Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Viernes, 23 de Agosto de 2019

La Zona Franca de Caleta Olivia espera novedades de la AFIP y SPSE.

Río Gallegos. La AFIP olvidó la Zona Franca industrial

Al igual que la Zona Franca comercial de Río Gallegos, la obra para Caleta Olivia concluyó en 2016, pero el anuncio de habilitación no la contempló. De todos modos, a este olvido se suman problemas de energía y una regulación muy restrictiva para los usuarios que no podrán introducir al país lo producido en la misma.

(Río Gallegos. - 24/01/2019)
La visita del presidente Mauricio Macri a la Zona Sur de la provincia de Santa Cruz no trajo consigo anuncios rimbombantes de nuevas obras o colaboración intergubernamental, pero sí la novedad de la habilitación de la Zona Franca de Río Gallegos para la venta minorista por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La medida fue publicada en el Boletín Oficial, mediante la Resolución General 4.399/2019.

Diferente es el caso de la habilitación para el comercio mayorista y minorista, tanto en Río Gallegos como en la Zona Franca industrial ubicada en la ruta nacional N° 3, en la cabecera del Puerto Caleta Paula, ya que la AFIP y la Aduana no se expidieron aún sobre la misma.

La otra Zona Franca

Con una superficie inicial de 20 Has., la Zona Franca del norte santacruceño fue planeada para la libre importación de insumos, maquinarias y equipos; también para poder introducir materias primas desde el Territorio Aduanero General (TAG) exentas del pago del IVA. Esto permitirá reducir drásticamente los costos de operación, el capital de trabajo y las inversiones en maquinarias y equipos.

Consultado por el futuro de la misma, el ministro de la Producción de Santa Cruz, Leonardo Alvarez, manifestó que resta la publicación en el Boletín Oficial, tal como ocurrió la semana pasada con la de Río Gallegos, ya que el expediente es el mismo para una y otra. “Al igual que con la Zona Franca comercial, una vez que la AFIP haga la publicación, será la Aduana quien reglamente las condiciones de uso de la misma”, explicó.

Descuido, incapacidad o error administrativo del Gobierno Nacional, el ministro recordó que las obras comprometidas en los pliegos fueron finalizadas en el año 2016 y que mientras figura la habilitación de la Zona Franca de la capital, en ningún pliego aparece la de Caleta Olivia.

Sin energía

Alvarez también advirtió la falta de una conexión eléctrica para la Zona Franca. Si hoy la habilitación fuera un hecho, todavía resta resolver el problema energético. Si bien se trata de un problema de fácil resolución, aunque costoso, a partir de la colocación de generadores eléctricos a gasoil -tal cual se pensó para la Planta de Osmosis Inversa-, la solución de fondo llegará con la concreción de la obra de la línea de 132 KW, declarada de interés público por la Ley N° 3.575 y con un presupuesto de más de $ 220 millones. “Que no tengamos la línea de 132 genera límites, pero no es excluyente”, manifestó Alvarez a La Opinión Zona Norte.

Una ley restrictiva

Desde London Supply Group, la empresa permisionaria de “Santa Cruz Zona Franca”, se agregó un tercer impedimento que se suma a la falta de respuesta de AFIP y al problema energético.

El presidente de London Supply, Francisco Heredia, manifestó a LOZN que se está a la espera de la modificación de la Ley de Zonas Francas, porque el régimen es muy restrictivo. Heredia explicó que la Ley N° 24.331 del año 1994 limita a los usuarios.

“Cualquier cosa que se fabrique en la Zona Franca no podrá ser introducida en el Territorio Aduanero Argentino, ni siquiera pagando todos los impuestos como si viniera de otro país. Eso limita mucho a la empresa, ya que, con dos zonas de producción, debe instalarse tanto dentro como fuera de la Zona Franca”, explicó.

Si bien marcó que hasta el momento no han recibido propuestas de usuarios para instalarse en la Zona Franca de Caleta Olivia, Heredia opinó que la misma tiene un gran potencial por su ubicación cercana al Puerto Caleta Paula y la posibilidad de desarrollar las industrias pesquera y petrolera.

Por último, lamentó que el proyecto esté demorado desde el año 2016, cuando se terminó la obra de infraestructura. Se cumplieron prácticamente dos años de una inversión de más de US$ 20 millones, entre el concesionario y los usuarios (al menos en el caso de Río Gallegos), y la habilitación continúa dilatándose. “En Río Gallegos estamos estudiando los alcances de la habilitación con funcionarios y profesionales. Es un paso importante, pero no es el último. La Aduana debe establecer la normativa de operaciones”, cerró.

Fuente: LA OPINIÓN AUSTRAL

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257