Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 6 de Abril de 2020

Auxilian a Axel Kicillof para evitar un default en la provincia

Gabriel Sued

Al lado del ministro nacional Arroyo, Kicillof descargó su enojo por los cambios en la ley impositiva bonaerenseAl lado del ministro nacional Arroyo, Kicillof descargó su enojo por los cambios en la ley impositiva bonaerense Crédito: Télam El gobierno nacional asistirá financieramente a Buenos Aires para cumplir con deudas que vencen este mes; deberá cancelar US$571 millones para eludir la cesación de pagos

(Buenos Aires. - 10/01/2020) Los gestos de cordialidad entre Alberto Fernández y Axel Kicillof se traducirán en los próximos días en una ayuda concreta de la Nación a la provincia de Buenos Aires.
Después del encuentro que el Presidente y el gobernador bonaerense mantuvieron la semana pasada a solas y del acto que compartieron ayer en San Fernando, la Casa Rosada avanzará en un auxilio financiero para que la provincia de Buenos Aires pueda cumplir los compromisos de deuda que vencen el mes en curso.

Así lo confirmaron ayer fuentes del entorno presidencial.

La relación entre Fernández y Kicillof es inmejorable, insisten en el gobierno nacional, para ahuyentar cualquier hipótesis de conflicto al interior del Frente de Todos.

"Este chiquito va a ser un gran gobernador", lo elogió el Presidente, en el acto de San Fernando. Los dos volverán a compartir una actividad mañana, en Mar del Plata, en el lanzamiento de la temporada de verano.

La provincia tiene vencimientos de deuda por 571 millones de dólares entre el 19 y el 26 de enero, de un total de 9000 millones de dólares que deberá pagar la administración de Kicillof hasta el final del mandato, en diciembre de 2023. Solo en 2020 los compromisos alcanzan los 2700 millones de dólares.

En octubre del año pasado, la calificadora de riesgo Moody's advirtió que la provincia tenía solo dos opciones: una reestructuración de la deuda o un auxilio financiero de la Nación.

En el gobierno bonaerense activaron las dos instancias de negociación al mismo tiempo. Como receta obligada para poder gestionar con un margen de maniobra aceptable, Kicillof apuesta a recibir una ayuda de Nación y también a refinanciar una porción de los compromisos con los tenedores privados.

Del monto que vence el mes actual, 253 millones de dólares están en poder del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), el fondo de inversión que maneja la Anses. En el Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense, a cargo de Pablo López, iniciaron las gestiones con esa dependencia. Todavía no hay nada cerrado, aclararon.

El auxilio que Nación prometió a la provincia podría consistir concretamente en la renegociación de los pagos de los bonos en manos del FGS.

Se trata de títulos en dólares que emitió la provincia y colocó por medio de un mecanismo de suscripción directa con el fondo de la Anses. Vencen el 19 de enero.

La obligación con los tenedores privados es de más de 250 millones de dólares, entre capital e intereses, dinero que, de no haber renegociación, habría que cancelar el 26 de enero.

En la Casa Rosada no precisaron en qué consistirá la ayuda, pero aseguraron que van a hacer los esfuerzos necesarios para que la provincia no caiga en default.

En el gobierno nacional advierten que una eventual cesación de pagos de la principal provincia del país tenga repercusiones sobre las obligaciones del resto de los distritos. Es un argumento que se usa también hacia adentro, para explicar ante el resto de los gobernadores la asistencia que se le dará a la administración de Kicillof.

Tenedores privados
La renegociación con los tenedores privados se puso en marcha el 20 de diciembre. Ese día el gobierno bonaerense anunció "su decisión de iniciar un proceso de consultas con sus acreedores privados externos, sobre la base de la buena fe, con miras a definir medidas tendientes a asegurar la sostenibilidad de la deuda pública provincial".

Después de algunas semanas de conversaciones más generales, el Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense convocó concretamente anteayer a los tenedores del bono que vence en enero.

La convocatoria formal indica que el objetivo del encuentro es "compartir puntos de vista respecto de la manera de alcanzar un alivio financiero transitorio para la provincia".

En simultáneo a las negociaciones para que la Casa Rosada asista financieramente a la provincia, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación firmó ayer un convenio con el gobierno bonaerense para poner en funcionamiento la tarjeta Alimentar.

El programa, destinado a las titulares de Asignación Universal por Hijo (AUH) con chicos menores de seis años, alcanzará a 560.000 familias e implicará una inyección de 2800 millones de pesos por mes en la provincia de Buenos Aires, según lo acordado ayer entre Kicillof y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Por: Gabriel Sued

Fuente: LA NACIÓN

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257