Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 20 de Enero de 2021

Rodolfo Suárez: “No he cambiado lo que pienso, no me arrepiento de ninguna decisión”

Raúl Pedone, Leonardo Oliva y Marcelo Zentil

PERSPECTIVA. SUÁREZ RECONOCE QUE LA SITUACIÓN ACTUAL ES PEOR QUE LA IMAGINADA A FINES DE 2019, PERO MEJOR QUE LA TEMIDA EN MARZO. El Gobernador cumple un año en el cargo. Habla de los proyectos truncos y del impacto de la pandemia. Anticipa algunas medidas que tomará en los próximos días, como el inicio del Consejo Económico y Social.

(MENDOZA - 06/12/2020)
Rodolfo Suárez repasa su gestión y vuelve siempre a un punto: sus ideas, sus proyectos, son el puntapié de debates que pueden seguir y dar fruto más adelante. El Gobernador cumplirá el miércoles su primer año de gestión y admite que la situación hoy es peor de la que imaginaba, y soñaba, antes de asumir. Pero a la vez es mejor que la que temía cuando el país se paralizó por el Covid-19 y la economía se precipitó por un tobogán.

En la charla, anticipa que por ahora no aumentará el pasaje de colectivo, que las clases comenzarán en forma presencial en 2021 y que el jueves comienza a debatir el Consejo Económico y Social que convocó.

-¿Cuánto pesó este año la difícil relación con la Nación?

-Hay un trato distinto. La pertenencia a espacios políticos distintos se refleja en las relaciones. A los efectos de la gestión, obviamente que les resulta más fácil a esos gobernadores (peronistas) que a mí. Pero hay cosas que no puedo dejar de hacer, como ir a firmar el consenso fiscal. Porque más allá de la pertenencia política, por sobre todas las cosas tienen que estar los intereses de la provincia.

-¿Siente que ha habido discriminación contra Mendoza?

-Para dar esos créditos que nos dan hay una formula que es muy subjetiva. Dicen “a ustedes les toca tanto” y después ves que a la provincia de Buenos Aires le dieron 60 mil millones de pesos y nosotros hemos conseguido 7 mil millones. Ahora estoy pidiendo y no nos darían nada a fin de año para pagar el aguinaldo, entonces estamos haciendo un esfuerzo grande con la emisión de letras para tratar de pagar el aguinaldo.

-Los gremios estatales han convocado a un paro el miércoles. ¿Será un fin de año complicado?

-Hemos estado hablando todo el año con el frente estatal, no creo que sea un fin de año complicado. Estamos hablando mucho con (Roberto) Macho, con (Sebastián) Henríquez... Vamos a hacer un esfuerzo para pagar el aguinaldo.

-¿A tiempo?

-A tiempo. Por lo menos a sueldos que estén abajo de los 80, 90 mil pesos. La cláusula gatillo generó una disparidad entre los sueldos más altos y los otros. Porque ese porcentaje que se iba aumentando mes a mes no es lo mismo en un sueldo de 100 mil que en uno de 20 mil. Entonces nosotros vamos a hacer una propuesta para que los que menos cobran sí tengan un aumento por encima de la inflación. Creo que los gremios lo están entendiendo, hay buen diálogo.

-¿Sería para el año que viene?

-Estamos haciendo todo un paquete, sin distinguir el que viene y este año. Vamos a tratar de atar las dos (paritarias), con un aumento en febrero tal vez y algún tipo de bono.

-Para 2021 se habla mucho de la vacuna, pero el rebrote está a la vuelta de la esquina, como pasó en Europa. ¿Qué piensan hacer?

-Nosotros en el mejor de los escenarios, el más optimista, podemos llegar a vacunar en la Argentina al 23% de la población con la vacuna de los rusos, una vacuna muy buena y más fácil de distribuir, aunque el acuerdo aún no está cerrado. Entonces vamos a tener un 2021 también de pandemia. Y al que le toque ponerse la vacuna, se la va a tener que poner. Vamos a darle seguridad a la gente.

-¿Quiénes van a ser los primeros vacunados en Mendoza?

-Hay un protocolo: vamos a ir por el personal de salud y de seguridad, docentes y mayores de 60 años. Calculo que nos pueden tocar 200 mil dosis. Y también estamos tratando de contactar para comprar desde la provincia, como hicimos con los test que en un 90% los compramos nosotros.

-Pero si se vacuna sólo una parte y viene el rebrote, ¿habrá que hacer nuevas cuarentenas?

-Bueno, ya tenemos la experiencia. Sabemos que una cuarentena estricta no sirve porque destruye el empleo. Nosotros hicimos un estudio de todos los picos (de contagio) que hemos tenido en Mendoza y nunca, ni un día, fue distinto a los picos nacionales, con el AMBA totalmente cerrado y nosotros con todo abierto.

-¿Cree que la Nación aprendió?

