Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Martes, 21 de Enero de 2020

“Las retenciones son un mal impuesto porque no se coparticipa y las provincias no ven nada”

Entrevista con Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina.

(Salta. - 24/08/2019) En el predio de la Rural Salteña ayer se vivía un clima contrariado. Mientras por un lado se realiza, con mucho entusiasmo, la 75ª exposición, por otro los productores comenzaron a sentir que revolotea el fantasma de un aumento de retenciones a las exportaciones en un futuro gobierno de Alberto Fernández. En este contexto, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, dialogó con el El Tribuno y afirmó que “las retenciones son un mal impuesto” y que esperan reunirse con el candidato a presidente del kirchnerismo.

¿Cómo tomaron las declaraciones de Felipe Solá (referente del Frente de Todos) sobre una junta de granos y el posible incremento de las retenciones si Alberto Fernández llega a la presidencia?

Esto lo tomamos con sorpresa, porque nosotros estamos esperando la audiencia con el candidato Alberto Fernández. La Comisión de Enlace ya se reunió con dos de los candidatos (Mauricio Macri y Roberto Lavagna). Estamos esperando este encuentro y que alguien del riñón (de Fernández) salga a plantear una cosa que va en oposición a lo que nosotros proponemos, no sabemos con qué motivo se hizo. No sabemos si fue para generar un ensayo, o ya lo están pensando a fondo. Después volvió para atrás en una de las cuestiones. Desde esa preocupación buscamos la apertura para encontrar el diálogo con Fernández y llevarle la propuesta de la Comisión de Enlace. En ella claramente hablamos de que las retenciones son un mal impuesto, que es la peor manera de incentivar las exportaciones. Y a partir de allí volver a esquemas que han coartado la libertad muchas veces y que ya están fuera de época, porque son cuestiones que existieron cuando el comercio del mundo era otro. Hoy ya no se comercia con estados. Antes los privados no tenían injerencia en puertos y en cantidad de cuestiones. Hoy, la libertad que se ha producido generó enormes posibilidades desde lo privado. Quedó demostrado que las juntas, en muchos países, han terminado en fuentes de corrupción. No entendimos el mensaje, atrasa y es extemporáneo respecto a lo que esperamos, que es la reunión con el candidato Fernández.

LE PUEDE INTERESAR


#24A: en medio de la crisis, votantes marchan mañana en todo el país para apoyar a Macri

¿Con Fernández insistirán con retenciones cero?

La Comisión de Enlace coincide, de forma unánime, que es un mecanismo de sacar riquezas a los privados, pero sacar a mal, porque son impuestos que no se coparticipan y las provincias no ven nada de esto. Además, es un impuesto que rápidamente erosiona la capacidad exportadora de Argentina, que justamente es el camino que debemos seguir. Si nosotros no exportamos no podemos crecer, y si no podemos crecer, no podemos generar trabajo ni desarrollo. O sea bienestar para la Argentina.

¿Cómo tomó el campo el resultado de las PASO?

Lo que buscamos como dirigentes y entidades es trabajar día a día buscando incidir en las plataformas de los partidos, que a veces no existen, porque ellos están más mirando las candidaturas y los números de las encuestas. Nuestro trabajo va más en mirar las propuestas de políticas públicas, que se encarnen en los partidos y sus plataformas y que de alguna manera saquen adelante todas las posibilidades que tiene el campo, que son muchas más de las que tenemos actualmente. Si seguimos liberando las fuerzas del campo, de la mano de menor presión impositiva, si le seguimos ayudando al campo, más a los que están más alejados, si seguimos dando competitividad de la mano de las nuevas infraestructuras, que vengan especialmente en fletes y logística, si seguimos logrando la reinserción de Argentina en el mundo, como se vino haciendo inteligentemente y abriendo los mercados, el campo va a seguir creciendo y generando desarrollo en las regiones.

¿Qué deuda pendiente ve en el gobierno de Mauricio Macri?

La inestabilidad económica, porque al haber esta inestabilidad no podemos producir normalmente. Ahí está el principal problema. Se avanzó muy bien en la apertura de Argentina al mundo, se avanzó en la infraestructura, dentro de lo que se pudo. Esto es un proceso. No podemos pretender que lo que no se hizo en 60 u 80 años se haga en tres. Eso hay que entenderlo. Hubo muchos años de desajuste.

Este tipo de cambio, con un dólar a 60 pesos, ¿cómo juega en la rentabilidad del agro?

Lo que nos cae mal es la variación brusca del tipo de cambio, porque ahí se pierden las referencias relativas, se pierde la posibilidad de tener precios en la economía. A partir de ahí, el valor del tipo de cambio no dice nada en el fondo. Nuestros costos tienen un componente en dólares muy alto, muchas de las producciones que el campo hace no se exportan en un ciento por ciento, se exportan en bajas proporciones y los precios a los que vendemos están en pesos. Tenemos costos en dólares y precios en pesos, por lo que se genera un descalce que trae problemas a muchos sectores del agro. El tipo de cambio es uno de los factores de la competitividad, que tiene que estar adecuado al contexto de la estabilidad de la economía en general.

Cómo explica que el productor reciba un valor bajo por lo que vende, pero a las góndolas el producto llega con un precio alto.

Esto también viene a cuenta de la polémica con (Felipe) Sola. El trigo incide en un 8% del precio del pan. Lejos está que si el precio del trigo aumenta por el tipo de cambio, incida, luego, en una proporción enorme en el precio del pan. Ahí hay un componente que tiene que ver con la inflación y los otros costos contenidos. Lo mismo pasa con la leche. La inestabilidad lo que genera es falta de precios relativos y eso termina afectando la transparencia de los mercados. Hay muchos que aprovechando este río revuelto computan parte de este valor que no les llega a los productores o le hacen pagar a los consumidores extraordinariamente. Hay que trabajar en la transparencia y la formalidad de la economía. Después tener mecanismos más fuertes para los consumidores, donde puedan ir y defender los precios.

¿Cómo impactará el acuerdo Mercosur y UE?

Ojalá prospere porque es muy bueno desde el lado institucional, porque pasamos de tener comercio con menos del 9% del PBI mundial, como es el caso de Argentina que comercializa poco, que es un país cerrado, a estar con más de un tercio del producto bruto del mundo, con muchos países que tienen alto poder adquisitivo. El consumo de alimentos en Europa promedia entre 2 y 3 mil dólares por año, cuando en Asia son alrededor de 500 a 600 dólares por habitante/año. Nos da la perspectiva de un consumo de alto valor, sofisticado, al cual podemos vender muchos productos especialmente de las economías regionales. Lo importante es seguir trabajando con esta mirada que al Mercosur le permite, en vez de mirarnos internamente en competencia, mirar el Mercosur como una posibilidad de seguir desarrollando el comercio hacia el mundo.

Fuente: El Tribuno

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257