Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 2 de Marzo de 2021

La voz de quienes redactaron la Carta Orgánica de la capital de Neuquén

POR ROSANA RINS

Exconvencionales hablaron sobre el espíritu de la ley mayor de la ciudad y opinaron sobre el proyecto de enmienda del intendente Gaido. Representatividad de minorías, costo de los comicios y funcionamiento del Deliberante son los puntos claves del debate.

(NEUQUÉN. - 19/02/2021) La propuesta del Ejecutivo requiere para su aprobación el voto favorable de 12 de los 18 concejales, previa consulta popular.
La propuesta del Ejecutivo requiere para su aprobación el voto favorable de 12 de los 18 concejales, previa consulta popular.
En 1995 la ciudad de Neuquén lograba su primer ley madre. Casi 26 años después, el gobierno de Mariano Gaido quiere “retocarla” por enmienda para modificar el sistema de renovación de las bancas en el Concejo Deliberante. Pretende elecciones cada cuatro años para el recambio del total de los 18 concejales. Actualmente se realizan cada dos años para la mitad del cuerpo.

Al presentarse en el Concejo el proyecto de enmienda de la Carta Orgánica, las aguas se dividieron entre los exconvencionales municipales.

El emepenista Rodolfo Laffite, expresidente de la Convención, fue pragmático y aseguró que la renovación cada dos años permite la continuidad del trabajo legislativo. Consideró que con el actual sistema ya se garantiza el ingreso de las minorías y que las elecciones locales se pueden unificar con los comicios (cada dos años) para elegir diputados nacionales, para que no representen un gasto extra para el erario municipal.

Además, consideró que los cambios que quiere el Ejecutivo deberían hacerse por reforma y con la convocatoria a una Convención Municipal, “porque cambian el espíritu sustancial de la Carta Orgánica”. “No puede ser por enmienda”.

Los exconvencionales Raúl Radonich y Humberto Zambón del Frente Grande y Graciela Bourdieu del PJ coincidieron en que someter al Deliberante a elecciones cada dos años, obliga a que la atención se desvíe del trabajo legislativo para enfocarse en las campañas. Están convencidos de que en los comicios bianuales, “los partidos más grandes se devoran a los partidos más chicos”, poniendo en peligro la representatividad de las minorías.

Este es quizás el punto que concentra el mayor debate. “Quieren renovar 18 concejales todos juntos para mayor representatividad. Hoy hay diez bloques en el Deliberante, es una representatividad enorme de distintas fuerzas políticas. Nosotros vimos que esto era beneficio para la dinámica de una institución como ésta”, aseguró Laffite.

Mencionó además, que muchos otros cuerpos colegiados de distintas organizaciones renuevan sus miembros cada dos años, como los colegios profesionales, las cooperativas y las universidades. “En Argentina hay ocho provincias que tienen en sus constituciones la renovación por mitades cada dos años. En estas ocho provincias, hay 400 municipios que tienen históricamente la renovación por mitades”, agregó.


El 31 de marzo de 1995 se sancionó la Carta Orgánica de la ciudad de Neuquén.

Radonich opinó todo lo contrario. “En un cuerpo legislativo de tan pocos miembros viene en detrimento de las minorías. Con la renovación cada dos años se va consolidando una mayoría y relegando a las minorías. Afecta a una mejor representatividad de los distintos humores de la sociedad”.
En el mismo sentido se expresaron Bourdieu y Zambón. “A los partidos más chicos les cuesta mucho lograr una representación, pueden conseguirlo una vez, dos no. Las mayorías se devoran a las minorías, y no solo por un tema económico para afrontar las campañas electorales cada dos años”. dijo la exconvencional del PJ.


Otro punto que mencionaron quienes redactaron la Carta Orgánica fue el gasto que representan las elecciones de medio término, algo que el intendente Gaido quiere reducir con su proyecto de enmienda.

“Creo que tener una concepción economicista de la democracia que considera el voto del pueblo como un costo y no como una inversión, es un error. Además, la Convención lo tuvo en cuenta. Cada dos años se tiene que llamar a elecciones para elegir diputados nacionales y a veces coinciden con la renovación de senadores. Perfectamente se puede hacer coincidir las elecciones municipales con las nacionales y no tendría ningún costo extra para el erario municipal”, aseguró el expresidente de la Convención.


En este sentido, Bourdieu recordó que en sus funciones como convencionales “habíamos resuelto que no correspondía la renovación por mitades. Primero porque se generaba un gasto innecesario en el presupuesto municipal y un cansancio en la gente por tener que ir a votar cada cuatro años”.


Los exconvencionales apuntaron también a lo implica uno u otro sistema de elección de concejales para el funcionamiento interno del cuerpo legislativo.

“La renovación por mitades mantiene el conocimiento de la actividad del cuerpo colegiado y garantiza que no se interrumpa el trabajo ya iniciado. Siempre hay concejales que se quedan y saben lo que se está trabajando. Si se eligen por cuatro años todos juntos, todos los concejales con nuevos y no conocen lo que se viene haciendo. Se corre el peligro de que los nuevos quieran refundar todo, tirando a la basura el trabajo de las comisiones y los proyectos que no se han terminado”, opinó Laffite.


En contraposición, Zambón dijo que cuando apoyó la renovación cada cuatro años, fue para “evitar que año por medio fuera tiempo electoral, entorpeciendo la labor normal del Concejo”.

“Gran parte del articulado se hizo consensuadamente, pero este fue uno de los grandes temas en el que no se logró consenso”.

