Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 30 de Octubre de 2020

Rio Cuarto larga la carrera por el Municipio

Por Guillermo Geremía guillermogeremia@yahoo.com.ar

Comienza la campaña electoral con miras a las elecciones del 29 de noviembre. Los partidos políticos mueven sus estructuras sin tener la certeza de que las urnas estén confirmadas. Llamosas, Abrile y Carrizo dan envión a sus militancias para enfrentar el desafío de unos comicios ya dos veces postergados. Costos y beneficios de ser oficialismo y oposición en esta situación.

(Río Cuarto, Córdoba, - 13/10/2020) Juan Manuel Llamosas, Gabriel Abrile y Pablo Carrizo
“Más allá de lo que digan Llamosas, Abrile o Carrizo, lo que pase con la Intendencia es incierto. Sabemos que la gente está muy enojada y las urnas serán una incógnita total. Sabemos que entre esos tres candidatos se disputará la Municipalidad”. El candidato a intendente y concejal del Frente Política Abierta analiza las urnas que vienen, con ambicioso sentido de protagonismo. Habla de lo que puede suceder con unos comicios que, sin estar confirmados, ponen a las ocho alternativas electorales en campaña a 45 días de la tercera fecha señalada.

“Es probable”, responde Gabriel Abrile en su primera aparición pública hablando de política y sobre las elecciones. Así respondió cuando el periodista Marcos Jure le preguntó en Puntal si la pandemia le había dado una competitividad a la elección que no tenía en el mes de marzo. “Es una coyuntura que apareció a nivel mundial y acá se expusieron realmente los liderazgos. Creo que al fallar en esta situación, soy un convencido de que la gente ha podido correr el velo. Todo lo que planteábamos como problemas estructurales, siguen estando. La normalidad es fácil: el tema es estar preparado para trabajar en situaciones de crisis”, aseguró el candidato a intendente de Juntos por el Cambio.

En su respuesta, Abrile admite tres cosas. Sin dudas van a trabajar sobre el desgaste provocado por la pandemia en la gestión de Llamosas, no le conviene la normalidad como lógica electoral y reconoce que si las elecciones ya hubiesen sido el resultado no lo beneficiaria. Falta de liderazgo en la crisis le va a reprochar al intendente como principal eje de campaña. La apuesta es de coyuntura pero conlleva el riesgo en depositar la confianza en que el electorado no escinde la situación sanitaria con la gestión general de administración de los asuntos públicos.



El comienzo de la tercera campaña electoral no tiene un escenario previsible, entre otras cosas porque no hay publicada una sola encuesta hecha con parámetros de rigor mínimos. Las debe haber seguramente, pero nadie se anima a suscribirlas para validarlas. El margen de error de los sondeos públicos ya los pone en zona de dudas, y si además se está en tiempos de pandemia, quien va a tomar el riesgo de hacerse cargo de pronóstico alguno. “Todas las encuestadoras actúan con cierto grado de interés y están solventadas por algún factor partidario. Incluso la de la consultora de Cristian Buttié, a quien respeto muchísimo, pero no dejo de saber que Cristian integra el Partido Justicialista. No creo en las encuestas, pero sí veo redes sociales, se nota cuando algún candidato genera opinión o es movilizante”, aseguró Carrizo en declaraciones a 102.9 La Gospel.

Con las redes como protagonista será la puesta en marcha de la campaña en este martes 13. Ya se nota la presencia pautada con recursos del primer candidato opositor. Con una agencia de publicidad contratada distinta ahora Abrile es el verbo conjugado de abrir. “La decencia quiere entrar. Abrile”, dice uno de los renovados mensajes de arranque de campaña. ”Soy un convencido de que hay que cambiar esta forma de gestionar la Municipalidad, que es una oportunidad para cambiar un montón de nuevos paradigmas que la sociedad reclama, que es el momento indicado para hacerlo y para eso hay que estar convencido”, asegura el ex secretario de Salud municipal durante la gestión de Jure tras regresar al ruedo luego de padecer covid-19 y estar internado en Córdoba. Fue derivado a la capital provincial debido a la complejidad de su cuadro siendo, que es el jefe de terapia de dos clínicas privadas y del área crítica del Nuevo Hospital San Antonio de Padua.

Desde el Palacio de Mójica siguen con atención tanto los movimientos de Abrile como los de Carrizo. Los asesores de Llamosas necesitan que la elección no se polarice con el candidato de la alianza UCR/Pro y que mucha clase media, que es reactiva al peronismo en cualquiera de sus formas, encuentre en el enfermero del hospital una salida a su disconformidad con el presente y con el pasado reciente.

“Cada fuerza política tiene su táctica electoral. Nosotros nos tratamos de posicionar para que la gente nos aprecie como una fuerza capaz de ganar la elección. Todo lo que sea lícito y contemplado dentro de lo que uno considera de sentido común está muy bien. Tenemos nuestro modo de hacer política con propuestas desarrollistas. Lo que no comparto son las campañas sucias en redes. No hace mucho vimos que le adjudicaban al candidato radical que no confiaba en la salud del Nuevo Hospital y por eso se fue a Córdoba. Yo lo viví en carne propia”, subraya Carrizo.

La campaña empieza con los condicionantes de la pandemia que pondrá límites a las formas tradicionales de hacer política. El protocolo entregado por la Junta Electoral Municipal a las distintas fuerzas políticas establece la hoja de ruta de lo autorizado y lo no permitido. Están prohibidas las reuniones y eventos presenciales de carácter masivo. Es decir nada de actos multitudinarios. Los encuentros de campaña no podrán superar los 10 participantes. El timbreo o campaña “puerta a puerta” podrán ser realizados por 2 personas al mismo tiempo, como máximo. Se recomienda reducir el traspaso físico de materiales de campaña (papeles, lápices, folletos, etc.). Las mesas de divulgación de plataformas en lugares públicos no podrán ser atendidas de manera permanente por más de 2 personas y con las normas de sanidad generales. De igual manera la instalación de cartelería pública no puede ser realizada por más 2 militantes. Los jueces electorales sugieren impulsar y motivar el uso de la tecnología. Así que la campaña va a ser más virtual que presencial.

“Las redes sociales se han convertido en la principal herramienta y en medio de todo eso se cuelan oportunismos o modos no deseables pero también sucedía antes, cuando no estaban las redes. Donde muchos medios de comunicación con pauta oficial o partidos con mucho dinero tratan de imponer ideas o candidatos o modos de pensar y juegan su papel político sin informar de modo objetivo y en realidad, instalan candidatos”, asegura Carrizo.

Será en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales donde se dispute la voluntad electoral con urnas que todavía parecen ser un holograma. Llamosas con el manejo del Estado –con el beneficio y el perjuicio que en esta coyuntura conlleva-, Abrile reposicionado tras dos postergaciones y su afección de salud personal. Carrizo en el más alto nivel de conocimiento pese a que fue alcanzado por denuncias que terminaron en Tribunales. Scoppa con “Riocuartenses por la ciudad” desdibujado en la contradicción de oponerse a la realización de las elecciones y tener que participar de ellas. Respeto y las otras fuerzas políticas tratando de estructurar un esquema discursivo que les de identidad propia, entusiasme al propio electorado y a quienes todavía navegan en la indecisión. Faltan 45 días para unas urnas cargadas de significación política no sólo en Río Cuarto, sino también en la provincia y en el país. Antes, el covid-19 deberá dar señales de si nos da un descanso o sigue haciendo estragos. Así son las cosas

Fuente: Diario Alfil

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257