Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 10 de Julio de 2020

El intendente Martín Llaryora dio de baja a 117 contratados de la gestión Mestre

MARIANO BERGERO

Lo confirmó a La Voz la secretaria General, Verónica Bruera. Aseguró que las cesantías incluyen a todas las áreas excepto Salud.

(Córdoba. - 30/06/2020) “El conflicto se va a profundizar”, dijeron desde el Suoem, que espera la oficialización de las bajas.
Un total de 117 empleados municipales cuyos contratos vencen este miércoles tendrán el martes su último día de trabajo como agentes públicos de la ciudad de Córdoba.

La gestión que conduce el intendente Martín Llaryora decidió dar de baja ese número de trabajadores que, sumadas a las dos cesantías que se habían concretado hace 10 días, lleva el número final a 119.

“Los contratos caídos pertenecen a casi todas las áreas de la administración, con excepción de Salud”, comentó a La Voz Verónica Bruera, secretaria general de la Municipalidad.

La funcionaria aclaró que los contratos que se darán de baja en el área de Educación no alcanzan a docentes que se desempeñen al frente de las aulas. “Es personal que realizaba tareas administrativas y auxiliares”, diferenció.

Llaryora revisa 600 contratos y el Suoem pide diálogo
En todos los casos, se trata de agentes que revestían bajo condición de artículo 8 y artículo 9, y provenían, mayoritariamente, de la gestión radical de Ramón Mestre.

Hasta esta noche de lunes, la decisión del Departamento Ejecutivo no le había sido comunicada de manera oficial al gremio de los municipales (Suoem).

Serán los superiores de cada área los que informen el martes a los agentes que no deben presentarse a trabajar a partir del miércoles.

Suoem espera el diálogo con la Municipalidad antes de definir nuevo plan de lucha
La semana pasada, por unanimidad, el Concejo había dejado en manos de Llaryora la decisión sobre todos los contratados que dejó Mestre.

Desde el sindicato dijeron no estar al tanto de la caída de los contratos.

“No sabemos nada. Pero si se formalizan (las cesantías), el conflicto se va profundizar. Los afectados, de haberlos, y sus compañeros no se quedarán de brazos cruzados”, dijo Damián Bizzi, vocero del Suoem, adelantando una casi segura escalada en el conflicto que ya superó los 50 días.

La disputa por el reordenamiento en la plantilla de personal que lleva adelante Llaryora tuvo su punto de partida el 8 de mayo pasado, cuando el Concejo Deliberante –con el voto en soledad del oficialismo– recortó en una hora la jornada laboral de los estatales capitalinos.



Esa reducción derivó en una poda salarial promedio del 14,2 por ciento para la mitad de los trabajadores. El impacto completo de aquella medida en el salario de los municipales se verá reflejada con el sueldo de junio, que se cobra esta semana.

Más tensión al conflicto

El hachazo a 117 contratos, reconocen cerca de Llaryora, sumará tensión al largo y virulento enfrentamiento entre el gremio y el municipio.

El jueves pasado, atentos a que se aproximaba fin de mes y la caída de contratos era una posibilidad concreta, el gremio pidió de manera formal una reunión con el intendente Llaryora. Incluso, propuso sumar a la mesa, junto a la secretaria general, Beatriz Biolatto, a Rubén Daniele, el histórico líder de los municipales. Hasta anoche no hubo respuesta, según contó Bizzi.

Bruera calculó que estas cesantías representan aproximadamente el 30 por ciento de los contratos que están en revisión. La funcionaria no descartó que en los próximos meses se sumen nuevas desvinculaciones.

Por unanimidad, devuelven a Llaryora los pase a planta de los contratados de Mestre
“Estamos haciendo una revisión integral. Esta decisión responde a un plan de reordenamiento que estamos dando en diversos frentes”, comentó la funcionaria.

Bruera se refiere a la serie de acciones que viene impulsado el municipio y que van desde el cese de jefaturas interinas, la quita de chapas a inspectores, la reducción de bonificaciones, los pagos no remunerativos de varios ítems salariales, el virtual congelamiento salarial y el freno al pago de horas extras, entre las principales.

Además y aunque entró en un compás de espera en el Concejo Deliberante, la administración Llaryora impulsa cambios en el régimen docente municipal.

Entre las acciones que aún no se han implementado, pero que desde el municipio aseguran que se ejecutarán está la instauración de la doble jornada, el teletrabajo y la reasignación física de reparticiones, lo que supone mudanzas y cambios en los lugares en los que se trabaja

Fuente: La Voz del Interior

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257