Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 24 de Noviembre de 2020

Autonomía Municipal. ¿Abrirán la caja de Pandora?

La pandemia destapó las falencias en la relación Provincia-municipios. Proyectos legislativos vuelven a poner en escena el reclamo de mayor poder para las comunas. Temores y resquemores. La alternativa electoral: ¿2021?

(16/11/2020) La pandemia de coronavirus descorrió los velos de las eternas deficiencias que azotan a nuestro país, y expuso de manera brutal algunas carencias ocultas, o que nos negábamos a admitir.

También dejó en claro que el sistema de organización territorial tiene huecos, vacíos, que tensionaron la relación entre el poder provincial y los municipios, creando escenarios de conflicto entre La Plata y muchos de los distritos bonaerenses.

Intendentes reclamando poder de decisión para apertura de actividades, tironeos por los controles en ingresos a las comunas, peregrinación (algunas virtuales, claro) de alcaldes para "mendigar" ayudas ante la emergencia fueron postales de una situación atípica que descubrió el velo de estructuras perimidas.

En el horizonte, visto lo visto en estos meses de Covid-19, aparece una vez más la aspiración de otorgar una autonomía más plena a los estados locales, aunque haya quienes creen que el "síndrome autonomista" afecta a los políticos cuando se encuentran en la oposición. "Cuando tenés el poder, cuando sos gobierno, no sé si tenés tantas ganas de compartir las decisiones", aseguró un intendente del interior provincial.

Es que, explican los constitucionalistas, la Constitución Provincial no desarrolló el espíritu del artículo 123 de la Carta Magna Nacional, que señala con palmaria claridad: “Cada provincia dicta su propia constitución, conforme a lo dispuesto por el artículo 5° asegurando la autonomía municipal y reglando su alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero”.

En este marco, desde la Unión Cívica Radical vuelven a la carga con una vieja bandera boina blanca, como es la autonomía de los municipios, de la mano de un proyecto presentado por el marplatense Maximiliano Abad, presidente del bloque de Juntos por el Cambio, y su par Melisa Greco.


Maximiliano Abad y Melisa Greco, diputados provinciales Juntos por el Cambio.

La legisladora tandilense, coautora de la iniciativa, aseguró a La Tecla que “esta es una bandera fundante de la UCR, creemos que la autonomía significa fortalecer el federalismo”.
“Nosotros recogimos demandas de los intendentes, y puntualmente el intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi, nos acercó un proyecto elaborado colectivamente, y en el cual se consultó a juristas y constitucionalistas” .

Greco explicó que “básicamente lo que se quiere es que la Constitución provincial se adecúe a la Nacional y que finalmente se consagre la autonomía de los municipios en cinco órdenes: político, institucional, administrativo y económico-financiero.

En cuanto al mecanismo para modificar el texto constitucional, la diputada de JxC indicó que “una convención reformadora es el mecanismo más transparente, participativo y representativo para adecuar el capítulo que compete al régimen municipal de la Constitución de 1994, del artículo 190 al 197, inclusive”.

El proyecto menciona, entre algunos de sus aspectos, la posibilidad de que los municipios puedan gestionar sus propios recursos, “para no depender tanto de la coparticipación, poder tener cobros de tributos o multas y gerenciar su propio gasto público, o que incluso que puedan solicitar créditos con mayor libertad. O incluso definir su propio calendario electoral, des prendido de la Provincia y la Nación”, dijo.


Respaldo radical


La propuesta de la dupla Abad-Greco recibió el inmediato respaldo de intendentes del partido de Alem e Yrigoyen, como sucedió con el chacabuquense Víctor Aiola. "Hay una contradicción entre las constituciones de la Nación y la Provincia respecto a las autonomías", analizó el alcalde, quien matizó: "Es complicado en estos momentos, pero desde el punto de vista organizacional se puede hacer".

Otro que apuntaló la iniciativa fue Daniel Cappelletti, jefe comunal de Brandsen, quien sostuvo que "hay un montón de cuestiones descentralizadas hacia el municipio, en las que no tenemos la capacidad o la potestad de resolverlo. A partir de la base de la enorme variedad de lo tributario, hasta la responsabilidad de la seguridad, educación y salud.



Tras destacar la necesidad de debatirlo y de consensuarlo con todos los sectores, el mandamás radical dijo: "Yo tengo 114 mil hectáreas y cinco delegaciones que podrían ser comunas y manejarse de manera autónoma. A eso apunta con un mejoramiento y fundamentalmente, con disminuir la carga impositiva y buscar un mecanismo de coparticipación que creo que debe ir de abajo hacia arriba".

Y si faltaba más apoyo partidario, el mismísimo Comité Provincia de la UCR hizo propio el proyecto de los diputados firmantes. En una carta abierta, sostienen que “resulta necesario asegurarles a los municipios el pleno ejercicio de sus autonomías, poder fijar sus propias reglas directrices - sus cartas orgánicas - y reemplazar de una vez la incansablemente enmendada Ley Orgánica de las Municipalidades, que con más de sesenta años de vigencia, se ha vuelto totalmente vetusta e inaplicable”.

