Poder Local

Noticias Municipales para un nuevo País

Miércoles, 16 de Enero de 2019

Neuquén. Las 5 ordenanzas que este año rompieron el molde

Ana Laura Calducci calduccia@lmneuquen.com.ar

No sólo sobre tarifas e impuestos discuten los concejales de la ciudad.

(Neuquén. - 17/12/2018) Además de las discusiones recurrentes sobre tarifas e impuestos, los concejales se hicieron tiempo para dejar volar su creatividad y encontrar algún remedio original a los problemas más elementales que enfrentan los vecinos. Este año, votaron al menos cinco ordenanzas curiosas, que abordan temas poco convencionales con soluciones más singulares aún.

Una de las normas peculiares de 2018 obliga a la Municipalidad a plantar diez plátanos por cada ejemplar añejo de esa especie que se arranque. Se trata de una especie de “compensación ambiental”.

Otra ordenanza apunta a que nadie use vajilla descartable en los balnearios y una tercera norma municipal establece un permiso especial para autos y motos antiguos o que le hayan pertenecido a un personaje famoso.

Además, hay una ordenanza que crea una biblioteca digital “científica, literaria y artística”, sin estantes ni libros. Y en la lista de normas abordada en esta nota, hay una quinta que prohíbe los anuncios publicitarios que invadan la calle, así sean visuales o sonoros, fijos o móviles, lo que puede jugarles una mala pasada a los vendedores ambulantes.

Plantar 10 plátanos cuando se arranca uno, una biblioteca virtual, la prohibición de descartables en el río y de anuncios en las veredas están en la lista.

La más llamativa de las ordenanzas se aprobó en la última sesión del año y modifica una vieja norma que protege a los plátanos del centro. Como está prohibido dañarlos o removerlos, cada tanto, los concejales deben votar excepciones porque los más viejos se convierten en un peligro para los vecinos. Este año, se autorizaron cinco extracciones de ejemplares de hasta 12 metros que podían caer encima de alguien.

La nueva ordenanza agiliza la extracción de los plátanos, sin tanto papeleo cuando hay peligro, pero suma nuevas obligaciones para el Municipio. Por cada árbol que quiten, hay que plantar 10 iguales en una plaza o parque. Además, se deben colocar placas conmemorativas del plátano, con la fecha en que se lo arrancó y datos sobre quién lo plantó.

Otra ordenanza peculiar busca eliminar gradualmente el uso de vasos, cubiertos y platos de plástico en los balnearios. A partir del próximo verano, los agentes municipales tomarán medidas para disuadir a los vecinos de comer con vajilla descartable. Los vendedores de comida casera tendrán que ingeniárselas para ofrecer sus productos en recipientes amigables con el ambiente.

18 integrantes tiene el concejo deliberante de la ciudad

Este año, el cuerpo logró filtrar temas no tan amigables para la política entre los más calientes que les dan relevancia mediática a los concejales que se involucran, como la ocupación de tierras fiscales por parte de barrios privados, los contratos de CALF y el EPAS o la carísima tarifa de los colectivos que comunican a las distintas zonas de la ciudad.

Otra de las normas curiosas crea un registro especial de autos, motos y hasta “tractores y microcoches” de más de 30 años de antigüedad o que tengan valor histórico porque pertenecieron a un personaje destacado o estuvieron involucrados en un episodio memorable. Esos vehículos tendrán un permiso especial de circulación y patentes con un diseño distintivo.

Además, el Concejo ordenó crear una biblioteca digital municipal para “romper las barreras” de difusión de los creativos locales. La idea es subir contenido científico y artístico a una página web de acceso gratuito, con el permiso del autor y tratando de no vulnerar sus derechos sobre la obra.

La quinta ordenanza fuera de serie prohíbe cualquier anuncio publicitario saliente sobre la calzada de las calles “de carácter visual, sonoro, fijo, móvil, terrestre y aéreo”. El objetivo es que no obstruyan la vista de semáforos y señales urbanas. Por la redacción de la norma, la restricción abarca a los carteles en mano de los vendedores de esquina y hasta los pasacalles con declaraciones amorosas.

La plaza Abuela Nena del barrio Hibepa

Entre las ordenanzas que se sancionaron este año para nombrar nuevas calles y espacios verdes, se destaca la que permitió el bautismo como Abuela Nena de una de las plazas del barrio Hibepa. Los vecinos eligieron el nombre en honor a una vecina que cuidó del lugar cuando nadie lo hacía pensando en los beneficios que traía a todos los pobladores del barrio. La plaza Abuela Nena es un terreno triangular entre las calles 1 de Enero y 22 de Febrero, en el extremo noroeste de la ciudad. En el lugar, la dureza del suelo atenta contra los espacios verdes. El singular nombre que le pusieron los vecinos se debe a que así llamaban en el barrio a Rosa Elvira Ovalle Albornoz, una mujer que convirtió ese lote arenoso en un rincón arbolado y lo cuidó hasta que falleció, en 2012. La obra de la abuela Nena trascendió por mucho su paso por la tierra. Sin ella, todos la recuerdan.

Fuente: La Mañana de Neuquén.

Volver

 


Subsecretaría de Asuntos Municipales - IFAM
UIM
flacma
FEMP

poderlocal.net
noticias municpales para un nuevo país
++54 11 5038.3257