Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Domingo, 28 de Febrero de 2021

¿Qué deben hacer las empresas en el electoral 2021?

Por Gustavo Fedi

Comienza un año que tendrá la gestión del Covid-19, el acuerdo con el FMI y las elecciones de medio término, como marco general de la operatoria de las compañías. Agobiadas, demandadas y con tiempos diferentes a los políticos, este año tendrá ciertas particularidades para la consecución de sus objetivos.

(Buenos Aires. - 28/01/2021) La evolución del Covid-19 y sus derivados no es algo que la Argentina pueda manejar. pero sí cómo gestiona la situación desde el punto de vista sanitario y, sobre todo, la política económica que lleve a cabo. Entre otras cuestiones, los epidemiólogos aseguran que la pandemia producirá un antes y un después en el sistema sanitario, pero también en la dinámica de las comunidades, o sea, de las economías regionales.

En ese aspecto, es el sector privado quien debe brindarse para lograr acuerdos estratégicos que apunten al objetivo ulterior de producir bienestar general en el país, sin relegar su fin de lucro.

Argentina es el país con mayor cantidad de vacunados en Latinoamérica.
Informate más
Covid-19: el mapa para seguir la vacunación en el mundo
De lo que se tratará el 2021 será de poner en valor el diálogo, el encuentro y las relaciones entre los privados y la política. Es en el encuentro donde surgen los famosos win-win. Los desencuentros, las denuncias cruzadas (mediáticas y judiciales), la intransigencia; son todos males que deberían quedar de lado en este nuevo año.

Es cierto que un gran marco general de acuerdo es muy complicado de implementar (el Gobierno Nacional intentará canalizar el diálogo entre empresarios, sindicalistas y movimientos sociales a través del Consejo Económico y Social); pero no así el trabajo sectorial, mediante las mesas de diálogo, por ejemplo, en donde cada sector debe velar por sus intereses, sin dejar de tener como norte el bienestar general.

Sea generando mejores condiciones para exportar, fortaleciendo el consumo interno, o en un mix de ambas; la economía argentina necesita de los dólares que pueda generar, tanto como de darles un destino estratégico. Al respecto, mucho se espera de la agroindustria, de los servicios basados en conocimiento y del sector energético (combustibles y electricidad a la cabeza). El acuerdo con el FMI –que deberá contar con una aprobación parlamentaria del plan plurianual- será un hecho clave, pero las tarifas, los subsidios, las leyes laborales y tributarias, completarán el cuadro.

En el electoral 2021, el encuentro tendrá nuevamente un escenario transaccional para el vínculo público-privado: el desafío será convertir el intercambio en encuentros estratégicos win-win, de cara a cada sector productivo y a la sociedad toda.

La adaptación a la virtualidad generó al menos dos fenómenos: en el B2C (Business to consumer), la digital customer experience estará en el corazón del negocio de las marcas, no sólo como venía siendo sino también en el carácter adaptativo y anticipatorio de los comportamientos. Y en el B2G (Business to Government), se aceleró la forma en que se encuentran y vinculan público y privado, cercando y limitando -saludablemente- la posibilidad de encuentros de espaldas a la sociedad o de los que no puedan darse cuenta públicamente.

La adaptación que forzó el 2020, en 2021 será ya una cuestión asumida y, dependiendo de la evolución del Covid-19 y derivados -campañas de vacunación mediante-, surge un nuevo axioma: cada vez hay menos margen político y social para encuentros a puertas cerradas o sospechosos de ser perjudiciales para la sociedad.

Se esperan y demandan acuerdos económicos y sociales superadores, aún en el marco de la grieta. Y las necesidades económicas, cuya satisfacción permite llevar a cabo las políticas públicas y es generadora de desarrollo social; también requieren de un diálogo más virtuoso, sector por sector y que ponga en valor la solución política a las diferencias de intereses.

La traducción de expectativas, códigos y necesidades, es un factor clave para la gestión de los asuntos públicos; tanto como el conocer a los actores clave y encontrar los puntos en común que faciliten una mejora en las condiciones generales de vida. El 2021 será un año con fuerte necesidad de apoyarse en las coincidencias –aún no siendo mayoritarias en los diálogos- más que en las disidencias.

Dar un paso a la vez, siendo conscientes de que puede haber retrocesos y correcciones de estrategia, pero siempre persiguiendo un norte concreto. Puede haber varios caminos, lo importante es saber cómo y dónde llegar.

(*) Dinamo Comms. Especialista en Asuntos Públicos y Crisis

Fuente: Ámbito

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257