Y agregaron: “Esta ley propone darles a los municipios autosuficiencia económica a partir de poder contar con propios recursos y autodeterminación política al tener la capacidad de gobernarse sin dependencia política de otros poderes”.

Cautela y oportunidad

Desde otros sectores políticos, como el peronismo, han evitado hacer demasiadas exteriorizaciones respecto de una reforma de tal envergadura. En algunos casos señalaron a este medio que “no es el momento, tal vez cuando pase esto de la pandemia podamos abocarnos a este tema”.

Sin embargo, un histórico del peronismo del Conurbano sigue batallando por la profundización de las autonomías. Se trata de Julio Pereyra, el exintendente de Florencio Varela que preside la comisión de Asuntos Municipales de la Cámara Baja.

En lo personal, y desde su trabajo en la Fundación Internacional para el Desarrollo Local -FINDEL-, es un convencido de la necesidad de reformar la Ley Orgánica de los Municipios (LOM).



Pereyra afirmó que “veo la necesidad de que los gobiernos locales se fortalezcan, y con esto no decimos debilitar a la Provincia. No, eso fortalece a ambos. Nos debemos el debate, con muchos intendentes y legisladores queremos llevar la discusión a la Legislatura, porque este tema se empieza a debatir en las comisiones. Y si es necesario lo debatimos en el recinto. No es un tema para sacarse ahora, ni en tres meses, es para debatir sin apuros”.

En cuanto a la vetusta legislación vigente, el legislador del Frente de Todos indicó que “son leyes muy viejas las que tenemos, como la LOM, y lo mismo a nivel nacional, donde debería darse una discusión sobre la Coparticipación, que quedó pendiente en el 94 cuando se reformó la Constitución Nacional”.

Desde su punto de vista, el proceso debería comenzar por una reforma de la Ley Orgánica y no con la modificación constitucional, como propugnan otros sectores. “Creo que la primera etapa tiene que ser la LOM, y una vez consolidado eso hay que ir por la autonomía de los municipios, inclusive en el tema electoral. O el del tribunal de cuentas, que es otro tema que los intendentes plantean” explicó.

El exalcalde señaló que “hay proyectos para reforma la LOM, yo tengo uno que me entregó Juan José Mussi (actual intendente de Berazategui, del Frente de Todos)”.


Un ramillete de opciones


Con mayor o menor amplitud, algunos ya ven la posibilidad de convocar a una Convención Constituyente, para modificar, de manera acotada, parte de la Constitución bonaerense, como expresa el proyecto de Abad y Greco.

En tal sentido, el profesor Iván Tenaglia, Titular de Cátedra de Derecho Público Provincial y Municipal en la Universidad del Este y autor de más de 20 libros sobre municipalismo, asegura los beneficios de que la Provincia adopte un sistema de Derecho Público como el de los Estados Unidos, que implica “la práctica democrática a partir de la participación ciudadana, rompiendo con la apatía y la distancia entre gobernantes y los ciudadanos”.



“Así, el pueblo dirá qué sistema electoral quiere, si quiere tener, por ejemplo, dos cámaras en el Concejo Deliberante”, indicó. Todo un replanteo no solo jurídico, sino de las relaciones de poder. Y la pregunta que surge inevitable: ¿Estarán de acuerdo los gobernantes en la decisión de ceder parcelas de poder en nombre de un municipalismo que no pareciera tener límites ni fronteras?

Desde el punto de vista institucional, Tenaglia resalta que “el dato central es dar una Carta Magna municipal, es decir, el diseño de poder y el diseño de sociedad que cada uno se puede llegar a dar. Esas cartas reemplazarían a la Ley Orgánica, que rige de manera uniforme para toda la Provincia sin distinguir municipios superpoblados (Lomas de Zamora, Lanús, San Isidro, La Matanza) de otros como Salliqueló, Tres Lomas y otros con poca cantidad de habitantes”.

Respecto de la Ley Orgánica de Municipios comentó que “quedaría vigente para aquellos municipios que no hayan dictado aún su carta, o que decidan que no les es conveniente hacerlo”.

La apuesta de muchos municipalistas es más amplia, llevando esta verdadera “revolución” al seno mismo de los propios distritos. El catedrático lo expresa con contundencia: “Hay que darle poder a las localidades de los partidos, donde puedas elegir concejales del partido con un distrito electoral único, y después otros ediles por las circunscripciones, que representen a sus localidades”.

Además, la mayor parte (casi todos) de los proyectos que aparecen en el horizonte apuntan a despegar la fecha de elecciones locales de las de instancias superiores, dejando en manos del municipio la elección del momento. “Lo que pasa ahora es que los candidatos a intendente o a concejales terminan discutiendo el presupuesto nacional o el provincial, o los temas de controversia a nivel país, desdibujando la plataforma electoral local”, sostiene Tenaglia.


Un Tribunal “entrometido”


En algunas de las iniciativas que circulan por los pasillos de la Legislatura, y otros que no tomaron estado parlamentario, se apunta al poder omnipresente del Tribunal de Cuentas bonaerense, al que algunos consideran exagerado.

