Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 23 de Abril de 2021

Los caballos seguirán galopando en Quilmes hasta que no se “facilite” otro medio a los carreros

Piden que rija una restricción dispuesta en 2012. Pero la intendencia pretende que sea gradual.

(Quilmes. - 28/02/2021) La normativa que aún no termina de cumplirse viene ya pasó por tres gestiones al frente del Municipio.

La modificación de una ordenanza que reglamenta la tracción a sangre en el municipio de Quilmes se dirimirá en el Poder Judicial. La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de los Tribunales de La Plata deberá resolver en torno a una presentación que realizó una ONG proteccionista en relación con la Ordenanza 13322/20, sancionada el año pasado.

Esta ordenanza modifica la 11840/12 y el punto cuestionado por la organización Caballos de Quilmes es que, si bien formalmente sigue prohibiendo la tracción a sangre en todo el territorio del Partido de Quilmes, faculta al Municipio a eximir de la prohibición a los carreros a quienes no se les haya facilitado un medio que reemplace los caballos de tiro.

El artículo 5 de la nueva norma habilita a la Municipalidad a arbitrar “el cumplimiento gradual y progresivo” de dos artículos de la ley anterior. Uno de esos dos artículos es la piedra de la discordia. Es el número 9, que dictamina que el Ejecutivo Municipal debe “implementar la forma para que los actuales responsables de vehículos que lo usaren como herramienta de trabajo puedan reemplazar gradualmente el caballo por un vehículo de carga”.

"Nogal", el caso que encendió una polémica tras la muerte del caballo.
"Nogal", el caso que encendió una polémica tras la muerte del caballo.

En concreto: si la intendencia no les facilita una opción, los carreros pueden seguir empleando animales de 6 a 21 con excepción de siete “zonas vedadas” de Quilmes Este y Oeste, Bernal Este y Oeste, Don Bosco, Ezpeleta y San Francisco Solano, que determina la ordenanza de 2012.

“Esto perjudica radicalmente a los caballos. Si en una zona hay 100 animales y la municipalidad puede comprar solo 20 bicicarros, los 80 caballos restantes continuarán accionando. Es una burla y un puñal a la lucha que lleva ya más de una década”, dicen desde la organización proteccionista.

Su pedido es claro: exigen que el Municipio implemente la prohibición absoluta de la tracción a sangre animal. “Queremos que se respete y se aplique en defensa de los caballos”, señala el abogado de la institución, Leonardo Barnabá. “En el artículo 9 -se extiende-, la comuna se exime de aplicar la prohibición en el caso de que no puedan suministrarles transportes a motor a los carreros. Con esto pueden excusarse”.

La ordenanza de 2020 fue sancionada por el Concejo Deliberante quilmeño tras una intimación judicial para que se aplicara de una vez por todas la prohibición dispuesta años atrás. Y de acuerdo con la ONG fue, al contrario, un vericueto para no hacerlo. La apelación ante la Cámara se presentó luego de que el Tribunal Oral Nº 5 de Quilmes declaró “abstracto” un amparo presentado anteriormente, al considerar que con la nueva norma la situación ya estaba zanjada.

Atención veterinaria en el refugio de Caballos de Quilmes.
Atención veterinaria en el refugio de Caballos de Quilmes.

Desde el Municipio señalaron que están trabajando en cumplimiento de la ley y controlando que no haya uso de tracción a sangre fuera de la norma, pero defendieron la gradualidad, en una postura que se sostiene en la necesidad de los carreros de conseguir sustento.

“En los casos de tracción a sangre -explicaron- se da aviso a la Agencia de Fiscalización para corroborar el cumplimiento de la normativa vigente, el estado del animal, que se cumpla con las zonas vedadas y los horarios”. En relación con las zonas vedadas, aseguraron que “se van a ir ampliando en forma progresiva tal cual lo establece la normativa y en la medida de que se pueda suplantar la tracción a sangre por otro tipo de vehículo”.

La polémica y el reclamo fueron potenciados por la muerte de Nogal, uno de los últimos rescatados por Caballos de Quilmes. “En lo que va de 2021 hemos tenido 28 rescates, tres de ellos fueron con un final trágico a pesar de los esfuerzos de nuestros equipos de veterinarios”, cuentan desde la organización.

“Desnutridos, con quemaduras en la piel, y sin poder levantarse, así es como encontramos a los caballos que son explotados por los carros”, dice Karina Dotto, presidenta de la Asociación que rescata y rehabilita a los equinos de la zona.

De los casi 30 rescates que hicieron durante este año, tres tuvieron un fuerte impacto entre proteccionistas y vecinos, que siguen por redes sociales las historias. El primero fue Jacinto, arrojado en un barrio popular, sin atención, “con quemaduras graves en la piel por intoxicación”. “Los medican inyectándoles cosas sin control veterinario. En este caso le habían puesto aceite quemado”, cuentan.

El segundo fue Sha´Ali, un caballo que fue golpeado hasta que se partieron sus huesos. “Lo tiraron en un cañaveral -señalan-, fuimos alertados por los vecinos”.

Y el último, fue Nogal, que generó una fuerte conmoción en la gente de la zona. “Tenía 25 años y no le daban ni agua ni comida, pasaba sus días atado con una soga al cuello, a la vera del arroyo Las Piedras. Junto a él estaba Castaña, de un año, con signos de desnutrición”, dice Dotto. Tras 20 días de cuidados intensivos el caballo no volvió a despertarse.

​“Lloramos cada pérdida, lloramos por cada caballo atado a un carro. Lloramos la desidia política de décadas y la inacción del Gobierno Nacional, porque este flagelo no empaña sólo a Quilmes sino también a las grandes Ciudades de nuestro país”, señalan los proteccionistas.

JT

Fuente: Clarín

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257