Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 28 de Septiembre de 2020

Monte Hermoso: qué cambió con la nueva ordenanza para combatir las fiestas ilegales

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

A pedido del intendente Alejandro Dichiara, se reformuló el Código de Faltas para el caso de ruidos molestos. Las multas por “perturbar la tranquilidad” aumentaron un 500%. Quiénes podrían ser multados, aún si no organizan ningún encuentro.

(Monte Hermoso - 01/02/2020) El Concejo Deliberante de Monte Hermoso dispuso endurecer severamente las multas y sanciones para quienes efectúen ruidos que “puedan perturbar la tranquilidad o reposo de la población o causar perjuicios o molestias”. La nueva norma -se indicó- apunta a combatir a las fiestas ilegales, pero incluye una serie de cambios que tendrán efectos sobre muchas otras actividades.

La modificación más llamativa, sin dudas, es el nuevo esquema de multas: pasaron de 20 mil a 100 mil pesos, lo que significa un incremento del 500% respecto de los montos que se venían aplicando. Las sanciones mínimas, en tanto, siguen en 1.000 pesos.

“No queremos más fiestas ilegales que alteran la tranquilidad de todos. No podemos permitir, por ejemplo, que siga habiendo fiestas en zonas de médanos como La Hoya, con equipos de audio hasta altas horas de la madrugada, sin ningún tipo de control”, dijo a La Nueva. el secretario de Gobierno, Hernán Arranz.



Hernán Arranz, secretario de Gobierno de Monte Hermoso.
El funcionario señaló que en algunas fiestas privadas se han detectado entre 500 y 1.500 personas.

“No hablamos de un cumpleaños grande, sino prácticamente de boliches a cielo abierto -lamentó Arranz-, lo que no le permite ni a la policía ni a la guardia urbana garantizar la seguridad de esos chicos, de los vecinos o de los espacios que utilizan”.

La modificación del Código de Faltas -el artículo 76º, puntualmente- se sancionó y promulgó el viernes 24. Menos de 24 horas después debió ser aplicada para clausurar una fiesta ilegal con 300 chicos en la zona oeste.

“Incautamos dos parlantes, un generador (de energía) y un mezclador (de música). Una vez que el propietario abone la multa correspondiente, se lo vamos a devolver. Hasta tanto, quedará en el depósito del Juzgado de Faltas”, indicó Arranz.

El aumento contundente de las multas, sin embargo, no es el único cambio que contempla la nueva norma. Uno muy importante, por ejemplo, es que se eliminó la figura de la intimación como instancia previa a la imposición de sanciones económicas.

“La intimación no sirve para disuadir a quienes organizan fiestas privadas. Como se organizan por redes sociales o whatsapp, cuando llegamos ya están en proceso”, explicó una fuente municipal.



En el nuevo artículo 76º también se contempla la clausura por hasta 60 días -si correspondiera- del sitio donde se emitan los ruidos molestos, a lo que se agregó ahora la posibilidad de efectuar el decomiso de todos aquellos equipos o artefactos utilizados para cometer la infracción.

La norma anterior, además, mencionaba que las sanciones alcanzarían a quienes efectuaran ruidos molestos en “la vía pública, plazas, parques, paseos, salas de espectáculos, centros de reunión, lugares en que se desarrollen actividades públicas o privadas, o en casas habitación individuales o colectivas”.

En la nueva redacción se agregó “el frente marítimo” y los “espacios privados”, en obvia alusión a las fiestas que se realizan en la playa, con discjockeys y venta de alcohol, o en los patios de algunas viviendas.



Ruidos molestos: desde las fiestas y la publicidad callejera hasta los parlantes playeros y los petardos
La nueva norma establece que el carácter “perturbador, molesto o perjudicial del ruido se presumirá” cuando se emitan sonidos “por altavoces” o “equipos de sonido” hacia espacios públicos sin contar con autorización municipal.

Cuando los ruidos molestos sean ocasionados en viviendas privadas -se aclaró- “los titulares y ocupantes serán solidariamente responsables de las sanciones pecuniarias (multas)”. Además, si se decomisan equipos de sonido, sus dueños también “serán responsables de las sanciones pecuniarias”.

También se asumirá que generan ruidos molestos “la reunión de más de 30 personas en espacios públicos adyacentes al frente marítimo o en lugares privados, sin la debida autorización municipal”.

La ordenanza también dispone que pueden ser sancionada la venta callejera mediante el uso de parlantes, la circulación de rodados o aviones “con altavoces de propaganda comercial”, los dueños de vehículos con escape libre (sin silenciador, o con silenciador deficiente), la utilización de “bocinas estridentes” y el funcionamiento de “cualquier mecanismo de audio que trascienda al exterior del habitáculo”.
Tampoco se podrán utilizar a alto volumen los parlantes portátiles en sitios públicos.

Por último, será sancionado “el uso de bombas de estruendo, petardos, fuegos artificiales o todo otro elemento productor de ruidos similares”, salvo en el caso de fiestas populares autorizadas por la comuna.

Fuente: La Nueva Provincia

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257