Raúl Radonich, exconvencional (Frente Grande) sobre el artículo 54.
“Que el MPN reconsidere lo que nosotros le dijimos hace 25 años es bueno. Pero no tiene que permitir nuevas incorporaciones”.

Graciela Bourdieu, integrante de la Convención por el PJ.
“Con la renovación de la totalidad cada cuatro años, buscábamos facilitar la representación de las fuerzas minoritarias”.

Humberto Zambón fue convencional por el Frente Grande.
“¿Enmienda o reforma?”, amenaza de conflicto judicial
La Carta Orgánica municipal se sancionó por 14 votos de la Unión Cívica Radical y el Movimiento Popular Neuquino (a favor del despacho de mayoría) contra 8 votos del Partido Justicialista y el Frente Grande (por el despacho de minoría).

Las diferentes opiniones sobre el sistema de elección de concejales por mitad, cada dos años o cada cuatro años por la totalidad del cuerpo, artículo 54, fue el que derivó en esos dos despachos.

En lo que si hubo acuerdo unánime fue sobre los artículos 172, 173, 174 y 175, que establecen parámetros para la reforma de la Carta Orgánica.
“Podrá ser reformada total o parcialmente por una Convención Constituyente Municipal convocada al efecto. La necesidad de reforma será declarada por el Concejo Deliberante con el voto de dos terceras partes del total de sus miembros”, dice el artículo 172 de la Carta Orgánica. Si el cuerpo la aprueba, el intendente deberá promulgar la ordenanza, sin derecho a veto, y convocar a elección de convencionales.

“Para simples enmiendas que no alteren el espíritu de la Carta Orgánica, el Concejo Deliberante podrá resolverlas por dos tercios de los votos del total de sus miembros y quedarán en vigencia, si las convalida el referéndum popular que aquel deberá convocar a tales fines”, se determina en el artículo 175.

“La renovación no se puede sacar por enmienda porque se está cambiando el espíritu de la Carta Orgánica que los convencionales le quisimos dar al funcionamiento del cuerpo colegiado”, aseguró el expresidente de la Convención Constituyente, Rodolfo Laffite.

El emepenista advirtió “voy a ir a la justicia si insisten con la enmienda como lo hice cuando la Legislatura se excedió en sus atribuciones y quiso sacar la renovación por mitades, cada dos años”.

“Tener una concepción economicista de la democracia, que considera el voto del pueblo como un costo, es un error”.

Rodolfo Laffite, expresidente de la Convención Municipal.
A poco de estrenarse, la norma madre llegó a la Justicia
La Carta Orgánica fue aprobada el 31 de marzo de 1995 y enviada a la Legislatura para su ratificación.
El 11 de agosto de ese año, los diputados sancionaron la ley 2.129 que aprobaba la norma mayor de la ciudad, pero modificaba el artículo 54 de la misma. “Recházase el texto aprobado por la Honorable Convención Municipal de la ciudad de Neuquén, que establece la renovación por mitades en cada bienio, de los miembros del Concejo Deliberante, aprobándose en consecuencia el resto del texto del citado artículo: los concejales durarán cuatro años en el ejercicio de sus cargos y podrán ser reelectos”, dice el texto de la ley. Por esta razón las elecciones de 1995 y 1999 fueron por la totalidad de los concejales.
Entendiendo que la ley iba en contra de lo que la mayoría de los convencionales había resuelto, el presidente de la Convención, Rodolfo Laffite se presentó ante la justicia. “Le dieron la razón y se volvió al texto aprobado originalmente. A partir de 2001, el Consejo se renueva por mitades”, recordó el exconvencional, Humberto Zambón.

Son siete los artículos que propone cambiar Gaido
Shirley Herreros

La propuesta oficial para congelar en 18 de la cantidad de integrantes del Concejo y el cambio a comicios de concejales cada cuatro años, ingresó el miércoles al Deliberante.

Si los cambios fueran mayores, se debería hacer una elección de convencionales para la reforma total o parcial de la Carta Orgánica de la ciudad.

Con esta modalidad de enmienda (artículo 175), el proyecto que envió Gaido se votará en una sesión ordinaria y si logra 12 de 18 votos, quedaría aprobado, previa ratificación de los vecinos en una consulta popular por el Sí o por No para que se aplique. “Este jueves toma estado parlamentario y se tratará en la comisión de legislación general”, dijo el presidente del bloque MPN, Atilio Sguazzini.

Agregó que con la sanción de la ordenanza, el referéndum se hará junto con las elecciones de concejales prevista para este año.

El oficialismo ya adelantó que planteará que el mandato de los 9 concejales que sean electos para diciembre de 2021 será excepcionalmente por 2 años, para que en 2023 , con la elección de la nueva jefatura municipal, se renueven la totalidad de las bancas (18 concejales).

Gaido propuso modificar siete artículos: 1, 6, 27 ,53 ,54 , el inciso 2 del 67 y el 72.

El tope de 18 bancas para el legislativo será establecido con la modificación del artículo 53, y la duración de mandatos cada 4 años quedará establecido con la modificación del 54.

Con el cambio de redacción de los artículos 6 y 72 se buscará fijar la igualdad de géneros en la conformación de las listas y en los reemplazos por una renuncia o ausencia del titular.

No se restringe la opción de veto del intendente, sólo se establece claramente que para revertir el veto del intendente, se requiere de 2/3 de votos de los presentes en el recinto, en el inciso 2 del artículo 67.

El artículo 27 establecerá la obligación de promover el acceso de las personas con discapacidad. La modificación del artículo 1 propone agregar la bandera de Neuquén a los símbolos de la ciudad

Fuente: Diario Río Negro

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257