-Absolutamente. Y si no lo entendió se lo ha hecho entender la gente. Ayer (por el viernes) en Buenos Aires estaba todo el mundo en la calle. Los contagios se producen igual, entonces que se produzcan trabajando.


-¿Y las clases?

-Hay que empezar el año que viene con las clases presenciales en su totalidad, con los protocolos correspondientes (ver la siguiente nota). Y en los casos de los chicos con trayectorias débiles, el Estado va a tener que estar presente. Pero también hay que poner en condiciones las escuelas, son 1.300 edificios que han sido vandalizados, se han arruinado... Hay que hacer una inversión importantísima.

-¿Y el SUTE está dispuesto a empezar las clases?

-Ese es otro debate, porque muchas veces nuestra sociedad está invadida por estas concepciones políticas, sindicales, que distorsionan el sentido común de las cosas que hay que hacer. La disputa interna del SUTE se centra en que quien está más en contra del Gobierno, tiene más posibilidad de ganar las elecciones.

-Pero da la sensación de que 2021, año electoral, no va a ser propicio para dar esos debates.

-¿Por qué? Si en los años electorales es cuando más hay que debatir. Por eso nosotros el jueves largamos el Consejo Económico y Social: yo simplemente lo voy a abrir y los voy a dejar ahí, que debatan cuál es la Mendoza que queremos dentro de 30 años. Ahí está toda la sociedad representada. Que vengan los de la Asamblea del Agua y debatan, que vengan los sindicatos, los viñateros, las cámaras empresarias y digan lo que hay que decir, pero debatámoslo bien, no con eslóganes o frases cerradas. ¿Cómo vamos a crecer? ¿Cómo vamos a generar empleo?

-Esas son preguntas difíciles de responder, aparentemente.

-Nosotros hemos propuesto los debates estructurales, puede servir ahora o puede servir más adelante. Si dentro de 10 años nuestra matriz económica sigue igual y hay más pobreza, o los chicos van a rendir una evaluación Pisa y siguen teniendo los mismos resultados desastrosos, quiere decir que quienes impiden estos debates le están haciendo mal al país. A veces el periodismo me dice que revoleo proyectos...

-No lo decimos nosotros, lo dijo el senador Ilardo en una entrevista con Los Andes.

-Lo que pasa es que Ilardo tiene una concepción política bastante distinta a la mía, como también mi concepción política es bastante distinta a la de la política tradicional. En la última encuesta que hicimos, por primera vez el desarrollo de la minería que propuse le gana al no desarrollo de la minería. En materia educativa igual: hay que debatir el sistema educativo en Mendoza. Lo mismo que la reforma institucional. El año próximo, que es electoral, van a tener que dar las razones para no debatir esto. Y el Consejo es un ámbito de debate de eso, queremos que funcione en serio.

-Los tres temas que mencionó son en los que no pudo avanzar. ¿Cómo va a hacer el año próximo?

-La minería es un tema complejo para analizar. Esa ley puede haber sido apresurada, pero hubo un contexto de campaña del miedo bien articulada por sectores muy poderosos. Nos faltó decirle a la gente que iban a vivir mejor, que iba a haber mucho empleo. Lo que pasa es que la gente no cree en el Estado, en los controles. Y habíamos hecho una ley que tenía los mejores controles. Pero si hay alguien, como el cantante de Calle 13, que dice que el hijo que vive en Buenos Aires se va a morir porque le va a salir cianuro por la canilla... Y el tipo se acaba de comprar una casa en California, donde está Silicon Valley, que se llama así por el silicio... Nosotros le planteamos a la sociedad una salida económica rápida. No obstante, no nos quedamos lamentándonos, seguimos generando oportunidades: estamos trabajando en la industria del conocimiento, en el turismo. Porque lo que hay que hacer generar es empleo.

-Ese aval a la minería ¿significa que va a insistir con la reforma de la 7722, como pide Malargüe?

-Los procesos históricos no son blanco o negro, a lo mejor dentro de 20 años Mendoza explotó, la tecnología avanzó, se puede hacer minería y nosotros fuimos los que dimos el puntapié... Son procesos, no es un partido de fútbol que ganaste o perdiste. Los debates se van generando, ahora la gente que ha quedado sin trabajo se está preguntando esto. Nosotros tenemos minas para explotar a 80 o 90 años. Yo no he cambiado lo que pienso y cada noche, cuando pongo mi cabeza en la almohada, no me arrepiento de ninguna decisión, porque esta medida era una oportunidad.

-¿Cómo les decimos a los jóvenes que se queden en el país en este contexto?

