Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 28 de Septiembre de 2020

El reparto de recursos por afinidad política

En las últimas décadas, Argentina fue un muestrario de cómo los gobernantes pueden manejar el erario en función de sus propios intereses políticos, ya sea en respuesta a compromisos previos, como las alianzas electorales o bien por pertenencia a una provincia, o sector partidario.

(22/01/2020) Lo hicieron Carlos Menem con La Rioja, Néstor y Cristina Kirchner con Santa Cruz y Mauricio Macri con la CABA y Provincia de Buenos Aires. Hacia esos distritos fueron dirigidos en los respectivos períodos de gobierno los mayores beneficios en cuanto a distribución de fondos.

El tema del reparto de recursos se reactualizó en los últimos días luego de que el presidente Alberto Fernández reiterara su intención de reducir la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires, la cual hoy representa un 3,5% del total.

Un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) permite observar que durante el gobierno de Macri hubo un aumento de la participación de las provincias sobre el total de los recursos, pero que benefició asimétricamente a la CABA y la provincia de Buenos Aires, gobernadas por los dos principales aliados del expresidente, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Según indica el análisis, en el periodo 2015-2019 se produjo un incremento del 9,1% de la participación primaria, es decir, la torta de recaudación de impuestos nacionales: pasó de 40,5% en 2015 a 49,6% en 2019, lo que llevó a que el año pasado la participación del consolidado “provincias + CABA” sea la más alta de los últimos 27 años. Eso también derivó en una reducción de la participación del Tesoro Nacional y la ANSES en esa masa de recursos.

Tres factores fueron decisivos para tal incremento: la restitución a las provincias de la precoparticipación del 15% (fondos que antes iban a ANSES), el aumento de la coparticipación para la CABA por decisión de Macri al transferirle a esa jurisdicción la Policía Federal, y la reposición a la Provincia del Fondo del Conurbano bonaerense, bajo las condiciones del consenso fiscal firmado en 2017.

De acuerdo con el IARAF, “las principales beneficiarias en el incremento de la participación primaria fueron la provincia de Buenos Aires (38% del aumento) y CABA (20%). El resto de las jurisdicciones participó de manera muy menguada en el aumento de la distribución primaria”.

Si bien con la restitución del 15% la Nación le dio plata a todas las provincias es en la participación secundaria (o sea, en la distribución de la torta de recursos correspondientes a las provincias, ya deducido el porcentaje de la Nación) donde se muestra la menor participación del resto de los distritos, que “vieron caer su coeficiente secundario entre un 6% y un 10%”, precisa el informe.
Al analizar la variación del porcentaje de la distribución secundaria efectiva entre 2015 y 2019, el IARAF confirma que el distrito más beneficiado fue la Ciudad, con un incremento del 171%, seguida por la provincia de Buenos Aires, con un aumento de las transferencias del 19%. En cuanto al resto de las provincias, los distritos más perjudicados fueron Chubut (- 9,9%) y Misiones (- 9,8%)

Si en verdad el Gobierno de Fernández está dispuesto a avanzar con una reforma de la coparticipación federal, uno de los puntos necesarios será, sin dudas, encontrar un mecanismo sólido que blinde al régimen de las tentaciones políticas y los vaivenes a discreción.

Fuente: El Ancasti

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257