Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Lunes, 22 de Julio de 2019

Esquel y alrededores, más allá del Parque Nacional Los Alerces

Por Mario Rodriguez

El parque es el mayor atractivo de esa zona de Chubut, pero no el único. Acá, varias actividades perfectas para los días de otoño.

(ESQUEL - 18/06/2019) Pasado el mediodía, después de una breve conexión en Aeroparque, llegamos a Esquel invitados por Destino Argentina. La ciudad recibe a Voy de Viaje y a compañeros de otros medios con el sol otoñal a pleno y hay que aprovecharlo.

Primera parada: reserva de montaña Huemules.

Multicolor

En el camino hacia Huemules, la baja vegetación de la estepa patagónica cede ante los ñires y estos, a medida que ganamos altura, ante las coloridas lengas del bosque andino.

El esperado almuerzo, entre árboles y arroyos, es la previa antes de iniciar el trekking por el lugar. “Hasta allá”, dice Santi, propietario de la reserva, mientras sonríe y señala un punto muuuy lejano como destino final de la caminata que incluye bosques, lagunas congeladas, arroyos, montañas nevadas, té con jengibre y otras “yerbas” antes del retorno.



Con la preservación de la naturaleza y la sustentabilidad como objetivo, Huemules ofrece alojamiento en domos geodésicos, más fuertes para resistir el clima patagónico, de menor impacto ambiental y con las comodidades de un cinco estrellas.

Un lugar para encontrarse

Cerca de la localidad El Hoyo, en un entorno de ensueño en el valle del río Epuyén, se encuentra el laberinto más grande de Sudamérica. Son 8.000 metros cuadrados y más de dos kilómetros de senderos por recorrer. No sirve el “ya lo hice y sé como salir” porque hay nueve puertas que, activadas alternativamente, pueden cambiar el recorrido y “complicar” la salida.

En la casa de té del Laberinto Patagonia, sus propietarios, Doris y Claudio, nos cuentan la historia del sueño del “laberinto propio” hecho realidad. “El laberinto es una metáfora de la vida: representa la búsqueda de cada uno”, dice en alguna de sus páginas el libro dedicado al lugar.

Vinos extremos

A pesar de las 30 heladas durante el ciclo productivo y de los -2 y -7 grados, los vinos de Nant y Fall son reconocidos en el mundo. “Tim Atkin, reconocido crítico de vinos a nivel mundial, calificó con 90 puntos a nuestro pinot noir, que equivale a medalla de oro”, comenta entusiasmado Sergio Rodríguez.



A 15 kilómetros de Trevelin, la chacra de cuatro hectáreas pasó de ser un improductivo mosquetal a un emprendimiento agroturístico que ofrece además ecocamping –el primero con espacio para motorhome y acampe en general–, visitas guiadas para observar el proceso de producción de los vinos, productos de su huerta orgánica y regionales y, obviamente, vinos.

Déjenme en Paz

Llegamos a Estancia La Paz al atardecer. “Mantené la puerta cerrada, así cuando vuelvas está calentita”, me dice Matías mientras me entrega las llaves de la cabaña Maitén. Todos los ventanales apuntan al calmo río Futaleufú.

La cuidada forestación y sus senderos invitan a caminar. Después, es el turno de la piscina climatizada, los saunas seco y húmedo, los jacuzzis y la ducha escocesa, en ese orden. Con un costillar a la llama y las historias de la familia Massardi, propietaria del lugar, damos por terminada la jornada.

La estancia tiene 3.000 hectáreas dedicadas a la agricultura y la ganadería, que también pueden aprovecharse para actividades unplugged como cabalgatas, mountain bike, trekking y pesca con mosca. “Se mataron con el nombre”, pensé al llegar. “No le cabe otro”, pensé al irme.



Patrimonio mundial

Desde Trevelin ingresamos a la Portada Centro del Parque Nacional Los Alerces, Patrimonio Natural de la Humanidad. Muy cerca de Villa Futalaufquen, punto inicial del recorrido, visitamos un alero con pinturas rupestres de antiguas poblaciones que habitaban la zona.

A pocos kilómetros también de la villa, una importante cascada se esconde entre la abundante vegetación. El camino nos lleva ahora hasta Puerto Limonao, sobre el lago Futalaufquen, desde donde parten las excursiones lacustres en el parque.

Muy cerca encontramos la antigua Hostería Futalaufquen, construida por el arquitecto Alejandro Bustillo. Hay rosa mosqueta, zarzamoras, hongos rojos con pintitas blancas (como los de los dibujos animados), picnic y caminata por la playa del lago poblada de arrayanes con caprichosas raíces que se aferran al suelo.

Después de algunos kilómetros llegamos a la famosa pasarela sobre el río Arrayanes. Damián, nuestro guía, nos adelanta que vamos a iniciar uno de los senderos más lindos y emblemáticos del parque.



Bordeamos el río Menéndez, con aguas de un intenso color esmeralda. Abrazamos un inmenso coihue y atravesamos el bosque hasta el puerto Chucao, sobre el lago Menéndez, desde donde parten las embarcaciones hacia el alerzal milenario. Allí se encuentran el alerce abuelo y otros ejemplares de más de 2.000 años, pero esa excursión queda pendiente para el próximo viaje.

El regreso a la pasarela lo hacemos bordeando el lago Verde. Maitenes, cipreses, radales, ñires y lengas, entre otras especies, colorean el paisaje otoñal. Dicen que en primavera es aún más lindo.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: Aerolíneas Argentinas ofrece vuelos con escala en Aeroparque desde 9.700 pesos .

PASEOS: de noviembre a abril el ingreso al Parque Nacional Los Alerces es de 400 pesos. El resto del año el acceso es sin cargo.

La excursión Full Day tiene un costo de 2.690 pesos por persona.

La excursión lacustre al bosque de alerces milenarios en el catamarán para 85 personas tiene un costo de 1.950 pesos por persona. Menores de 16 años, 1.750 pesos.

Esta excursión lacustre la ofrece también la empresa Glaxiar con embarcación de hasta diez personas, guía y refrigerio con un costo de 3.100 pesos por persona. Adulto en grupo familiar, 2.480 pesos y menor en grupo familiar hasta 15 años, 1.860 pesos.



ALOJAMIENTO: en Cholila, cerca del portal norte del Parque Nacional Los Alerces, Ruca Kitai, desde 3.900 pesos con desayuno.

En Esquel: Hotel Las Bayas, desde 2.600 pesos con desayuno; y hostería Cumbres Blancas, desde 2.900 pesos con desayuno. Reserva de montaña Huemules, (abre de noviembre a Semana Santa) desde 16.300 pesos por día para dos personas. Incluye alojamiento en domos, cuatro comidas y dos excursiones.

En Trevelin, Estancia la Paz: cabañas para dos personas, desde 6.580 pesos con desayuno y uso de spa, circuito de saunas y piscina climatizada.

Fuente: La Voz del Interior / Voy

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257