Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Matzen: "Sería un atraso para Río Negro que gane Soria"

La diputada nacional celebró el fallo judicial que puso fin a la postulación del gobernador Weretilneck, pero apunta contra el candidato del FpV. Lorena Matzen. Encabeza la fórmula de Cambiemos rionegrina.

(Buenos Aires. - 26/03/2019) Por Ariel Basile
Para las elecciones del próximo 7 de abril, la diputada nacional de la UCR Lorena Matzen encabeza la fórmula de Cambiemos. Tras el fallo de la Corte Suprema que puso fin a la postulación del gobernador Alberto Weretilneck para buscar la reelección por Juntos Somos Río Negro (JSRN), Matzen consideró que “ganaron las instituciones”. Sin embargo, Matzen cree que el rival a vencer el FpV de Martín Soria, intendente de General Roca. “En eso podemos coincidir con JSRN”, dijo en diálogo con Ámbito Financiero. Además, se refirió a las disputas de la UCR dentro de Cambiemos y al papel que podrá tener el Gobierno nacional en la elección provincial.

Periodista: ¿Cómo recibió el fallo que inhabilitó a Weretilneck para buscar un nuevo mandato?

Lorena Matzen: Lo recibimos en un viaje y nos alegró porque ganaron las instituciones, ganó la democracia. Además, hay un mismo artículo en la Constitución de otras provincias y la candidatura de Weretilneck generaba un ambiente de debilidad institucional. Quedó demostrado, además, que la Justicia es independiente.

P: ¿Quedó desnaturalizada la campaña, sin debates?

L.M.: Para el resto de las fuerzas, sí. Nosotros arrancamos con trabajos previos para presentar propuestas para cada problema que tiene Rio Negro, como un plan de reducción impositiva, o proyectos en seguridad, salud, etcétera. Pero es cierto que no tuvimos contraposición de ideas. A los debates nos presentamos solos. Tanto el FpV como Juntos Somos Río Negro (JSRN) esquivaron el debate y no presentaron propuestas.

P: ¿Cuáles cree que son esos problemas que mencionaba?

L.M.: El principal, la planificación y el control de gestión en todas las áreas. En Educación, por ejemplo, no están yendo los chicos al colegio porque no hay bancos, las escuelas tienen problemas edilicios y hay falta de insumos. En Salud ocurre lo mismo. No tenemos estadísticas para planificar, no hay diagnóstico sobre los puntos problemáticos. Lo mismo ocurre con las economías regionales: hay ausencia del gobierno provincial, las estructuras están pero el Estado no interviene en la fruticultura. En Bariloche hay barrios sin aguas ni cloacas, no hay servicios para turismo. Por más que haya aumentado la cantidad de vuelos, hay problemas de infraestructura. A diez cuadras del centro hay barrios sin obra pública para vivir bien. Las Grutas fue elegida entre las mejores playas de Sudamérica, pero tampoco hay estructura, en cloacas, salud... se ve un atraso importante.

P: Mencionaba la fruticultura, ¿Cuál es la situación?

L.M.: Río Negro es una provincia rica, pero no sale de donde está porque no hay gente trabajando en desarrollar la provincia. Hace falta un Estado autónomo, con un gobierno de políticas públicas y no de políticas partidarias. El Estado provincial tiene que intervenir. Los productores se pueden dividir en tres grupos. Algunos han salido de la actividad y hoy hay un 40% de charas abandonadas, se necesita recuperarlas porque hay posibilidades de seguir produciendo. Otros la están peleando y debemos acompañarlos para que puedan generar inversiones. Un tercer grupo son los que están bien, que exportan, pero necesitan seguir generando empleo. Para eso hay que mejorar caminos rurales, la conectividad. Es obligación del gobierno provincial. Si bien fueron favorecidos por el tipo de cambio, eso no se traduce en rentabilidad porque no están acompañados de forma efectiva. Hace falta un Estado presente que haga que los productores salgan adelante. La fruticultura está en un reinicio, no está en el fin como dicen algunos. Producimos alimentos y el mundo necesita alimentos.

P: ¿Cómo queda ahora el escenario electoral, sin Weretilneck? ¿Mejoran sus posibilidades?

L.M.: Creo en la gente, en el rionegrino, que es progresista. En 2017 se hablaba del mismo escenario que ahora, con una polarización entre el FpV y JSRN. Nosotros pasamos de un 4% a un 32%. Le ganamos a la estructura del oficialismo. No son cucos. Ni Soria ni Weretilneck.

P: Como en la elección de Neuquén, se habla del papel de la Casa Rosada apoyando al oficialismo provincial para frenar al PJ, ¿cómo toma esto?

L.M.: Yo siento el acompañamiento del Gobierno nacional. Además, hay que distinguir realidades. Neuquén es diferente, tiene una gran ciudad que es la capital y luego pequeñas localidades. Acá hay 106 localidades, las ciudades fuertes son varias: Bariloche, Viedma, Cipolletti, Roca, entre otras. La geopolítica es otra, y cada región tiene sus particularidades. Tampoco JSRN es el MPN que gobernó 50 años. El partido de Weretileck se formó hace poco: hay dirigentes UCR y PJ sin un hilo ideológico conductor. Además, en JSRN hablan para confundir que tienen apoyo de gobierno nacional, pero después dicen una cosa diferente, no unifican criterio. Están nublados de posición. Y en relación a Soria, si bien marca una diferencia con lo nacional, dice representar al kirchnerismo, lo que es contradictorio en virtud de la historia de Soria. No son coherentes, van cambiando.

P: ¿El rival para JSRN y para Cambiemos es el FpV?

L.M.: Sería un atraso para Río Negro que gane Soria. En eso podemos coincidir con partido de Weretilneck: lo peor que le puede pasar a la provincia es que Soria sea gobernador. De todos modos, la única opción no sorista somos nosotros. La fórmula del oficialismo está integrada por dirigentes que defendieron las políticas de Carlos Soria. Pero creo que Río Negro no admite el autoritarismo que quiere el FpV. Para Soria, quien no piensa como él es su enemigo. Nos diferenciamos: nosotros queremos un gobierno plural y con paz social.

P: ¿Cómo observa al radicalismo a nivel nacional dentro de Cambiemos?

L.M.: Era necesaria la autocrítica. Y a la UCR pidiendo pista en la alianza. Por eso llegan los ruidos. La UCR tiene que replantear sus oportunidades. Después de 2015 sucedió que Cambiemos se convirtió en una alianza legislativa, y ahora planteamos una alianza de gobierno de verdad, con el radicalismo en un lugar protagónico. Queremos integrar la fórmula o ir a unas PASO.

P: ¿Y en la provincia, cómo es la relación con el PRO?

El punto débil del PRO es estar intervenido, no hubo elección de autoridades, y eso fue importante para negociar candidaturas.

Fuente: Ámbito

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257