Por ello, ante la mera posibilidad de existencia de riesgo grave e irreversible a la población y sus derechos, no podemos permanecer impasibles. La eventualidad impone una actitud activa, no omisiva. La Nación, las Provincias y los Municipios, dentro de sus respectivas competencias, deben adoptar medidas necesarias para evitar que el riesgo finalmente se concrete en el agravio temido.

La multiplicación de estructuras y antenas en diversas zonas urbanas, así como los posibles efectos perjudiciales resultantes de las radiaciones electromagnéticas provenientes de aquellos (aun científicamente inciertos), en la salud, en el ambiente y el entorno vital de la población, han generado importantes reclamos sociales y sectoriales. La proliferación de normas, tanto federales como locales (incluyendo la Provincia de Córdoba, sus Municipios y Comunas), tendientes a regular el fenómeno de las radiaciones y la instalación, ubicación y funcionamiento de la antenas, produjeron numerosas controversias, especialmente en el ámbito Municipal, muchas de ellas judicializadas incluso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en virtud del conflicto jurídico entre la regulación del servicio de telecomunicaciones (de carácter federal) y el poder de policía local.

Tal como lo estableció la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el principio general es que las cuestiones referidas a las comunicaciones telefónicas interestatales están sujetas a jurisdicción nacional, pues constituyen ejercicio del comercio, forman parte del sistema de correos y tienden a promover la prosperidad, adelanto y bienestar general del país. Pero, esta competencia no se circunscribe a la “ubicación” de las antenas de telefonía dentro del territorio municipal. En virtud de ello, las Municipalidades, dentro de su esfera de competencia, son titulares del poder de policía a los fines de determinar, regular y controlar las infraestructuras y soportes donde se ubican o ubicarán estos soportes o antenas de telecomunicaciones. Debe diferenciarse el servicio prestado mediante la antena irradiante de competencia federal, de la estructura de soporte de antenas de competencia preponderantemente local. La obra civil, es decir la estructura que brinda adecuado soporte a la antena, corresponde que sea controlada por el Municipio con relación a los aspectos que le competen y cobradas las tasas correspondientes.

En conclusión, las Municipalidades, en el ejercicio de su poder de policía, tienen el deber y la potestad jurídica de regular y controlar las infraestructuras necesarias para las telecomunicaciones, con el fin de proteger a la población ante posibles y potenciales daños ambientales que se generaría por la contaminación electromagnética y de las radiaciones no ionizantes que producen este tipo de antenas

Fuente: Diario Alfil

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257