Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 5 de Agosto de 2020

Tres puntos claves para una Argentina posible

JULIO PICABEA. MG. EN POLÍTICAS PÚBLICAS. DOCENTE UNIVERSITARIO. ESPECIAL PARA EL ANCASTI

(Catamarca. - 22/07/2020) OPINIÓN
miércoles, 22 de julio de 2020 · 01:00
Es recurrente en la discusión académica el porqué de la decadencia Argentina. Se han destinado grandes cantidades de tinta en buscar las razones que expliquen cómo un país que en 1913 ocupaba el décimo lugar en el mundo en términos de ingreso per cápita, hoy presenta alarmantes niveles de pobreza y desigualdad, problemas macroeconómicos estructurales y una baja calidad institucional. No obstante eso, la intención no es recaer en críticas o plantear la inviabilidad de la República Argentina, sino superar la pereza intelectual y proponer una serie de ideas para reencaminarnos en la senda del crecimiento y el desarrollo.

El primer punto consiste en realizar un ejercicio de identificación de los grandes problemas que presenta la Argentina y pensar soluciones que se materialicen en políticas de Estado. La pobreza crónica, la inequidad en el desarrollo regional, la falta de empleo genuino, la baja calidad institucional, el déficit educativo, la corrupción sistémica y la ausencia de incentivos a la inversión privada, son algunos de los temas más urgentes del país. Abordarlos implica pensar políticas públicas que trasciendan las gestiones de gobierno y que se enmarquen en una planificación conforme a objetivos (cumplibles) a corto, mediano y largo plazo. Son cuestiones que demandarán muchos años.

Las políticas de Estado requieren de una visión de desarrollo; he aquí la segunda cuestión importante. Pensar estratégicamente y a largo plazo el desarrollo del país implica definir un modelo y promoverlo. La exportación primaria y la producción agroindustrial, las economías regionales, Vaca Muerta en el Sur y el litio en el Norte y los servicios basados en el conocimiento y el turismo deben ser los principales componentes del modelo de desarrollo argentino. Ello debe ir acompañado de una política de inserción internacional que sea inteligente y que integre a nuestros socios regionales. Argentina y Brasil, como Estados centrales, deben cumplir con lo que Samuel Huntington denomina “función ordenadora”, que implica orientar y guiar a la región en sus relaciones con el extranjero. En un mundo con múltiples actores y relaciones cada vez más complejas, es importante fortalecer la región para poder negociar en mejores condiciones. Definir una visión de desarrollo demandará a todo el arco dirigencial (políticos, empresarios e intelectuales) trabajar mancomunadamente para, a pesar de las diferencias, sostenerla en el tiempo.

Por último, la Argentina, a decir del exembajador Archibaldo Lanús, está inconclusa. El autor norteamericano Nicolás Shumway plantea que la Argentina desde sus inicios tuvo diferentes “ficciones orientadoras” que buscaron darle un sentido a la identidad argentina: el porteñismo, el federalismo de la Generación del ‘37 y el “granero del mundo” de la Generación del ‘80, son algunas. A esto debe sumarsele la Argentina peronista. El desafío actual implica construir un nuevo relato o idealización de la comunidad Argentina que contenga a las diferentes ficciones y las sintetice en una sola. Una construcción discursiva que permita superar las diferencias internas y plantear una visión de futuro para un país desigual y fragmentado.
Identificar los problemas centrales y formular políticas de Estado, definir una visión de desarrollo y sostenerla y construir un nuevo relato que integre a las diferentes visiones de la Argentina, son tres puntos claves para sacar al país de la decadencia y orientarlo hacia el progreso

Fuente: El Ancasti.

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257