Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 24 de Septiembre de 2020

LAS PERSIANAS SIGUEN BAJAS

Río Gallegos. Más del 80% de los comerciantes quiere reabrir, pero no tienen chances

Por Sara Delgado

El sector atraviesa una situación gravísima por la caída estrepitosa de las ventas durante el aislamiento obligatorio. Por eso, reclaman al gobierno de Alicia Kirchner que flexibilice la cuarentena, aunque para la mandataria sería un rotundo ‘no’. Primero la salud pública. ¿Cómo será la propuesta que le presentará a Nación?

(Río Gallegos. - 13/04/2020) Se espera que hoy los intendentes trasladen al Gobierno de Santa Cruz sus pedidos para flexibilizar la cuarentena y promover un desarrollo mínimo de actividades económicas.

Es para que luego la provincia traslade a Nación su programa para la cuarentena administrada, tal como definió el presidente Alberto Fernández esta segunda fase que inició el país luego del aislamiento social preventivo y obligatorio del veinte de marzo.

Cuando este viernes el presidente dio una conferencia de prensa para anunciar la continuidad de la cuarentena, sostuvo que “a cada gobernador que traiga una propuesta de liberar una zona, le vamos a pedir que traiga un protocolo de cómo administrarlo que deberán hacerlo cumplir las intendencias”.


Antes que eso, Fernández tuvo dos reuniones virtuales con las provincias, que en su abrumadora mayoría le pidieron no salir del aislamiento y -dicen- también le reclamaron una definición homogénea.

Finalmente, no sucedió así y ahora cada distrito deberá resolver cómo seguir. Tras cartón, sucedió lo que los gobernadores y gobernadoras preveían, que diferentes sectores de la economía paralizada irían por ellos a pedir pista.

El Banco Nación otorgará prestamos a una tasa del 19% para que los comercios puedan pagar los sueldos.
El Banco Nación otorgará prestamos a una tasa del 19% para que los comercios puedan pagar los sueldos.

Esto pasa actualmente con el sector comercial, para quien el Estado Provincial declaró la emergencia y sumó fondos para subsidiar la tasa del Banco Nación, que ahora en Santa Cruz baja del 24% al 19%, ayudándolos a afrontar el pago de sueldos.

Según pudo saber La Opinión Austral, el 85% de los comerciantes santacruceños quiere levantar las persianas y vender la mercadería parada, pero esto es algo ‘imposible’ por ahora.

En Alcorta 231 trasladarán al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y al ministro de Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro, un esquema basado en dos aspectos: por un lado, la situación epidemiológica de cada una de las localidades santacruceñas, por otro, los protocolos que armen los intendentes que decidan habilitar actividades.


“Pero, de todos modos, la última palabra la tienen ellos”, advirtieron a este diario, en referencia al Gobierno Nacional.

Tampoco el informe de los intendentes es determinante, porque será el Ministerio de Salud, que conduce Juan Carlos Nadalich, quien finalmente decida qué localidad puede pedir flexibilizar su cuarentena y cuál no.

Así, se ve poco o nada probable que, por ejemplo, El Calafate, que tiene más del 90% de los pacientes positivos, o Río Gallegos, con media docena de casos, puedan salir de su situación actual.


La posición del Gobierno Provincial se dejó ver ayer cuando Kirchner firmó el decreto que extiende en la provincia el aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 26 de abril.

“Las medidas de aislamiento y distanciamiento social siguen revistiendo un rol de vital importancia para hacer frente a la situación epidemiológica y mitigar el impacto sanitario” del coronavirus y “la aplicación de estas medidas en tiempo oportuno permitió contener la epidemia por la aparición paulatina de casos y de menor tiempo de evolución, registrándose una disminución en la velocidad de propagación, evitando de esta manera la saturación del sistema de salud en todos los órdenes jurisdiccionales, en especial en el ámbito de nuestra provincia”, se lee.

Y es que hay que evitar que la gente circule y entender que cuando se preserva en cada hogar, el virus no se mueve y por lo tanto tiene menos chances de llegar a la población de riesgo: los mayores de 65, en cuyo caso la incidencia de mortalidad demostró ser mayor al 80%.


Sin embargo, no es extraño pensar en que, sabiendo esto, los comerciantes quieran reabrir sus puertas. La realidad es que “están desesperados y la necesidad surge porque las medidas anunciadas por Gobierno Nacional no llegan. Cuando lleguen, creo que la demanda por abrir va a bajar”, aseguraron a este diario desde las cámaras que nuclean al sector.

¿Y por qué va a bajar la demanda por abrir cuando haya certezas de que pueden pagar sueldos? Justamente porque hoy quien no vende alimentos o artículos de primera necesidad, tampoco va a tener quién le compre. Es sabido que en momentos de incertidumbre los consumidores guardan o reorganizan sus gastos.

En concreto, el sector comercial espera que lleguen los REPRO (Programa de Recuperación Productiva), como también otros programas del Consejo Federal de Inversiones, más los impositivos.

Así las cosas, todo parece indicar que, en este contexto, mínimamente podría llegar el Gobierno Provincial a estar de acuerdo con que las pymes trabajen a puertas cerradas con delivery, porque incluso si así fuese y se dieran mayores casos de COVID-19, está la posibilidad de volver para atrás con la decisión

Fuente: LA OPINIÓN AUSTRAL

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257