Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 5 de Agosto de 2020

“Reserva de la Biosfera Valdés": Las ventajas de vivir en un lugar especial

Por Víctor Fratto para EL CHUBUT

Desde el año 2014 los habitantes de Puerto Madryn viven dentro de una reserva reconocida internacionalmente. Se trata de la “Reserva de la Biosfera Valdés”, nombramiento otorgado por la UNESCO.

(28/07/2020) Las reservas de biosfera son zonas compuestas por ecosistemas terrestres, marinos y costeros en los que también puede haber ciudades e industria. Estos lugares son reconocidos internacionalmente, seleccionados por el interés científico tanto en lo ecológico, biológico como cultural, y donde los pobladores de esos territorios desarrollan actividades socioeconómicas, humanas, y de conservación, procurando la sustentabilidad.

Las primeras reservas de la biosfera datan de 1976. En la actualidad suman 701 lugares en 124 países de todo el mundo. Argentina posee 15 Reservas de la Biosfera, que suman una superficie de 11 millones de hectáreas. El 48% de esa superficie está en Chubut.

El nombramiento de una Reserva de Biosfera lo realiza la UNESCO, luego de la postulación realizada por el Estado interesado. Una vez designado el nombramiento, la reserva queda reconocida internacionalmente pero bajo la soberanía de los respectivos estados, quienes deben asegurar el cumplimiento y mantenimiento de las características excepcionales que hicieron posible su designación. Cada diez años, estas reservas son sometidas a revisión de su gestión y mantenimiento.

UNA RESERVA, CUATRO LOCALIDADES

De acuerdo a las características de los diferentes espacios y usos dentro de una reserva de biósfera, se los divide en tres zonas. La Zona Núcleo está representada por ambientes mínimamente perturbados. Suelen incluir áreas protegidas creadas con anterioridad. La Zona de Amortiguación es aquella en la se realizan actividades productivas tradicionales (ganadería, por ejemplo). La Zona de Transición es donde se encuentran las ciudades y el mayor desarrollo socioeconómico. Puerto Madryn, Puerto Pirámides, Rawson y Playa Unión se encuentran dentro de esta última zona de la reserva.



¿QUÉ VENTAJAS TIENE VIVIR EN UNA RESERVA DE LA BIOSFERA?

Desde el punto de vista turístico, existe en el mundo un segmento del mercado interesado en conocer y disfrutar de estas reservas.

Las ciudades que se encuentran en su interior se destacan entre otras del país y el mundo por estar dentro de un sitio reconocido por la UNESCO.

Se pueden desarrollar actividades de vinculación con programas de educación y capacitación de otras reservas de biosfera y así fomentar el turismo.

Los productos provenientes de la reserva pueden contar con una “denominación de origen” como lo han hecho varios países, por ejemplo: en la Reserva de Biosfera de Sumaco, Ecuador, varios productores han conseguido ampliar mercados y mejorar precios con el “Sello de Reserva de la Biosfera”.

Organismos internacionales brindan apoyo para proyectos de desarrollo social y conservación del ambiente (Varias organizaciones de Cooperación internacional consideran entre sus prioridades a las reservas de la biosfera).

Pero el aprovechamiento de estas ventajas depende exclusivamente de la gestión local para aprovechar este reconocimiento internacional como una oportunidad para conseguir apoyo externo. Es también una gran oportunidad para promover el respaldo público, la identidad y la conciencia ciudadana.

EL CASO ESPAÑOL

En España, la implementación de la “Marca de Calidad de las Reservas de la Biosfera Españolas” ha favorecido a las economías regionales contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de la población de las reservas. Con esta marca se destacan y diferencian aquellos productos artesanales y naturales de los territorios reconocidos como Reservas de la Biosfera, así como los productos elaborados, servicios de los municipios y el sector privado, que contribuyan a cumplir con las funciones básicas de conservación de las mismas, siempre de acuerdo con el plan de gestión de la correspondiente Reserva, respetando así las singularidades de cada una de ellas.



Ciudades de todo el mundo han aprovechado el sello internacional y hasta creado uno propio para su localidad y productos.

GRANDES OPORTUNIDADES

Entre el año 2014 y 2015 se crearon dos reservas de la biósfera para Chubut, entre ellas la más grande de la Argentina, Patagonia Azul, de 3.102.000 hectáreas. El aprovechamiento de este sello internacional depende tanto del sector público como del privado.

Los municipios involucrados tienen la gran oportunidad de crear lazos internacionales, beneficiándose del pertenecer a la Red Mundial y promover entre sus habitantes la utilización del sello distintivo de producir dentro de una Reserva de la Biosfera

Fuente: El Chubut.

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257