Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Jueves, 21 de Marzo de 2019

Eduardo Fidanza: Macri necesita que haya pocos opositores

ROBERTO BATTAGLINO

El consultor sostiene que recién en marzo comenzarán a despejarse algunas incógnitas, pero que la incertidumbre dominará 2019. Destaca a Lavagna como opción ante la polarización.

(06/01/2019) Eduardo Fidanza, consultor y sociólogo, cree que la incertidumbre es lo que mejor define el escenario de este año electoral, que las mediciones de intención de voto tan lejos de la votación presidencial son muy relativas y que Mauricio Macri necesita que haya pocos candidatos opositores y su rival sea Cristina Fernández de Kirchner para tener más chances de lograr la reelección.

El director de Poliarquía considera que recién en marzo habrá un panorama más claro respecto de cómo será la disputa por el poder nacional.

–¿Cómo cree que hemos entrado al año electoral?

–Es un escenario de mucha incertidumbre. Todavía no sabemos cómo se va a conformar la oferta electoral, porque hay estimaciones pero no hay candidatos firmes, más allá del Presidente que anunció que buscará su reelección. Después hay incertidumbre en el plano económico, porque conviven dos visiones: la más optimista, que dice que vamos a tener una recuperación a partir de marzo o abril; y la más pesimista, que sostiene que habrá poca recuperación de la actividad en todo el año. También tenemos incertidumbre en la Justicia, en especial en la megacausa de los cuadernos que no sabemos cómo va a evolucionar.

PUBLICIDAD

–Después de un año tan particular como en 2018, cuando el Gobierno arrancó con la ratificación de la elección de 2017, estuvo al borde del abismo por el colapso financiero y lo terminó con algún grado de expectativa de continuidad en el poder. ¿Cómo incidirán esos vaivenes en este 2019?

–Uno de los aspectos del año que pasó es que a pesar de la magnitud de la crisis, el Gobierno conserva un tercio o un cuarto del electorado que le es fiel y es lo que le permite mantener un relativo optimismo. Pero esto depende no sólo de una incipiente recuperación de la economía sino de la configuración del escenario electoral. Ya sabemos que lo que más le conviene al Gobierno es un escenario polarizado con Macri compitiendo contra Cristina pero si aparecen otros candidatos es probable que se le complique al oficialismo. Cambiemos no puede perder votos de ese tercio que tiene y la expresidenta también enfrenta un panorama complicado, porque si bien tiene otro tercio de apoyo, genera mucho rechazo. Hay que ver cómo se darán el resto de las candidaturas. Si se forma un frente de centroizquierda. También comenzó a hablarse estos días de la candidatura de Roberto Lavagna.

–Lavagna aparecería como una figura que pueda aglutinar votos en el espacio del llamado peronismo federal, que tiene a muchas figuras pero ninguna competitiva en términos electorales.

–Lavagna, con muy baja exposición pública, se mantiene como una figura muy valorada en la ciudadanía. Por eso creo que hay espacio para una tercera opción porque lo que observamos en las encuestas es que frente a la polarización tiene ciertas dudas. Macri y Cristina son las figuras más fuertes pero hay espacio para otras opciones.

–¿Qué le conviene a Cambiemos para las primarias respecto a la oferta de la oposición?

PUBLICIDAD

–Me parece que lo que más le conviene es que la oposición dirima su candidato en las primarias en el mismo espacio. Hoy, mientras más candidatos haya, menos posibilidades para el oficialismo; cuántos menos candidatos haya, crecen las chances para Cambiemos.

–¿Y qué capacidad le asigna al Gobierno para incidir en el escenario opositor?

–La capacidad del que está en el Gobierno tiene una ventaja de organización, de influencia en la agenda, entre otras cosas que son importantes. La ventaja que tiene Cambiemos es que cuenta con los equipos de campaña más modernos y con comunicación más exitosa. Lo que hay que tener en cuenta es que las estimaciones que hoy se puedan hacer en intención de voto son abstractas. Hay que medir intención de voto en el contexto de la proximidad de una elección.

PUBLICIDAD

–¿Por dónde cree que pasarán los ejes discursivos de la próxima campaña presidencial?

–Claramente la oposición va a centrar su discurso en la situación económica, con una crítica severa y profunda a la política económica. El oficialismo va a buscar destacar otros aspectos, como por ejemplo de lo que considera que son avances en temas de narcotráfico y seguridad, por eso el alto protagonismo que tendrá la ministra Patricia Bullrich.

–Si se impone más la agenda económica, ¿qué comparación cree usted que tendrá más peso: la de situación al momento de la elección comparada con el inicio de la gestión Macri o con los últimos meses?

–Cuando uno analiza las razones del voto que llevaron a Macri a la presidencia en 2015 y lo revalidaron en 2017, los argentinos lo hicieron más por razones políticas que económicas. Hablamos de confianza en el dirigente, expectativas positivas hacia el futuro y rechazo a la figura de Cristina. El Gobierno necesita una recuperación pero no va a ser suficiente si el peso central del voto es la razón económica. Ahora, si no hay recuperación le va a ser muy difícil la reelección.

–¿Qué le conviene más a Cambiemos, que Vidal adelante la elección o la pegue con la presidencial?

–No está claro todavía y por eso esa decisión por ahora no se va a tomar. Desde febrero, con las primarias en La Pampa, hay una larga lista de elecciones anticipadas que van ir creando un clima, aunque se vote distinto en las elecciones provinciales de las nacionales. Pero son hipótesis dentro de un panorama incierto. Hay que esperar. El Gobierno tuvo una leve recuperación en las últimas semanas y habrá que ver si se mantiene o no eso en marzo. Por eso la decisión no se va a tomar ahora.

–O sea, parafraseando al revés a Álvaro Alsogaray, “hay que pasar el verano”.

–Diciembre suele ser un mes conflictivo y se lo pasó tranquilo. Enero y febrero suelen ser meses donde la gente se relaja, por eso hay que esperar cómo se comportan los humores sociales en marzo.

“El mejor posicionado de Cambiemos es Negri”

–A menos de cuatro meses de la elección provincial, ¿cuál es el escenario que ve para Córdoba a partir de las mediciones de su consultora?
–En Córdoba, vemos a Juan Schiaretti y su gestión fortalecidos. La intención de voto la encabeza el gobernador, pero en un contexto con varios datos por tener en cuenta. Porque si uno mide en Córdoba la intención de voto para presidente, Macri le saca unos 20 puntos a Cristina. O sea que sin los valores de 2015, hay un escenario nacional favorable a Cambiemos en Córdoba. O sea que están bien Macri y Schiaretti en términos de imagen en Córdoba. Medimos la interna de Cambiemos a partir de consultados que dicen que podrían participar de esa compulsa y sobresale la figura de Mario Negri, con un piso y un techo electoral más elevado que Ramón Mestre, Héctor Baldassi o Luis Juez.

–¿Y cree que la oposición tiene chances en la elección provincial si logra saldar esas diferencias internas?
–Depende de dos cosas. De la calidad del candidato que surja y de la evaluación del Gobierno nacional. Así como los dirigentes de Cambiemos se beneficiaron cuando la gestión nacional estaba en alza, se perjudican ahora que está en baja. Habrá que ver cómo se resuelve la fórmula. En nuestra medición, el binomio mejor posicionado de Cambiemos es Negri-Baldassi. No sabemos si Cambiemos le puede ganar a Schiaretti, pero el que mejor posicionado está es Negri.

Fuente: La Voz del Interior

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257