-Qué pregunta... Creo que es un país muy difícil, que tiene distorsiones profundas en cuanto a su estructura fiscal, económica, en la seguridad jurídica, que hacen poco esperanzador que esto pueda despegar. El fracaso está en las instituciones y las instituciones funcionan en cualquier país del mundo cuando hay confianza. Hoy esta es la gran ruptura de la Argentina. Si no hay confianza, no hay inversión, si no hay confianza te querés ir del país, si no hay confianza te guardás la plata, especulás. ¿Cómo se mejora eso? Ahí está la responsabilidad de toda la dirigencia, la empresaria, la política, la sindical, la de ustedes los medios.

-¿Está terminando el primer año mejor o peor de lo que pensaba?

-Depende de cuándo lo pensaba. Si es en noviembre del año pasado, yo pensaba replicar una gestión como la de la Ciudad de Mendoza en la provincia. generando mucho empleo y mucha inversión en el agua, y siendo muy innovador en la apertura de la economía, con la minería, el cannabis, los frutos secos, la industria del conocimiento, el turismo, lo que el mundo consume. Yo estaba muy entusiasmado y en relación a eso, creo que estamos peor. Pero estamos mejor de lo que pensé que íbamos a estar cuando arrancó la pandemia. Ahora, nunca, ni en enero después de la minería, nosotros bajamos del 50% de aceptación en las encuestas. Hoy estamos en un nivel de aprobación de la gestión del gobierno del 65%.

-¿Qué puede esperar el mendocino para 2021?

-Vamos a avanzar muy fuerte en el tema turístico, hay una gran oportunidad. El viernes le dije a Wado de Pedro que abramos la frontera con Chile, tenemos que abrir el aeropuerto a los chilenos y a los brasileños. Creo que es inminente eso. También tenemos la industria del conocimiento, y tenemos que generar capital humano para eso. Vamos a meter en el programa de empleabilidad que las empresas capaciten a los pibes. Vamos a avanzar con lo del cannabis. Y vamos a avanzar en venderle al mundo.

Suárez confirmó que el boleto de micro seguirá en 18 pesos
-¿Qué va a pasar con el aumento en el precio del boleto que usted debe decidir?

-Hoy tendría que valer 93 pesos y hace dos años que vale 18. El precio más barato del país. Creemos que es una política que ayuda al empleo y a la gente.

-¿Va a seguir en 18 pesos?

-Vamos a tratar de aguantarlo un poco más. Porque aumentarlo a 25, que es lo máximo que podemos subirlo, no nos mueve la aguja en nada. Y es una política que sirve para que la gente vaya a trabajar, para que haya movilidad.

-Entonces la provincia va a seguir financiando el congelamiento, porque la Nación cada vez manda menos subsidios.

-Ahí es donde el Estado ayuda. El concepto es que el Estado en las crisis tiene que tener un rol activo para que la economía privada pueda arrancar. Y hay que ver dónde poner la plata: la podés poner para que la gente vaya a trabajar o dársela directamente a la gente. Nosotros elegimos la primer opción.

El PJ, Anabel y la falta de interlocutores
-Su relación con el PJ empezó bien, con la ley de minería, pero después hubo una ruptura y el peronismo le ha votado todo en contra...

-Sí, hasta votaron en contra la designación del Director General de Escuelas, primera vez en la historia.

-¿Por qué pasó eso?

-Pasó que a ellos le recriminaron haber votado esto de la minería que también lo habían dicho en campaña, era un consenso político. Le recriminaron eso y la situación paso a que había que oponerse a todo. Y también pasó que nos quedamos sin un interlocutor. No sé con quién hay que sentarse para hablar: con Bermejo, los Félix, Anabel...

-¿Pero no es Fernández Sagasti ahora?

-Bueno, el presidente del partido también fue Carmona y ¿vos pensás que yo me podía sentar con Carmona a ver una política de Estado? Si a Carmona no le atendían el teléfono ni ellos. No tenía peso político.

-Ahora, supuestamente, el vínculo de Sagasti con la Nación, con Cristina, le da peso propio como interlocutora.

-Yo voy a decir una cosa: cuando yo tengo que pedir algo a la Nación, ¿adónde voy? Wado de Pedro es una opción; o voy a Vitobello, que es Alberto; o voy a Máximo... ¿o voy a Massa? ¿Por dónde puedo ir? Eso nos pasa con el gobierno nacional: ¿con quién gestionamos, con quien hablamos?. No hay unidad. Un ejemplo es lo que pasó con las jubilaciones: ¿fue Cristina la que le bajó el 5% a cuenta o es cierto que fue Alberto?

-En el Senado, el viernes, Sagasti dijo que el gobierno de Mendoza toma deuda para gastos corrientes, por la emisión de letras para pagar el aguinaldo que usted hizo.

-El sistema de las letras funciona en todos los gobiernos. Sino, que ella pelee por Mendoza y que la Nación asista a Mendoza como asiste a Tucumán, a Buenos Aires y a todas las provincias de ellos. Nosotros tendríamos que tener a una senadora que esté peleando al lado nuestro

Fuente: LOS ANDES

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257