Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 10 de Julio de 2020

El cierre del Amba, la oportunidad de Córdoba

ARY GARBOVETZKY

Las dos semanas de confinamiento del Amba son claves para pasar de fase en Córdoba. Por eso, los nuevos controles.

(Córdoba. - 28/06/2020) Es fácil imaginar el reproche del gobernador Juan Schiaretti en el origen de una de las frases con las que el presidente Alberto Fernández justificó el regreso a fase 1 de cuarentena estricta para Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y la provincia de Buenos Aires: “El Amba está contagiando al país”.

El confinamiento del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) es, para Córdoba, una gran oportunidad epidemiológica. Con el centro de la pandemia en el país aislado, Schiaretti entendió que es el momento para tratar de sacar a la ciudad de Córdoba del estado de transmisión comunitaria y poner a la provincia en la “nueva normalidad” del distanciamiento social obligatorio.

Esto es lo que está detrás del anuncio de cuarentenas obligatorias para el que entre y salga, “burbujas” para camioneros y controles más estrictos en las rutas –medidas para frenar el ingreso del virus–, así como las multas a quien no use barbijo y las reuniones de más de 10 personas, intentos por evitar su propagación y reducir contagios.

Tres semanas atrás, la Provincia había logrado encadenar una seguidilla de días sin nuevos casos. Eran los tiempos en los que se seguía de cerca el R0, el indicador que mide el ritmo de los contagios. Se fantaseaba, entonces, con bajar el R0 a 0,5 o 0,7, para seguir sumando actividades a las flexibilizaciones de la cuarentena. Pero aparecieron nuevos brotes y dejó de informarse el R0; hasta ayer, cuando el ministro de Salud, Diego Cardozo, confió que en las últimas dos semanas estaba en 1,3, con un margen de error que lo podía llevar hasta 1,6.

Con un rastreo de contactos de exhaustividad detectivesca, Córdoba logró controlar todos los brotes que surgieron, hasta aquí. Se informó ayer que, por cada caso positivo, se hicieron, en promedio, 86 test de contactos sospechosos. Aun en los extremos del R0, cada 10 casos positivos, se contagiarían apenas 16 contactos.

Apenas se logre contener el brote de Villa Dolores –un caso emblemático, porque surgió de una inexplicable contratación de operarios en el Amba–, el desafío será volver a aplanar la curva por debajo de 1 en el R0.

La tarea de reducir las posibilidades de ingreso del virus hará presión, sobre todo, en las fuerzas de seguridad y en el transporte de mercaderías. Es muy difícil tapar todos los poros de una provincia. Pero la idea de que la amenaza de multas alcanzará para que se respete el distanciamiento social y se cumplan los protocolos del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) parece todavía más complicada.

La ciudad de Córdoba ya tiene desde hace más de dos meses un artículo en el Código de Convivencia que castiga las violaciones de la cuarentena, desde la no utilización de barbijos hasta la realización de fiestas prohibidas. Se fijaron sanciones que van de menos de mil pesos a 5,6 millones, según la gravedad de la infracción. Pero no se hizo ninguna multa por no usar barbijos y tampoco, por reuniones no habilitadas. La peor infracción sancionada fue por el funcionamiento sin permiso de una sala de películas condicionadas

Fuente: La Voz del Interior

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257