En tal sentido, Tenaglia sostuvo que “ahora el Tribunal de Cuentas se mete y no solo controla, también dice cómo tenés que definir las cosas, y eso es inconstitucional porque no está en ningún lugar de la Constitución Nacional. Es una intromisión, hay que elegir tribunales de cuentas locales. No puede ser que para conseguir un crédito la tenga más fácil una Sociedad Anónima que un municipio, menos pedirle permiso al Tribunal de Cuentas. En Estados Unidos, por ejemplo, los municipios hasta pueden emitir bonos de deuda para salvar alguna situación difícil”.

“Otra cosa es el cobro de impuestos por parte de los municipios, que los cobren las comunas y que después sean girados a la Provincia, con un tope bien establecido”, amplió.


2021, ¿una opción?


La iniciativa que acaban de presentar los radicales Maximiliano Abad y Melisa Greco propone en su inicio:

ARTICULO 1º: OBJETO: La presente Ley tiene como objeto la Reforma Parcial de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.
ARTICULO 2º: REFORMA: Refórmese la SECCIÓN VII, Del Régimen Municipal, CAPÍTULO ÚNICO, Artículos 190 a 197 inclusive, de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.
ARTICULO 3º: CONVOCATORIA: Convóquese a una Convención Reformadora a los efectos de dar cumplimiento a lo establecido en el Artículo 2° de la presente Ley.

La vía de la Convención Reformadora va reuniendo adeptos. Tenaglia adhiere a la conveniencia de ese camino para “compatibilizar, reordenar, correlacionar y renumerar el articulado en tanto resulte consecuencia directa y necesaria de las modificaciones autorizadas por la presente ley”, según el texto de los boinas blancas.

La ruta se iniciaría con la declaración por parte de la Legislatura de la necesidad de la reforma, tras lo cual el Ejecutivo debería realizar la convocatoria a elección de convencionales.


Iván Tenaglia, abogado experto en Derecho Municipal.

Tenaglia, membro fundador de AIDEM (Asociación Internacional del Derecho Municipal) menciona que el procedimiento sería “el mismo que se usó en el 94, en ese entonces hubo un plebiscito que dio resultado negativo”, explicando que los convencionales “se eligen de la misma forma que legisladores y concejales, respetando la misma cantidad de miembros que las Cámaras de la Provincia”.

La posibilidad de que se elijan junto con el resto de cargos en las elecciones de medio término, el año próximo, no pareciera ser demasiado factible, por la ausencia de debate real y profundo –hasta el momento- y porque las prioridades, para la mayor parte de la dirigencia política, no pareciera estar centrada en abrir el juego de las autonomías.

“Se podría añadir un pedazo de boleta con candidatos en el 2021, pero para eso debe aprobarse la necesidad de la reforma en la Legislatura por mayoría de dos tercios de ambas cámaras. Y establecer los puntos a reformarse”, sostiene el experto.


Avanzada desde el interior


El reclamo por un mayor margen de maniobra para los distritos no es nuevo, aunque haya sido durante esta pandemia cuando más se haya visibilizado.

Meses atrás, el intendente de Castelli, el peronista Francisco Echarren, jugó fuerte al enviar al Concejo Deliberante local un proyecto de ordenanza para realizar una consulta popular. Y explicó que es "el primer paso para hacer una consulta popular”, a realizarse –dijo- •cuando todo esto pase”.

"Nos basamos en los artículos 33 y 56 de la Constitución provincial, que hablan de los mecanismos de democracia semidirecta. Como no hay una claridad legislativa, al no haber un antecedente sobre esto y acerca de cómo se tiene que hacer, lo queremos investir con la mayor legitimidad popular posible".



El alcalde del Frente de Todos señaló que, una vez realizada la consulta se elegirán convencionales constituyentes municipales, encargados de redactar y someter a votación, por mayoría de dos tercios, la Carta Orgánica Municipal".

A ese gesto político le sumó una apuesta arriesgada, realizada por la vía judicial: su comuna presentó un recurso ante la Corte Suprema para declarar inconstitucionales varios artículos de la Constitución provincial, que violarían el principio de autonomía municipal.

"El objetivo de Castelli es marcar un caso que abra camino", opinó entonces el experto Orlando Pulvirenti, añadiendo que "no va contra la Ley Orgánica de Municipios, sino directamente contra la Constitución de la provincia de Buenos Aires".

Otro jefe comunal, en este caso el cambiemita Javier Reynoso, también presentó una iniciativa en el Concejo Deliberante de Rivadavia, con la idea de dictar y sancionar una Carta Orgánica local, aunque su tratamiento no tuvo demasiados avances hasta el momento.

Así, los diferentes sectores juegan a las cartas, orejeando los tiempos más venturosos para avanzar y con la incógnita, confesada por algunos, de no saber hacia dónde llevará la apertura de procesos como los planteados. ¿Se animarán a abrir esta auténtica caja de Pandora que representa el desafío autonomista?

Fuente: La Tecla Info

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257